Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

miércoles, 6 de julio de 2016

Almuerza con un martini y ayuda a salvar el mundo

Hay una tendencia tecnológica, que está empezando a tener tracción, y que considero muy peligrosa, con el potencial de impactar negativamente a la sociedad. Estoy hablando la de supuestos suplementos nutricionales que sustituyen los alimentos tradicionales. Hay legiones de trabajadores del conocimiento que simplemente están ingiriendo estos líquidos para poder permanecer más horas enfrente de sus teclados al lado de sus computadoras. Esto que puede parecer una moda temporal, en realidad es un símbolo de la demencia que cunde en los ambientes laborales y de la forma en que no estamos usando las tecnologías digitales para mejorar nuestra vida. 



Preludio El arte perdido de identificar una ironía

Cara insospechada del terror

A pesar de que la compañía Soylent es todavía poco conocida, es una de las consentidas entre las mejores mentes de Silicon Valley y el mundo del capital de riesgo. De hecho Soylent incluye entre sus inversionistas a un grupo muy selecto. Sus productos son consumidos ávidamente por esta élite empresarial y en realidad todo indica que están muy cerca de convertirse en un fenómeno masivo.

¿Cuál es el innovador producto de Soylent que despierta el entusiasmo de los más incrédulos? No se trata de ninguna red social o aplicación móvil; Soylent fabrica productos nutricionales que empaquetan en un líquido los elementos que necesita una persona para mantener su cuerpo funcionando sin necesidad de distraerse en comer y otras actividades menores.

La propuesta de Soylent va dirigida para aquellos profesionales muy ocupados que no quieren interrumpir su rutina de trabajo y de alguna manera ya se está convirtiendo en un "símbolo de honor" entre los trabajadores de Silicon Valley ser un ávido consumidor de este brebaje. 

Al margen, los fundadores de Soylent o son unos ignorantes sin cultura cinematográfica o unos cínicos que se están burlando de todos en nuestras narices.  En la primera mitad de la década de los años setenta existió una corriente de películas de ciencia ficción/ficción especulativa que capturaban el espíritu pesimista de la época con imágenes de un mundo devastado, sumido en el totalitarismo o en el que los humanos habían sido reemplazados por los simios en el tope de la cadena alimenticia.

La película "Soylent Green" de 1973 cae en esta corriente y fue una de las más exitosas comercialmente. En un futuro no muy lejano, el mundo se encuentra sobrepoblado y con un agotamiento casi total de sus recursos naturales. La poderosa compañía multinacional Soylent Industries ( no es broma) ha creado un producto,Soylent Green, fabricado a partir de algas marinas, que permite alimentar a esa gran población de una forma muy eficiente. Sobra decir que es una de las compañías más poderosas del mundo.

La trama se complica cuando el Consejero Delegado de Soylent muere de forma violenta y el investigador Charlton Heston se va sumiendo en una conspiración que busca esconder la inquietante naturaleza de un ingrediente secreto en Soylent Green. 

Como mera coincidencia una botella de Soylent incluye proteinas vegetales, azúcares y aceite de algas marinas. ¿Con estos antecedentes en realidad Soylent es el mejor nombre para el producto y la compañía?

Cartel de Soylent Green

Primer Acto Imágenes de un mundo sin lógica


Cadenas físicas, mentales y ¿alimenticias?

Aunque desde hace tiempo sabía de la existencia de Soylent, y el nombre me parece odioso nunca le he consumido y espero no hacerlo nunca, al menos por mi voluntad.

Hace algunos días una humorística nota en el diario británico The Guardian me hizo pensar sobre Soylent, la forma en que comemos mientras trabajamos y como nuestros hábitos alimenticios reflejan mucho sobre la naturaleza de los ambientes laborales modernos.

Un joven columnista de este diario se quejaba de que todos los días comía el mismo tipo de sandwich, sentado en su escritorio al tiempo que mezclaba trabajo, con navegación por Internet y algo de redes sociales. De forma irónica añoraba la época del "almuerzo de poder", en el que los negocios, grandes y no tan grandes se cerraban, acompañados de un par de martinis. Si bien esto es un extremo, por lo menos la cultura laboral anterior, permitía que las personas se tomaran tiempo para comer y pensar.

De acuerdo a The Guardian, la gran tendencia moderna es tomar menos de 45 minutos, y al menos los trabajadores británicos piden el mismo sandwich de queso todos los días. La gran mayoría lo consume en su escritorio mientras utiliza su computadora.

Aunque puede parecer simple, esta situación es muy representativa de lo mal que estamos usando la tecnología, y como cada vez la usamos peor. ¿En serio engullir una botella de un elemento nutricional, prodigio de la Química moderna, es un avance? 

Supuestamente la Economía moderna y su ambiente de trabajo ideal se caracterizan por:
  • Privilegiar el trabajo mental por encima del trabajo físico.
  • Florecer en ambientes que permiten la colaboración libre entre individuos.
  • No estar restringido a espacios físicos determinados

¿Por qué mantenemos las reglas de un ambiente laboral pasado en el mundo moderno? ¿Cuál es el beneficio de tener individuos aislados, en un acto poco creativo de ingerir nutrientes para mantener los engranes de la maquinaria funcionando? 

Salvando al mundo del aburrimiento, un martini a la vez

Segundo Acto Libera tu paladar y tu mente lo seguirá

Por lo menos hay que darles tiempo de comer

El mundo laboral se ha convertido en uno de los grandes enigmas del mundo moderno:
  • El avance de las tecnologías digitales y de comunicaciones ha cambiado radicalmente el trabajo de manufactura. Simplemente se requieren menos trabajadores.
  • Los inversionistas lo saben y crean incentivos para que las grandes compañías busquen tener el menor número de trabajadores posible.
  • Pero el sistema educativo sigue preparando generaciones de trabajadores esperando un esquema fijo de trabajo.
  • A pesar de que el mensaje formal es la de flexibilidad y creatividad, las empresas siguen organizadas, en su gran mayoría, como hace cincuenta años.
  • La nostalgia por los tiempos pasados se está convirtiendo en una corriente política que está despertando las peores ideas del pasado. En un ambiente de pleno empleo con un aumento en los salarios, el Brexit jamás hubiera pasado y Donald Trump ya hubiera sido escoltado fuera de más de una ciudad cubierto con una espesa capa de brea y plumas.
  • Por otro lado hay corrientes de pensamiento que proponen aceptar la realidad y adaptarse. En el pasado he escrito sobre el Ingreso Básico Garantizado (Basic Income), que es simplemente eliminar bizantinas estructuras burocráticas de seguridad social y dar a todos los adultos de un país un ingreso mensual garantizado.
  • También están los proponentes de reducir la jornada laboral, aprovechando el incremento en productividad de las herramientas modernas.

Sin duda es un ambiente complicado, ¿pero no debería ser una señal de alarma tener un equipo de colaboradores que ingieren nutrientes por medio de líquidos sin abandonar sus cubículos?


¿Se lo imaginan cubierto de brea y plumas?

¿Y ahora que hacemos?

Negotiis Diveros

El futuro nos alcanzó en el mes negro de Tesla

Un junio para el olvido

Elon Musk y Tesla tuvieron un mes de junio lleno de contrariedades, algunas son obstáculos temporales, pero hay una que puede tener gran impacto en el futuro de la compañía. ¿Qué pasó en junio?
  • Elon Musk está buscando la fusión de Tesla con Solar City, una compañía de su propiedad dedicada a la energía solar. Los inversionistas están nerviosos y no ven como este movimiento ayuda a la compañía a enfrentar su reta de producción masiva. Por cierto, Musk se beneficiaría en quinientos millones de dólares en esta operación.
  • Tesla volvió a fallar en su pronóstico de fabricación, y pudo construir menos unidades de las programadas y necesarias para alimentar a un mercado hambriento. No está claro como van a escalar para fabricar medio millón de automóviles anualmente.
  • Y en el suceso más grave, el dueño de un Tesla SUV tuvo un accidente fatal mientras utilizaba sus funciones de conducción auto dirigida. 

Durante muchos meses se especuló sobre las implicaciones legales de los automóviles auto dirigidos y finalmente tenemos el primer caso práctico. ¿En caso de accidente, quién es responsable? ¿El conductor? ¿El fabricante? ¿El programador de las plataformas de software? ¿Todos los anteriores? ¿Cómo se calculan las primas de los seguros?

Si bien cabe aclarar que las funciones de Tesla no son totales y el fabricante recomienda que el conductor esté atento y al volante mientras se usa, en realidad tenemos el primer caso real. No ayuda mucho que al parecer el conductor ignoró las advertencias de Tesla y venía disfrutando una película de Harry Potter ( no es broma) durante su trayecto. La manera en que se resuelva este caso va a tener mucho impacto en la industria automotriz del futuro.

Un código ético para nuestras máquinas

Créditos Fotográficos





photo credit: IMG_0616.jpg via photopin (license)



0 comments:

Publicar un comentario