Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

martes, 26 de diciembre de 2017

Fin de 2017: Retrospectiva del último año de lo anterior y primero de lo que viene

Termina 2017 y las inevitables remembranzas, esta incluida, hablan de un año difícil, con palabras como dicotomía y bipolar, a la orden del día. No faltan, los eternos optimistas que dicen que a pesar de los malos augurios asociados a la llegada al poder del zafio Donald Trump, el mundo no se hundió. Sin embargo, hay eventos, que son más que detalles imperceptibles, que mandan una clara señal que el orden global que conocíamos está dando lugar a una nueva estructura, que no muestra, por el momento, un buen talante. 

Dice un viejo cliché que la mejor forma de hervir a una rana viva es colocarla en un recipiente con agua fría e ir aumentando la temperatura de manera gradual, de tal forma que el batracio no solo no evita su muerte, sino que se va poniendo cómodo sin necesidad de una intervención externa. Bienvenidos al 2018 y veamos como se ha ido calentando nuestro estanque.




miércoles, 22 de noviembre de 2017

Penoso ocaso de las redes sociales

El respetado semanario The Economist, que se puede identificar como el oráculo del liberalismo económico, y que es una fuente de información confiable para una audiencia que va de los que están en el uno por ciento del uno por ciento de la pirámide económica hasta aquellos que están interesados en la política y los negocios, pasando por los wanna be que se sueñan en entre los primeros  y a algunos vociferantes con boina roja en busca de motivos de indignación, emitió un veredicto implacable: las redes sociales son una amenaza para la democracia. 

Los talentosos escritores de este seminario revisan el ocaso de las redes sociales, en un artículo con un título demoledor: "Como el mundo fue troleado".  Y hace un recorrido de cómo las Redes Sociales pasaron de ser una promesa en la Revolución Naranja de Ucrania ( of all places, por cierto) y en la Primavera Árabe para convertirse en aparentes instrumentos del crimen en el ascenso del zafio Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos. ¿A qué conclusión llegan? Una no muy alentadora: tenemos enfrente un camino que nos lleva a una distopía con malas alternativas que van de una opresiva regulación y censura gubernamental al estilo de China a un pandemónium entre Campo Krusty y Mad Max. ¿Por cuál apuestan?




domingo, 22 de octubre de 2017

Facebook, Twitter y Google: Al banquillo de los acusados



¿Alguien no está de acuerdo en declarar a 2017 como un annus horribilis? ¿Qué se puede platicar de este año? La respuesta incluye huracanes, inundaciones, terremotos, incendios forestales y una vez más preocuparnos de la posibilidad de una guerra nuclear. Ya quiero olvidar.

El año empezó con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y desde entonces todo ha sido cuesta abajo. No solo hay que preocuparse de los desastres naturales sino que estamos presenciando el resurgimiento de ideas que se pensaban debidamente archivadas en el basurero de la historia, tales como proteccionismo, xenofobia, racismo y el desprecio total a la razón. Y este fenómeno es contagioso, ya que se está presentando en diferentes latitudes.

El orden liberal surgido después de la Segunda Guerra Mundial, y descendiente en línea directa de la Ilustración, se está desmoronando. Y este derrumbe está arrasando también con la tecno-utopía de un mundo conectado y descentralizado, asociado a las comunicaciones digitales e Internet.

Pero lo peor de 2017 es la creciente evidencia que si el mundo parece una distopía que excede las obras de Huxley, Dick, Ballard y Orwell, la tecnología digital las redes sociales, como Facebook y Twitter, y las plataformas como Google  son presuntos responsables, pasen pues al banquillo de los acusados

miércoles, 19 de julio de 2017

Sexto aniversario: Con Trump, Pikachu y otros batracios el mundo está al revés, ¿quieren que se los cuente otra vez?

Bienvenidos a la edición conmemorativa del sexto aniversario del blog. Aunque parte de la esencia de este blog es que no hay mucho tiempo que perder en la nostalgia, fue inevitable hacer una retrospectiva de lo aquí escrito en los últimos años. Y lo escrito en los primeros años parece hoy en día como un despacho desde otra dimensión, el ascenso de los teléfonos inteligentes, las redes sociales y un supuesto mundo abierto y conectado. Pero revisando lo escrito en los últimos años cabe preguntar ¿en dónde se perdió el optimismo? Hoy se habla de fake news, cíber-terrorismo y como las redes sociales han amplificado lo peor del género humano. El mundo está al revés, pero yo sigo aquí, ¿quieren que se los cuente otra vez?


jueves, 22 de junio de 2017

Internet 2017: un mundo entre Mad Max y Blade Runner

Con el verano llega una vez más el reporte anual sobre el estado de Internet, con el que Mary Meeker, socia de la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins, manda un mensaje claro sobre el futuro del mundo de la tecnología. Sobra decir que es un evento largamente esperado y es un punto de partida importante para cualquier analista medianamente serio, para los inversionistas de cualquier calibre y para aquellos que quieren tener una buena discusión en un bar. El reporte de 2016 marcó el fin de la era del "crecimiento fácil de Internet", hecho que es confirmado en la nueva edición al tiempo que muestra que hay nuevas tendencias en el mercado, y sí: lo tiempos están cambiando. Internet en la era de Trump: un mundo de ira, confusión ubicado entre Mad Max y Blade Runner.

lunes, 1 de mayo de 2017

Caso United: La culpa es de los contadores

Termina, con un arreglo extra judicial, el extraño e indignante caso de United Airlines, quienes quedaron expuestos globalmente, cuando la aplicación irracional de sus políticas, terminó con un pasajero con necesidad de hospitalización y un daño incalculable a su reputación y marca. Vía las redes sociales y la omnipresencia de las cámaras en los teléfonos móviles, el hecho se convirtió en un fenómeno viral, y mostró una opinión pública furiosa con las compañías de aviación comercial. La indolencia inicial de los altos directivos mostró una industria que desprecia a sus clientes al tiempo que la burocracia reguladora tardó en despertar y entender que ocurrió.

Tenemos un cuadro bizarro, con una industria odiada por sus clientes, que son despreciados por los directivos y trabajadores de esta, en un ambiente regulatorio que roba aliento e inspiración a todos los que se relacionan con él. Y aunque parezca difícil de creer, los verdaderos responsables actúan a la sombra, con total impunidad. Así es, los verdaderos responsables del desastre de la aviación comercial son los contadores de las empresas integrantes de esta industria.

  
martes, 11 de abril de 2017

Uber: Límites de una start up alfa

Uber es la start up más valiosa en este momento, valuada en aproximadamente setenta millardos de dólares y por tanto es la envidia de muchos emprendedores y el villano favorito de los reguladores y los timoratos. Detrás del éxito de Uber, además de una buena idea, se encuentra una cultura empresarial agresiva, que no reconoce límites y está dispuesta a realizar cualquier acción que permita cumplir con sus objetivos. 


Este comportamiento le ha permitido a Uber, ser una historia de éxito con tintes de leyenda en desarrollo. Sin embargo, una serie de eventos desafortunados en un medio de un cambio de las percepciones sociales y culturales han puesto a la empresa en el ojo del huracán. Hay nerviosismo entre los inversionistas, deserción de ejecutivos clave, pérdida de clientes y una creciente inquietud sobre la conveniencia de mantener a su fundador Travis Kalanick al frente de la compañía. Todo esto trae una serie de cuestionamientos: ¿en qué momento una cultura agresiva se convierte en una cultura depredadora? ¿qué riesgos hay para los inversionistas y colaboradores en una empresa con tendencias depredadoras? ¿cuál es la diferencia entre agresividad y depredación? ¿se puede cambiar el mundo con una cultura descafeinada de comedores de flores?
domingo, 26 de marzo de 2017

Memes, troles y redes sociales: como podemos perder el Oeste

Estamos viviendo días extraños y en el ambiente se percibe nostalgia por un pasado inmediato y más sencillo, que no va más allá de seis meses. También flota en el ambiente un deseo de utilizar un ficticio control remoto y presionar fast-forward  para avanzar rápidamente a un futuro, que puede sonar incierto pero por lo menos todavía da la esperanza de no ser parecido al presente. Mientras preparo estas líneas las noticias no pueden ser más adversas en todas las latitudes. En lo personal, uno de los factores que más influyen en el desánimo es ver como un mundo más conectado y comunicado ha creado burbujas y cámaras de aislamiento, que no solo han creado, gran paradoja, menor comunicación, sino que han servido para darle nueva vigencia a las malas ideas del pasado. Así es, las redes sociales e Internet han servido como mecanismos de difusión acelerada de lo peor, al servicio de elementos deplorables de nuestra sociedad.

domingo, 5 de marzo de 2017

Globalización disfuncional, ¿qué tienen en común Facebook, Uber, Boeing y Donald Trump?

¿Es usted partidario de la globalización y la libertad de comercio? Ya existe un término despectivo para referirse a nosotros: "globalista". Este término, acuñado por Steve Bannon, la conciencia negra de Donald Trump, se refiere en general a una élite internacional, sin raíces, que conspira ( sin reírse por favor) en contra de la clase trabajadora de sus respectivos países. Y si este grupo, también conocido como el "Partido de Davos", en realidad existe, no está atravesando por buenos tiempos, ya que en diversas latitudes soplan vientos que buscan revertir las tendencias de apertura de las últimas décadas  y parece que un mundo de bloques cerrados, fronteras estrechas y proteccionismo está a la vuelta de la esquina. 

En este ambiente se producen imágenes, que al ser aparentemente contradictorias, simplemente nos muestran las caras de una realidad extremadamente compleja que rechaza el simplismo. Por un lado Mark Zuckerberg escribe un encendido manifiesto en defensa de la apertura mundial y en contra del aislacionismo. Por otro lado Uber, el villano favorito de los globalifóbicos y los burócratas, vive una crisis de identidad y han trascendido a la opinión pública varios sucesos que muestran una compañía viviendo en los límites de la ética y la legalidad. Mientras esto ocurre, la maquinaria de la globalización sigue funcionando, temiendo el momento de un golpe de un martillo.



jueves, 9 de febrero de 2017

Donald Trump: La última tentación de Silicon Valley

El arranque de la administración de (@realDonaldTrump) Donald Trump ha sido, por usar terminología muy cercana a su corazón, una auténtica blitzkrieg. Más de dieciocho órdenes ejecutivas en 14 días, han creado caos internacional y enviado un ominoso mensaje sobre el futuro, con un emperador emitiendo edictos a diestra y siniestra. Estamos entrando a una época de xenofobia, discriminación, creación de bloques internacionales y de proteccionismo y no hay que engañarnos. Hace algunos días alguien me dijo, muy atinadamente, que la expresión más peligrosa de nuestros días es "no creo que haga....".

Y lo peor es que  todos somos testigos silenciosos y sorprendidos que vamos de una sorpresa a otra. Las grandes compañías tecnológicas, que necesitan de un mundo abierto par existir y prosperar, habían guardado un incómodo silencio, esperando grandes contratos y amnistía fiscal, que cada vez se siente más frágil pero ya se empiezan a escuchar algunas voces que marcan oposición. ¿Cual es el rol de los ciudadanos corporativos cuando se está iniciando un viaje hacia la autocracia?


miércoles, 18 de enero de 2017

Un suspiro inútil por regresar a 1953

¿1953 fue un buen año? Todo parece indicar que sí, ya que estamos viviendo una tendencia mundial de regresar a esa época. En el Reino Unido una parte de su población ha elegido saltar hacia el pasado y regresar a una era idílica y bucólica, que pasa por  aislarse del mundo. 

Por otro lado Donald Trump está en búsqueda de una época industrial perdida  y está abandonando el rol de potencia dominante en pos de un aislacionismo absurdo. Todo esto pasa  mientras en los sótanos del Kremlin, Vladimir no puede contener las carcajadas, mientras acaricia un gato blanco y toma vodka frío con sorbos cortos. 

El celestial camarada Xi Jinping tiene una sonrisa socarrona y siente que su la meta de ser la mayor potencia mundial está muy cerca. Pero la realidad es terca y la transformación de la estructura económica continua su paso arrollador y transformador, creando situaciones inéditas. Una vez más, bienvenidos al fin del orden mundial.