Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 5 de julio de 2015

Innovar por segunda vez, es lo difícil

Las empresas nuevas más innovadoras se organizan con estructuras antiguas ya superadas. Esta decisión, aparentemente automática, tiene influencia en el futuro. Ya que aunque parezca sorprendente la estructura de las corporaciones es descendiente directa del sistema de monasterios europeos, en los que un grupo entrega voluntariamente su individualidad a una autoridad superior para trabajar por una causa común. Con el paso del tiempo esta estructura crea mecanismos de defensa que son un obstáculo para que la empresa continúe innovando y transformándose.




Preludio: Monasterios Corporativos

Los monasterios son lugares de refugio para un grupo de personas que comparten una misión y una creencia común, que buscan extender y proteger de los no creyentes y herejes. Para proteger esta creencia común, los habitantes de los monasterios se aislan y entregan su individualidad a una autoridad superior, responsable del bien común.

Y aparentemente hay recompensas por esta sumisión: orden, estabilidad, algún tipo de confort material y hasta con algo de suerte, la salvación eterna. Esta forma de organización ha demostrado ser muy resistente al paso del tiempo. Pero, ¿no les parece que esta descripción podría aplicarse a una startup?

Un grupo de entusiastas trabaja para materializar una idea, muchas veces en contra del mundo y las ideas establecidas. Es muy frecuente que en esta estructura surja un líder carismático alrededor de la cual se organizan los "fieles".

Si la nueva empresa es exitosa, a su alrededor ya se creo una estructura jerárquica en la que los "fieles originales" reciben una recompensa por ser pioneros. Y aquí las cosas empiezan a cambiar ya que la primera tarea en la empresa es la supervivencia de la nueva estructura organizacional y para esto hay que protegerla de ideas externas.

La estructura organizacional se ha convertido en una cultura empresarial, con sus mitos, leyendas, usos y costumbres. Esta cultura busca fortalecerse y se hace alérgica a los agentes externos. De forma gradual, esa organización va perdiendo sus ímpetus innovadores y con el tiempo se hacen conservadores.

El aislamiento y las barreras terminan protegiendo en contra de las nuevas ideas.

Primer Acto Cuidado con los guardianes de la fe

"Las culturas corporativas cuidadosamente cultivadas terminan actuando como anticuerpos institucionales, protegiendo a la figura corporativa de cualquier tipo de oportunidad que difiera de las creencias oficiales. Así que hasta esas culturas que supuestamente funcionan como meritocracias y "promueven desde las filas", las personas que avanzan van a ser aquellas que han aprendido mejor las reglas del juego. Es lo mismo que poner un signo en la puerta que diga "No hay lugar para los que piensan diferente "

Tomado de "The deviant's advantage" de Ryan Mathews y Watts Wacker


Comité de Innovación de un corporativo de cuyo nombre no quiero acordarme

Parece difícil de creer, pero hay un momento en la historia en que empresas que fueron innovadoras entran en algo que podemos llamar "modo de contención cultural", en la que las ideas diferentes son filtradas de forma tajante y sobran los ejemplos:
  • La muy innovadora Hewlett-Packard de los años setenta, no supo que hacer con la propuesta de una computadora personal creada en sus ratos libres por uno de sus ingenieros llamado Stephen Wozniak. El rechazado Wozniak unió su talento con el de uno de sus vecinos llamado Steve Jobs y creo que no tengo que platicar más.
  • En Microsoft la evaluación de nuevas productos siempre empezaba con la pregunta: ¿cómo se integra con Windows? De esta forma se desperdiciaron diseños de tabletas y teléfonos inteligentes.
  • El caso más dramático es del Xerox Palo Alto Research Center, ya que en este lugar se crearon los interfaces gráficos, los dispositivos tipo mouse, el protocolo de comunicaciones Ethernet, el procesador de texto, la impresión láser y el correo electrónico. El corporativo que pagó todos estos desarrollos estaba muy ocupado en vender máquinas de fotocopiado y no pudo obtener beneficios económicos de ninguno de estos inventos, tan alejados de su línea de negocios tradicional.

La lista de ejemplos puede extenderse y ante su posible extensión solo cabe una pregunta: ¿es posible que una empresa en expansión mantenga su espíritu innovador? Si escuchamos los discursos oficiales y los mensajes optimistas evidentemente todas las empresas están a favor de la innovación y la transformación de sus mercados. Lástima que la realidad difiera de esta visión optimista. 

Algunas preguntas incómoda para diagnosticar el "modo de contención cultural":
  1. ¿Existe un Comité de Innovación?
  2. ¿La Revolución será televisada?
  3. ¿Existe una mentalidad de "no se fabricó aquí"?
  4. ¿Hay predilección por los egresados de una Universidad en particular?
  5. ¿Se favorece a los especialistas o a los generalistas?

Segundo Acto Liberar la mente, individual y corporativa, es el reto

"La visión del conformista del mundo es estática: hay leyes inmutables que definen un mundo justo, en donde las cosas están bien o mal. Hacer lo que es correcto implica una recompensa, en esta vida o en la próxima. Hacer o decir las cosas incorrectas, implica un castigo o incluso rechazo por el grupo.

La autoridad para definir lo que es correcto e incorrecto está vinculado a un papel; por ejemplo el manto sacerdotal, implica que quien lo lleva tiene  la autoridad"

Tomado de "Reinventing Organizations" de Frederic Laloux


Las peores barreras son las mentales

¿Es posible mantener la energía para la innovación de forma permanente? La respuesta a primera vista parece ser negativa, ya que al parecer el tope es la naturaleza humana.

Todavía predomina una mentalidad que se puede llamar "Newtoniana": 

  • Se entienden claramente la causa y el efecto (nada de mariposas agitando las alas).
  • El paso del tiempo es lineal y se puede predecir el futuro
  • Se busca estabilidad y predictibilidad.
  • La creación de estructuras de control y burocracias es un precio menor para garantizar lo anterior.

Pero en realidad el mundo se parece más a una interpretación cuántica, en que hay múltiples estados de forma simultánea y el gato de Schrödinger se confunde con el gato Cheshire. Bajo este entorno las estructuras de "comando" y "control" ya no entregan beneficios, como estabilidad y linealidad, y se convierten en una pesada carga que inhibe las acciones adecuadas.

Justamente se puede pensar en empresas que nacen con una energía creadora y una ilimitada capacidad de movimiento y reacción, que a medida que crecen se imponen límites y restricciones de forma artificial. En la fricción de las estructuras corporativas, se disipa la energía creadora.

Pero esto en realidad son las mejores noticias para los emprendedores, ya que el futuro no está escrito y los gigantes empresariales en realidad tienen pies de barro. Esto se llama oportunidad de mercado.

Negotiis Diveros

El final de trabajo será traumático

Va a ser muy doloroso

He comentado en fecha reciente sobre la transformación que está sufriendo el empleo convencional por los efectos de la automatización  y las tecnologías digitales y de comunicaciones electrónicas. Este hecho ya se está convirtiendo en una tendencia que está ocupando la atención de la prensa masiva:
  • La prestigiada revista Atlantic Monthly incluye en su edición del mes de julio un largo ensayo sobre "el fin del trabajo" y las consecuencias que tiene. En primer lugar va a implicar un cambio del modelo mental con el que estamos educados y nos pide estar ocupados todo el tiempo. 
  • También habla sobre un posible retorno de los artesanos, ya que en una sociedad altamente automatizada, los artículos personalizados van a ser un símbolo de estatus, para los pocos que los puedan pagar.
  • Y justamente la transición a un mundo con menos empleos está siendo traumática para las generaciones que crecieron con este modelo de empleo permanente. El Financial Times dedica un artículo a este tema, para analizar el impacto que tiene en especial en generaciones que están siendo obligadas a aplazar su retiro.
  • Finalmente en una nota que ojalá fuera una historia de mala ciencia ficción, en una fábrica alemana, un error en la operación de un robot ocasionó que uno de los operadores fuera atrapado por el brazo mecánico y aplastado contra una superficie metálica. Terrible hasta escribirlo.

Otra semana difícil para Uber

No nos odien por ser bonitos

Uber sigue en el ojo del huracán a nivel global y se encuentra en constante polémica en diferentes latitudes:

  • Después de los disturbios en Francia y el arresto de dos de sus ejecutivos, la compañía decidió suspender su servicio UberPop en este país.
  • Por su parte en Brasil se confirma que los mensajes sobre apertura económica son nada más buenos deseos y que en realidad lo que existe es un entramado legal y burocrático. La ciudad de Sao Paolo, la más grande de América del Sur, está en los últimos pasos para prohibir la operación de la compañía en ese lugar.
  • Durante la semana empezó a circular por Internet supuesta información financiera de Uber que decía que la compañía estaba perdiendo dinero. Pronto se supo que era información falsa, pero el daño mediático ya estaba hecho. Muchos titulares de prensa hablaron sobre los problemas económicos de la compañía.
  • Y el único evento favorable para la compañía es el hecho que terminaron sus problemas legales para operar en la ciudad de Toronto. ¿Será casualidad que Uber puede operar en los lugares con un claro estado de derecho y alto desarrollo tecnológico?


Créditos Fotográficos




photo credit: IMG_3807 via photopin (license)



0 comments:

Publicar un comentario