Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

viernes, 7 de marzo de 2014

Historias de villanos no tan favoritos

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden encontrar en @vacuusfinium.

Temporada de lobos

El principio de "neutralidad" en las redes de comunicaciones de datos es un elemento esencial para asegurar el crecimiento y mantenimiento de Internet. ¿En qué consiste este principio? Para ponerlo en términos muy sencillos, el dueño del elemento de transporte de la información, debe tratar a todos los participantes por igual, sin discriminar ni crear diferentes niveles de servicio para la diseminación de información. La posibilidad de favorecer un tipo de tráfico sobre otro, a través de un pago es inmencionable.

Alguna vez ya comenté que los dueños de las redes de comunicaciones simplemente odian el principio de neutralidad, ya que ven como a través de ellos circulan servicios de alto valor económico, del que no pueden extraer una parte. 

Por ejemplo, Comcast, el mayor proveedor de servicios de televisión por cable y conexiones domésticas de banda ancha en los Estados Unidos, tiene, al momento de escribir estas líneas, una capitalización de mercado ligeramente por debajo de los 140 billones de dólares. Google, genera sus ingresos con información que viaja por las vías de comunicación de Comcast y sus compadres, y tiene una valuación de mercado ligeramente por arriba de los 400 billones de dólares.

Es evidente que estas empresas, con un DNA monopolista, llevan mucho tiempo conspirando para ver de que manera pueden capturar parte de los ingresos de Google o Facebook. Su queja formal, es que ellos se ven forzados a hacer cuantiosas inversiones, y que las empresas como Google o Netflix, simplemente se aprovechan de esta infraestructura.

El argumento es falaz, ya que en realidad los individuos que usan Google o Netflix pagan una renta mensual por su conexión a Internet. Lo que en realidad está en el fondo, es que el modelo de negocio en el que las empresas de comunicaciones no es funcional en la era de Internet. Durante sus años de monopolio estaban acostumbrados a ofrecer una infraestructura que no era utilizada por todos los usuarios al mismo tiempo, y esto en la era de Internet, ya no es así.

Por ejemplo, y simplificando algo las cosas, aunque mi vecino y yo tuviéramos un contrato con la compañía telefónica, la infraestructura subyacente estaba diseñada con el supuesto que no íbamos a utilizarla los dos al mismo tiempo y mucho menos durante todo el día. Los nuevos servicios de Internet justamente funcionan al revés, y existe una muy alta posibilidad de que mi vecino y yo estemos utilizando Netflix de manera simultánea un domingo por la noche. 

Dado que ambos pagamos por un ancho de banda nominal, estamos en nuestro derecho de exigir a la compañía prestadora de servicio que se cumpla con nuestro contrato y esto se traduce en que las compañías tienen que hacer inversiones adicionales. Además de que les pega en sus carteras, a los monopolios les sienta muy mal tener que satisfacer al cliente. En los años de esplendor de su monopolio, compañías como ATT jamás hubieran pensando en este tipo de calamidades. No es casualidad que la ley anti-monopolios solo se aplicó de forma contundente a las compañías petroleras y a la mencionada ATT. Esta misma ley, solo le proporcionó el susto de su vida a IBM y Microsoft.

Adicionalmente, las compañías prestadoras de servicios de comunicación, ven con verdadero pánico que el Internet está acabando con muchas de sus fuentes más rentables de ingresos. Servicios como What'sapp están destruyendo los servicios de SMS y ni hablar de la televisión restringida, cuyo formato actual tiene los días contados. Es entendible que las compañías de servicios de comunicación odien a las compañías de Internet y lleven muchos años utilizando cabilderos de cien mil raleas buscando modificar la regulación de la neutralidad de la red.

Y en fecha reciente al parecer el diablo escuchó sus ruegos, porque de manera sorpresiva un juez en los Estados Unidos determinó que las reglas de neutralidad en la red de comunicaciones no aplicaban para la transmisión de datos para Internet, abriendo de facto las puertas para que los operadores establezcan todo tipo de tarifas, reglas y obstáculos. Insisto, al final esa es la especialidad de la casa: nacieron siendo monopolio y van a morir siendo monopolio y son felices creando esquemas tarifarios incomprensibles.

De hecho, aunque es algo poco publicitado, en este momento existen todos los elementos para un escenario apocalíptico para Internet, ya que en lugar de los planes de conexión de uso ilimitado, puede se puede pasar a planes que tengan costos adicionales por usar servicios intensivos en ancho de banda como Netflix o Youtube.  Y no se han atrevido a impulsar estas acciones, porque bien saben que las autoridades reguladoras están listas a tomar medidas. Pero eso no ha evitado que prueben los límites de la paciencia y arrojo de los órganos legales:
  • Comcast, el principal proveedor de televisión de cable y acceso de Internet de banda ancha en Estados Unidos anuncio su intención de fusionarse con Time Warner, el segundo proveedor en importancia. Esta fusión crearía un monstruo que tendría un dominio total del Internet doméstico y la televisión restringida. En un mundo lógico, es de esperarse que no se permita esta abominación empresarial, pero sin duda están probando las aguas.
  • Y en algo que solo puede ser calificado como una puñalada por la espalda, Netflix anunció un convenio con Comcast para compensar a esta compañía, con una cifra no divulgada por la utilización de sus vías de comunicación. Para efectos prácticos, Netflix no solo está rompiendo filas con las empresas de Internet, sino que está creando barreras de entrada para potenciales competidores. Día de vergüenza para esta compañía.

Algunas reflexiones:
  • Es previsible que van a darse nuevas regulaciones buscando conservar la neutralidad de las redes de comunicaciones, pero creo que no hay espacio para el optimismo. Este concepto va a ser continuamente atacado por las compañías de telecomunicaciones.
  • Independientemente de que los usuarios vamos a terminar pagando la factura, la posibilidad de que existan una discriminación de tráfico en Internet, crea importantes barreras de entrada para nuevas compañías. ¿Existiría YouTube si se hubiera tenido que pagar una cifra a algún proveedor de comunicaciones por no alentar su tráfico? Igual pregunta se puede hacer sobre Google, Facebook y los muy traidores de Netflix.

Afortunadamente, hay indicios de que Netflix va a estar solo por un tiempo en el palco de los traidores ya que otras compañías como Google y Facebook, están explorando de manera seria alternativas:
  1. Google está tendiendo redes de fibra de alta velocidad en diferentes ciudades de Estados Unidos y está explorando con globos suspendidos en el aire para prestar servicios de conectividad.
  2. Por su parte Facebook acaba de adquirir una compañía de aviones no tripulados (drones) con capacidad de estar volando durante varios años de forma continua, para proporcionar un servicio similar al de los globos Google. 

Ambas compañías están creando estos servicios para acelerar la conectividad en el mundo en desarrollo, no es difícil pensar en su utilización en los mercados en donde se comprometa la neutralidad de la red. Tampoco es difícil imaginar a más de un ejecutivo de alguna compañía de cable con su resortera buscando derribar a su competencia.

Postdata I Empiezan a salir los esqueletos de los armarios de Stevie B

El semanario de negocios Bloomberg Business Week presenta en su edición de esta semana un interesante artículo sobre los últimos días de Stevie B(allmer) como CEO de Microsoft y resulta muy ilustrador, ya que como un Cid Campeador a la inversa, Stevie B sigue perdiendo batallas, aún después de desaparecido. Un pequeño resumen:
  • El Consejo de Dirección de Microsoft rechazó en primera instancia la propuesta de Stevie B de comprar Nokia, y este reaccionó en su mejor estilo: amenazando, a grito pelado, con renunciar como CEO si no lo apoyaban. 
  • Entre los escépticos iniciales, se encontraba el mismísimo William Gates III, mejor conocido como Bill Gates y el actual CEO de Microsoft Satya Natella. De acuerdo con el reporte, la relación de amistad entre Gates y Stevie B, quedó fracturada y Natella terminó apoyando a Ballmer de manera muy forzada.
  • Ya es historia muy conocida que finalmente Microsoft adquirió Nokia, pero bajo términos diferentes a los planteados originalmente por Stevie B.
  • Este episodio terminó con la paciencia del Consejo de Administración con Stevie B, al parecer ya no lo aguantaban desde hace mucho tiempo. Después de la debacle de Windows 8, le pidieron  abandonar su posición.

Der forma simultánea, Satya Natella ya empezó con la limpieza de algunas cosas relacionadas con Stevie B:
  • Tony Bates, fundador de Skype y fuerte candidato a suceder a Stevie B abandonó la compañía, al igual que Tami Reller, Vicepresidente de Mercadotecnia. 
  • Al estratega político y amigote de Stevie B, Mark Penn, responsable de la campaña de golpeteo sucio en contra de Google, lo ubicaron en la Vicepresidencia de Asuntos sin Importancia, perdón  Vicepresidencia de Estrategia.
  • Nokia anunció la fabricación de su primer dispositivo Android, algo que hubiera sido impensable bajo el mando de Stevie. El mensaje está claro: Satya Natella ya entendió que los Windows Phone son una batalla perdida.
  • En el mismo tenor de ideas, Office 365 va a poder usarse desde dispositivos Android y sobra decir que ya sabemos quién, se había opuesto a esto con toda la enjundia que lo caracterizó.
  • Finalmente, ya es casi un hecho que Xbox One está perdiendo la batalla de las consolas de videojuegos con Sony PlayStation 4. A diferencia de otras épocas, no han salido los voceros de Microsoft a desmentir este hecho y asegurar que Xbox One es el líder indiscutible en las islas Aleutianas y áreas anexas.


Postadata II Los Sonidos de Vacuus Finium

Desde que inicié esta sección no he ocultado mi admiración por el sello alemán ECM (siglas de Editions of Contemporary Music) creado en 1969 por el músico Manfred Eicher. Nació con la intención de difundir música ignorada por las grandes discográficas,  y en contra de todos los pronósticos ha podido mantenerse en activo durante casi medio siglo al tiempo que ha construido un catálogo formidable de más de 1,300 títulos.

Aunque inicialmente ECM fue refugio de músicos de jazz, con el tiempo su espectro se ha ampliado hacia la música culta y han realizado grabaciones de obras de música medieval, Bach, Beethoven y algunos músicos contemporáneos como Arvo Part y Steve Reich.

Como es de suponerse, para un sello independiente es difícil manejar un catálogo de esas dimensiones y con el tiempo muchas de las grabaciones se han dejado de editar y existe un activo mercado de coleccionistas que buscan las grabaciones originales ECM, incluido en este grupo su bloguero favorito. 

Y la política de reediciones de ECM depende del humor de Manfred Eicher, lo que hace que sea totalmente impredecible. Para conmemorar los 40 años de fundación del sello, decidió hacer una edición de los 40 discos más populares de su historia y que estaban descatalogados. Con la misma delicadeza de un burro en una cristalería fueron lanzados al mercado en dos grupos de 20 grabaciones. Ya se imaginarán la cara que puso el cajero de la tienda de discos cuando pagué 20 discos de un solo golpe.

Y en ese año, Eicher ha decidido hacer una nueva colección de reediciones, denominada Re_solutions, que en su tiraje inicial incluye,"únicamente" 7 grabaciones. La recomendación de hoy forma parte de este grupo y es el disco de 1979 "Contrasts" del saxofonista norteamericano Sam Rivers.

El ya fallecido Rivers, fue uno de los más audaces compositores/improvisadores que ha conocido el jazz  y en esta ocasión nos presenta siete composiciones para un grupo formado por saxofón, trombón, contrabajo, percusión y marimba. Compré ya 4 de las grabaciones de la nueva colección, y este disco fue una verdadera sorpresa, ya que es uno de los trabajos más accesibles de la discografía de Rivers. Disponible en iTunes. Para los curiosos, calculo tener casi 500 discos del sello ECM.


0 comments:

Publicar un comentario