Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 20 de junio de 2015

De innovación, regulación y burocracia

¿Deben preocuparse los innovadores por la existencia de entes reguladores y poderosos sindicatos y limitar su visión para evitar enfrentamientos? Aunque la respuesta debe ser un rotundo NO, la persecución global en contra de Uber está haciendo dudar a algunos. En mi opinión la demolición de estructuras obsoletas debe ser el mayor motivador del buen innovador, nada mejor que ganar algunos billones borrando el pasado.




Preludio ¿Quién le teme al burócrata feroz?

Durante esta semana tuve la oportunidad de dar una plática sobre innovación y creación de empresas a un grupo de jóvenes del milenio. Una de las preguntas más interesantes fue el de una emprendedora que deseaba saber como debe considerar la existencia de regulaciones en su planeación. 

Mi respuesta fue que no hay que confundir el respeto al espíritu de la ley con las estructuras que soportan el espíritu de la ley. De hecho, el cambiar estructuras obsoletas y arcaicas es una de las grandes oportunidades que hay para los emprendedores.

No del todo convencida, me preguntó mi pronóstico sobre el futuro de Uber, hecho que coincide con la ruda semana que tuvo esta compañía, con presencia mediática por un revés legal en California, una confiscación masiva de automóviles en los aeropuertos de Nueva York  y finalmente en un acto de ópera bufa, tuvo una primera audiencia con autoridades y taxistas en la ciudad de México, en busca de "consenso sobre la regulación del transporte de pasajeros". Creo que el siguiente punto en la agenda era  la "Colocación de dispositivos sonoros en felinos domésticos".

Primer Acto Derrumbar estructuras obsoletas es una área de oportunidad

Seguramente es una estatua regulada

¿Cómo nace el estatus quo? Es difícil decirlo, pero sin duda alguna al paso del tiempo se van creando estructuras que apoyan a las leyes que permiten la convivencia humana.

Estas estructuras evidentemente usan la tecnología disponible al momento de su creación y una vez que están establecidas, su primera misión consiste en preservarse a si mismas, aún cuando vayan en perjuicio de los supuestos beneficiados. 

Normalmente la política pública que más preocupa a los que las crean, es una que asegure que van a ser mantenidos de por vida a costa del erario.

Para tomar el caso de Uber, muchas de las reglas asociadas al transporte de pasajeros nacieron para tratar de ordenar el transporte en carruajes con caballos.
  • Con la tecnología disponible en ese tiempo era de conveniencia de los usuarios marcar con placas metálicas y números a los carruajes públicos. También la tecnología disponible no permitía al pasajero de un carruaje expresar de forma significativa su opinión sobre el servicio recibido, luego pues una oficina de revisión a los carruajes era necesaria para defender el interés público.
  • Sin embargo las cosas se descomponen muy rápido y pronto el bienestar del público pasa a segundo término. Cuando los automóviles sustituyen a los carruajes, se da por sentado que la nueva tecnología tiene que cumplir con las reglas anteriores, sin más análisis. 
  • Para entonces seguramente ya existe un sindicato asociado a la Oficina de Revisión de Carruajes y lo único es que cambian es su nombre para ser la Oficina de Transporte de Automotores o algo así. 
  • ¿El beneficio público? Pasa a segundo interés y pronto esta estructura se otorga el derecho de fijar precios, y decide que la mejor forma de favorecer a la sociedad a la que defiende es establecer un cartel que está en posición de extraer beneficios extraordinarios. Rara forma de proteger al público.

Evidentemente ningún emprendedor sensato puede ir en contra el espíritu de la ley, en este caso sería tonto crear algo que ponga en riesgo al consumidor. Pero sin duda las reglas artificiales, son un objetivo ideal para la innovación y mientras más antiguas sean estas reglas, más listas están para ser derrumbadas.

No se necesita ser muy inteligente para saber que un consumidor está más seguro cuando sabe las placas y el modelo del automóvil que lo va a transportar que con mil rótulos y una pintura ridícula.

Y la estrategia de Uber ha sido muy inteligente, ya que ha empezado a operar en el límite de la legalidad y con su excelente servicio empieza a ganar el favor del público. Cuando el estatus quo reacciona, es muy tarde para aplicar medidas y prohibir a las compañías.

De esta forma Uber ha ganado su derecho de operación en la mayoría de las ciudades del mundo, aunque existen algunas excepciones. Y para muestra basta un botón: Uber no puede operar en Las Vegas, ciudad creada por el crimen organizado. No hay mucho que decir, el asunto es genético.

Segundo Acto La ópera bufa de la corrección política

La Ciudad de México, mi lugar de nacimiento y sede de los Vacuus Finium WWHQ, tiene un servicio de taxis con más de cien mil unidades. La calidad del servicio va de lo disfuncional a lo delincuencial, con una gran masa de mediocridad en medio. De sus organismos reguladores no hay mucho que decir, más que la en su mayoría son un excelente racimo de penal.

En este ambiente la llegada de Uber ha sido recibida con euforia por los habitantes de esta ciudad y el servicio es un éxito rotundo. Inclusive hay lugar para algunos competidores como la empresa española Cabify. Ambas compañías son un éxito rotundo entre los habitantes de esta ciudad. Para el registro llevo 31 meses como usuario de Uber y he realizado 65 viajes en dos ciudades (México y San Francisco).

El éxito de Uber ha ocasionado que los taxistas de la Ciudad de México reaccionen con el primitivismo esperado, y en lugar de preocuparse por la calidad del servicio decidieron obstruir de manera ilegal el tránsito en la ciudad de México el pasado día 25 de mayo.

Como resultado, las ¿autoridades? de esta ciudad llegaron al acuerdo de realizar consultas públicas con las diferentes partes para revisar una revisión a la legislación. Como punto de arranque esta semana se dio el primer foro público, y digamos que fue un espectáculo de humorismo involuntario. 

Para los interesados este primer evento se puede ver en su totalidad  ( dos horas y veinte y cinco minutos) en este enlace. En beneficio de los amables lectores realicé el ejercicio de verlo y tomar notas y les puedo comentar los siguiente:
  • El gran escritor mexicano Jorge Ibargüengoita, escribió que "en México nunca pasa nada y cuando pasa algo, tampoco pasa nada".
  • Este foro público es todo un tributo a Ibargüengoitia, ya que imperó la corrección política en medio de posiciones claramente enfrentadas y opuestas. Al final aunque el debate tuvo algunos momentos ríspidos, los asistentes estuvieron de acuerdo en la necesidad de una regulación "que fomente la justicia". Y por supuesto, unicornios rosas para todos. En esto último existió total unanimidad.
  • ¿Quiénes participaron en este primer debate?
  1. Representantes de diversos sindicatos y uniones de taxistas. Su petición es sencilla: piden que la autoridad reprima a Uber y similares y que se mantenga el status quo por al menos unos quinientos siglos. 
  2. Por cierto según uno de estos personajes, todos aquellos que elegimos usar los servicios de Uber o Cabify, somo "mexicanos desleales". Discutible, pero si es el caso, me siento orgulloso de serlo.
  3. Representantes de la "sociedad civil", elegidos por criterios no claros. De este grupo salieron las mejores aportaciones y los mayores disparates. Viéndolo así, son claros representantes de la sociedad civil.
  4. Por parte de las empresas, estaba la Directora de Comunicación de Uber y el CEO ( no more and not less) de Cabify. Ambos tenían cara de "¿qué hacemos aquí? y ojalá terminen pronto, tengo reservación en el Au Pied de Couchon". 
  • Brillaron por su ausencia, autoridades y grupos de consumidores.

En la mejor tradición nacional, no se llegó a ninguna conclusión, pero se amenazó con repetir este evento. Eventualmente se va a modificar la regulación vigente, pero este tipo de eventos son parte del circo democrático.

Dado que en el referido debate todo fue corrección política, van algunos comentarios directos:
  • Los representantes de los gremios de taxistas, dijeron que no "eran ningún tipo de mafia". Si es así, ¡qué desperdicio de cara y vestimenta!
  • Más allá del mensaje de "regulación pareja" y el increíble disparate de "piso parejo", está el hecho que el consumidor ya votó con su cartera. 
  • Por lo que a nosotros respecta los taxistas tradicionales se pueden ir al infierno mañana mismo. Pero eviten baches, vayan por el camino directo, dicen que tiene "piso parejo".
  • Por cierto los consumidores que votamos con nuestra cartera, tendemos a ser muy irracionales en las urnas electorales cuando se nos contradice. El que avisa no es traidor y sin Uber el año 2018 pudiera quedarle todavía más lejos a algunos.
  • Los representantes de Uber y Cabify mantuvieron en todo momento una compostura diplomática digna de reconocer. El número de disparates pronunciado hubiera sacado de sus casillas a los más pacientes.
  • Mi parte favorita es cuando uno de los líderes sindicales dice que hay una aplicación que permite a los viajeros ver el registro del taxi en la base de datos de la ciudad. ¿Si Uber me da un servicio completo, por qué debo dedicar mi tiempo y atención en un proveedor de segunda clase?
  • La vida es muy breve para desperdiciarla en aplicaciones de aficionados y tomar mal vino, por cierto.
  • Por cierto un mensaje personal para Cabify: "si dos perros persiguen a una liebre, si el primero no la alcanza, el segundo menos" ( El Filósofo de Güemes dixit). No esperen verme por sus bases de datos en un futuro cercano.
  • Para aquellos políticamente correctos, en especial la representante del CIDE, les puedo decir que el discurso dulce no borra a la realidad. Si están tan preocupados por el avance tecnológico, les puedo decir que:

  1. Hace más de cien años la principal fuente de entretenimiento musical en la Ciudad de México eran los organilleros. Grupos de mexicanos desleales con estaciones de radio y después sistemas de reproducción musical privados, los sacaron del mercado. Pero si juntamos a los burócratas adecuados, todavía se puede regular.


¿A dónde se fueron los buenos tiempos y .... los unicornios?
  1. Ese villano tecnológico conocido como correo electrónico, está acabando con los sistemas de correo tradicionales, que ya no distribuyen millones de facturas y estados de cuenta bancarios al mes. Sin duda este desacato merece una política pública, por lo menos, y una estricta regulación.


Mártires del correo electrónico

¿Sirven de algo estos debates llenos de corrección política y poca capacidad de acción? Al final, la relación entre los llamados taxistas establecidos y empresas como Uber y Cabify, es un juego de suma cero. Estos últimos atraen a los clientes con mayor poder adquisitivo y eso deja a los taxistas establecidos con un mercado disminuido y con menor ingreso acumulado. Esto no se arregla en ninguna mesa de negociación. ¿Para qué disimular? Hay que dejar actuar a las fuerzas del mercado.

Epílogo Uber y su valle de demandas

Diferentes ciudades, mismo discurso

La semana que termina fue trepidante para Uber en el terreno legal:
  • En California, of all places, un ex-conductor de Uber, que estuvo asociado con la compañía por cuatro meses como conductor, demandó a la compañía para que se reconociera su rol como empleado fijo. La Comisión Laboral Local le dio la razón.
  • Para esto la demandante aprovechó su experiencia en el código laboral californiano, misma que adquirió como operador de servicios sexuales telefónicos y no es broma. Aunque la sentencia es no vinculante y todavía tiene un largo camino de apelaciones, ha recibido mucha atención mediática.
  • La interpretación legal deja mucho que desear y se percibe más como una venganza del aparato burocrático californiano. Uber les ha ganado muchas.
  • En Nueva York, los reguladores respondiendo a las demandas de sus verdaderos jefes, han empezado a detener asociados de Uber prestando servicios en los aeropuertos de la zona. ¡seguridad del público! ¡cuántos disparates se cometen en tu nombre!

Negotiis Diveros

¿En qué se parecen Argentina y Samsung? Son los favoritos de los fondos buitre

¿Inversionista Buitre?

Sin duda el presente se le ha desdibujado a Samsung, quien supuestamente con sus teléfonos móviles se había convertido en el "destructor de Apple". Sin duda la realidad termina por imponerse y hoy la compañía añora sus buenos tiempos y está inmersa en una espiral de confusión.

Aunque se trata de un gigante industrial que tiene presencia en múltiples sectores hoy se cuestiona su posibilidad de crecimiento. Esto se manifiesta en dos hechos:
  • La recepción de los más recientes modelos de teléfonos inteligentes de Samsung han sido recibidos en el mercado con más pena que gloria. Un intento de usar la imagen de Iron Man y los Avengers ha fracasado notoriamente con un volumen de ventas insignificante. Todos sabemos que estamos en problemas serios cuando ni siquiera Tony Stark nos puede ayudar.
  • Estas tribulaciones  han llevado a la familia coreana que controla Samsung a realizar operaciones de ingeniería financiera para reafirmar su control en la firma. Un intento de intercambio de activos con otra firma coreana ha chocado con la oposición del célebre activista e inversionista Paul Singer y su fondo Elliott Funds, quien ha iniciado una campaña para detener esta operación, ya que en su opinión es ilegal y se hace en perjuicio de otros inversionista. En este enlace se pueden ver sus argumentos.
  • Para Samsung es grave que se tengan que hacer este tipo de movimiento financieros oscuros y todavía peor que es muy probable que fracasen. ¿Dónde está ese gigante tecnológico?
  • Paul Singer es célebre en los circuitos financieros por ser el principal inversionista que está al frente del grupo que busca recuperar una parte de la deuda externa argentina. Cuando Cristina Fernández, exquisita y educada dama, habla de los "fondos buitre", está hablando de este hombre.

Cristina K le tiene más miedo qué a una falla de bótox

Créditos Fotográficos

photo credit: P1020450.JPG via photopin (license)




0 comments:

Publicar un comentario