Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

lunes, 28 de marzo de 2016

La innovación no pide perdón ni permiso

A Sean Parker, el disruptor de la industria musical con Napster y mentor de Mark Zuckerberg, se le apagó el fuego inquisidor. La edad, el matrimonio y los millones finalmente lo ablandaron y en su última iniciativa, se muestra cauto y buscando quedar bien con todas las partes involucradas, lo que es una receta para el desastre. Con Screening Room, su nueva compañía, busca cambiar la forma en que se distribuyen las películas y la estructura de las salas de exhibición. Con buen tino ha incorporado a varios directores en su Consejo de Administración, y se ha mostrado cortés y amable con la industria. ¿Pero por qué su iniciativa ha sido recibida con total indiferencia? 

lunes, 21 de marzo de 2016

Anonymous contra Donald Trump y los zombies del más acá

Una noticia buena y una mala. La buena: ¡Por fin se terminó el pasmo del mundo de la tecnología ante el uso indiscriminado de Twitter que hace Donald Trump y ya se planea una respuesta organizada!. La mala: la respuesta está organizada por Anonymous, el miembro más disfuncional de la familia tecnológica. ¿Lo mejor que tenemos es atacar un discurso misógino, racista y xenófobo con vigilantes auto proclamados como defensores de lo políticamente correcto?



lunes, 14 de marzo de 2016

El dilema del imitador - Casos prácticos

Nadie niega que las buenas ideas de negocio son un bien escaso y muy apreciado. Sin embargo de manera confusa, en una época que venera la innovación, los agentes económicos le tienen pavor a las novedades. En el mundo de los negocios, todavía se piensa que se puede predecir el futuro extrapolando el pasado, y con este criterio muchas innovaciones ven la luz del día con un retraso considerable. En un ambiente que fomenta el miedo a las nuevas ideas, la imitación se ha convertido en una práctica común. A final de cuentas, si se premia lo conocido, ¿qué mejor que adaptar lo que ya está probado? Sin embargo, el aparentemente fácil camino de la imitación, es en realidad una pendiente a un oscuro abismo de disminución de ingresos y disolución. 

lunes, 7 de marzo de 2016

Trump, mentiras, medias verdades y Twitter

Una elección presidencial norteamericana difícilmente es un asunto exclusivo de los ciudadanos de ese país. A final de cuentas el autodenominado "líder del mundo libre" es el hombre más poderoso del mundo y sus acciones y omisiones pueden tener consecuencias perdurables en la vida de millones. La participación de Donald Trump, zafio millonario, le había dado, con sus disparates y anacronismos, cierto colorido surrealista al evento 

Pero lo que empezó como una gracejada, se está convirtiendo en una tendencia preocupante. Un astuto uso de la tecnología digital, al mismo tiempo que es vituperada, ha sido una herramienta útil para una campaña en ascenso. El vulgar candidato se ha convertido en un peligroso emisario del pasado, y al mismo tiempo que muestra una ignorancia supina sobre la tecnología digital y su impacto en el mundo moderno, está utilizando esta plataforma para amplificar y divulgar su tóxico y racista mensaje. Parafraseando, Donald Trump y Twitter es como haberle dado una ametralladora a un chimpancé.