Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 15 de junio de 2014

Nace el T.U.C.U. : Todos Unidos Contra Uber




Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.


Preludio 


¿Existen leyes para justificar el mal servicio?

En la víspera de la protesta masiva en contra de la presencia de la compañía Uber en Londres, el periódico británico The Independent, más a tono con los políticamente inmaculados que con el capitalismo salvaje, decidió hacer una comparación entre servicios.

La autora del artículo tomo un Uber para hacer un recorrido entre oficinas del diario. En el viaje de ida utilizó Uber y en el viaje de regreso utilizó uno de esos venerables autos negros. ¿Cuál fue el resultado?

En el viaje de ida se esperó la llegada del servicio Uber por 6 minutos y se invirtieron 10 libras en un viaje de 10 minutos.

En el viaje de regreso en un taxi "convencional" se necesitó esperar por 10 minutos, para hacer el viaje de regreso en 20 minutos a un precio de 16 libras. ¿Se necesitan más comentarios? 

¿Alguien simpatiza con los servicios de taxi convencionales?

En una anécdota personal después de un curioso episodio que implicó "perder" un automóvil rentado en la ciudad de Oakland, fue necesario tomar un taxi desde San Francisco para recuperar lo extraviado. Se invirtieron más de 30 minutos en encontrar un conductor dispuesto a cruzar el puente.

En fecha muy reciente conseguí un servicio de Uber para trasladarme de la zona de Fisherman's Wharf en San Francisco a la sede del SF Jazz Society, durante una tarde con una lluvia torrencial. Tuve que aceptar un sobreprecio del 200% pero conseguí un automóvil en menos de un minuto y llegué rápidamente y muy seco a mi destino.

Acto único ¿Qué tiene Uber que los trae locos?

Hay un nuevo villano favorito recorriendo, y atemorizando, las principales capitales del mundo y no estamos hablando ni del fantasma de Hugo Chávez ni de los miembros de Goldman Sachs vendiendo boletos para su fondo de defensa legal. 

El nuevo villano ideal es, insospechadamente,  Uber la empresa que sirve para "compartir viajes" y que en los hechos está cambiando la industria de los taxis. El modelo detrás de Uber es simple, pero en la práctica ha demostrado ser muy poderoso. ¿Cómo funciona Uber?

  • La empresa recluta a dueños de automóviles que deseen prestar el servicio,  y quienes se convierten en "afiliados". Hay condiciones mínimas del tipo de automóviles que pueden ser afiliados.
  • Un "afiliado" recibe un teléfono inteligente con la aplicación Uber para conductores. Por medio de esta aplicación se realiza la intermediación entre el solicitante del servicio y el prestador. Esta misma aplicación hace el cálculo del costo del servicio.
  • Como parte de su plataforma Uber proporciona el mecanismo de pago por vía electrónica y en ningún momento hay dinero en efectivo involucrado.
  • Un consumidor, inscrito en Uber, necesita proporcionar su número de tarjeta de crédito e instalar una aplicación en su teléfono inteligente. Esta aplicación ubica la posición geográfica del solicitante, lo cual se comunica a los automóviles cercanos y en poco tiempo se informa el tiempo de llegada del servicio, así como la descripción del vehículo y la fotografía del conductor.
  • En caso de que por alguna razón exista un exceso de demanda, hay un sistema de aumento temporal de precios que busca estimular el aumento de oferta. Ha sido muy criticado, pero realmente resuelve muy bien el problema.
  • Por el uso de la plataforma, Uber cobra el 20% de cada transacción. Como evidencia empírica, con todos los afiliados a Uber con los que he platicado se encuentran muy satisfechos. De hecho, uno en particular con un espíritu muy emprendedor, tiene planes para tener una flotilla afiliada a Uber.
Es una buena idea, no fácil de construir, pero no representa ningún enfoque revolucionario. De hecho hay varios servicios similares, aunque ninguno ha alcanzado la penetración de Uber. He platicado ya en diversas ocasiones la oposición que ha encontrado Uber en las diferentes ciudades en las que ha iniciado operaciones.

Casi sin excepción han tenido algún tipo de conflicto en los principales ciudades en las que se han establecido. Al día de hoy, destinos turísticos de primer nivel, que no de buen gusto, como Las Vegas y Orlando, tienen una expresa prohibición en contra de Uber y servicios similares.

Pero algo pasó la semana pasada que Uber pasó de ser el objetivo de un grupo de burócratas menores a convertirse en un símbolo global de protesta en contra de la desigualdad económica y de la desconexión entre una tecnocracia dorada y el "común de la gente".

Los taxistas autorizados de Londres, que usan esos vehículos negros que parecen una cápsula de tiempo, habían anunciado una protesta masiva en esta ciudad en contra de la presencia de Uber. Pues algo raro hay en el ambiente, porque las protestas se extendieron a las principales capitales europeas: Londres, Roma, París, Berlín, Hamburgo, Milán, Florencia, Madrid, Barcelona y Bruselas. En Madrid incluso hubo la destrucción de un par de vehículos identificados con Uber, los españoles siempre son de armas tomar.

Al tiempo, ya varios funcionarios oportunistas están analizando la creación de nuevas reglas en contra de esta compañía y todo parece indicar que le esperan algunos meses tormentosos a Uber, en el terreno de los juicios y la impugnación de reglamentos absurdos. Algunas reflexiones:

  • ¿Qué tiene Uber que encendió la cólera de ciudadanos comunes de la Comunidad Europea? Bueno las razones oficiales de la protesta suenan muy correctas: los gremios establecidos protestan en porque en su opinión Uber está operando fuera de los reglamentos establecidos.
  • La razón real es que los consumidores están optando por usar los servicios de Uber a costa de los establecidos. Los taxistas europeos están furiosos porque el consumidor prefiere la comodidad de no usar efectivo y prefieren un servicio predecible. De acuerdo a estos gremios, los consumidores debemos soportar silenciosos estar a sus expensas. Mal día amigos.
  • Por cierto las protestas tuvieron un efecto ligeramente opuesto al pensado por los enardecidos ofendidos, ya que la publicidad que le dieron a su competidor es muy valiosa y tan solo en Londres, el número de suscriptores de Uber tuvo un incremento del 850% y no es error de escritura.
  • Podrán patalear lo que gusten, pero los consumidores ya votaron con sus tarjetas de crédito y espero que los gremios establecidos se den cuenta que no pueden regresar el tiempo con una actitud beligerante. Nada impide a un taxista establecido afiliarse a Uber y beneficiarse del sistema electrónico de intermediación con los pasajeros.
  • Por cierto, previo a las protestas se hizo público que Uber alcanzó una valuación de 18 billones de dólares en el mercado de inversionistas de riesgo. Las cifras no son públicas y todavía son manejadas por un círculo selecto de grandes inversionistas, pero algunos datos filtrados son impresionantes. Uber tuvo ingresos en los últimos doce meses de al menos dos billones de dólares. Para poner las cosas en contexto, su nivel de ingresos es similar al que tenía Facebook antes de convertirse en una empresa pública.
  • No es difícil predecir que Uber ya ganó la batalla estratégica y aunque va a tener varios litigios en su futuro, su futuro es brillante. El día de hoy Uber está disponible en 130 ciudades a nivel global.
  • Por cierto, el servicio de taxis en Las Vegas es realmente deplorable. Si esta ciudad fue fundada por el crimen organizado, su espíritu sigue vivo en sus conductores autorizados, quienes abusan del turismo de una forma casi indescriptible. De hecho, la conducta de algunos taxistas avergonzaría a Bugsy Siegel.
  • Más que el futuro de Uber, en lo personal no me gusta que continúa la tendencia de ubicar a las empresas tecnológicas como el villano omnipresente para todos los problemas sociales. Ya en Francia agredieron a un conductor de Uber. ¿Es cuestión de tiempo que la encantadora Marine LePen denuncie a los señoritingos de la tecnocracia global?

Y como hay algunas cosas que no cambian, en San Francisco continúan las protestas en contra de los trabajadores de compañías tecnológicas residentes en la ciudad. En este enlace se muestra un video de una protesta muy reciente en contra de un humilde administrador de producto en Google. Sorprende el lenguaje agresivo utilizado. Para los observadores en el video aparece la activista Erin McElroy, mencionada en este blog. También sorprende que en realidad estamos hablando de una multitud formada por cuatro gatos. Sólo cabe preguntar, ¿qué sigue?.

 Postdata I A la corrupción tradicional tampoco le gustan las innovaciones tecnológicas

En este blog no hay mucho que comentar sobre la Copa Mundial de Fútbol que se está desarrollando en estos momentos en Brasil. Simplemente me llama la atención que una actividad organizada, que es observada por billones de personas en el mundo, se niegue a utilizar los avances de la tecnología digital y permita que decisiones muy importantes sean tomadas por dos personas en fracción de segundos.

Para los organizadores cuestiones como la grabación digital, el análisis de imágenes y múltiples tecnologías no existen. En hechos no relacionados, en su revista dominical de la semana pasada el NY Times dedicó un artículo de fondo a una investigación que muestra que existe una mafia global con capacidad de arreglar el resultado de los partidos de fútbol.

Postadata II Los Sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy es la grabación de 1971 "Music from two basses", de los contrabajistas Dave Holland y Barre Phillips.  Como su nombre lo indica, la única instrumentación utilizada es el contrabajo acústico y es un buen catálogo que muestra las posibilidades de este instrumento en los terrenos del jazz y la música culta. Ambos músicos hacen alarde su dominio técnico y su imaginación. A pesar de su mínima instrumentación no hay momentos aburridos.

Es una de las primeras grabaciones del sello alemán ECM, con el número de catálogo 11, y también es un compendio de las virtudes de esta discográfica: grabación bajo los más altos estándares de calidad, amplio criterio musical, atracción de talento en desarrollo y portadas únicas.

En esos años Dave Holland había abandonado al grupo de Miles Davis, pero era considerado un talento en ascenso en el mundillo del jazz. En ese entorno esta grabación fue una apuesta muy arriesgada, pero a final de cuentas con excelentes resultados, ya que Holland se ha convertido en uno de los músicos de jazz más exitosos de las últimas décadas con una discografía abundante.

Por su parte Barre Phillips también ha tenido una carrera prolífica, pero más alejada de los reflectores que la de Holland. Es uno músico muy activo en los terrenos de la música contemporánea europea y miembro distinguido de la escena europea del jazz libre. Está disponible en iTunes.















0 comments:

Publicar un comentario