Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 1 de agosto de 2015

La diferencia entre revoltijo y disrupción: Un caso práctico

La palabra "disrupción" es uno de los términos más utilizados y menos entendidos en el ambiente actual de negocios. Un término que nació para referirse a la creación de nuevos mercados y su impacto en industrias establecidas, se ha convertido en una palabra fácil para publicitar nuevos productos y el término que buscan algunos planeadores astutos para revestir intelectualmente sus proyectos convencionales. La naciente preocupación de la industria petrolera sobre el auge de los automóviles eléctricos Tesla se usa como caso práctico para entender la verdadera disrupción.






Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden encontrar en @vacuusfinium.


revoltijo.


1. m. Conjunto o compuesto de muchas cosas, sin orden ni método.
2. m. Trenza o conjunto de tripas de carnero u otra res.
3. m. Confusión o enredo.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
Preludio No hay que confundir la disrupción con una nueva partida

No hay disrupción si hay las mismas reglas en cada vuelta

Para identificar los casos más comunes en los que se confunde la disrupción, palabra por cierto no aceptada todavía por la Real Academia de la Lengua Española,  con otros eventos en la vida empresarial voy a utilizar el popular juego del dominó.
  • Cada partida empieza cuando las fichas se colocan boca abajo y se mueven y cambian de lugar con el fin de crear una nueva situación aleatoria. Este movimiento, conocido como "hacer sopa" no es disruptivo. Colocar las mismas piezas en diferentes lugares, pero con las mismas reglas no es hacer disrupción. El término empresarial correcto es reorganización.
  • El juego requiere cuatro jugadores, que se combinan en dos equipos de dos miembros. Si los miembros de un equipo cambian, eso tampoco es disrupción. Pero aquellos administradores astutos pueden hablar de nuevas alianzas estratégicas.
  • Abandonar la mesa de juego de forma intempestiva después de perder tampoco es un acto disruptivo. Sin embargo se puede hablar de abandono estratégico de un mercado saturado.
  • Reclamarle airadamente al compañero una mala jugada y aventarle una ficha en un ojo, tampoco es un acto disruptivo. Simplemente es una mala tarde.
  • Si el establecimiento en el que se juega cierra o cambia de giro, eso tampoco es un acto disruptivo, pero aquellos a los que les gusta vestir intelectualmente sus discursos y planes, pueden hablar de una coyuntura para búsqueda de nuevas oportunidades.
Ninguno de los conceptos anteriores cambia aunque el juego se desarrolle en una mesa de color morado, de esas que dicen promueven la innovación.

Primer Acto El origen de la disrupción

La disrupción implica un nuevo tablero, nuevas reglas y nuevos jugadores

Los términos "disrupción" y "tecnologías disruptivas" deben su popularidad al profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, Dr. Clayton Christensen, que dedicó su investigación al fenómeno de que los líderes de industria eran desplazados por innovaciones producidas por empresas de menor tamaño. El fenómeno se describa profusamente en su libro "The Innovator's Dilemma", uno de los libros de negocios más importantes de los últimos treinta años, al menos.

Como los lectores habituales de estas páginas saben, la teoría del Dr. Christiansen es un tema común por estos pagos. Leí el libro casi recién publicado, y para bien o para mal ha sido muy influyente en mi forma de pensar. La "disrupción" o "tecnología disruptiva" se puede resumir de la siguiente forma:
  • En una determinada industria existe una trayectoria tecnológica establecida, que está compuesta por parámetros de rendimiento o medición y la manera de conseguirlos. Normalmente esta trayectoria implica obtener con el paso del tiempo un mejor rendimiento y las empresas líderes de la industria son muy eficaces en evolucionar sobre esta trayectoria.
  • En mercados paralelos se puede desarrollar una tecnología alternativa que no proporciona el mismo rendimiento que la trayectoria establecida y por lo tanto es desechada por los líderes de la industria. Aquí está el dilema mencionado en el título.
  • Esta tecnología alternativa no ofrece el mismo rendimiento que la trayectoria establecida, pero proporciona otros beneficios que son nuevos en el mercado. Estos beneficios pueden atraer nuevos consumidores.
  • Con el paso del tiempo, la nueva tecnología alternativa y sus nuevos beneficios empiezan a quitarle clientes a la tecnología establecida y obtiene nuevos clientes. Nace un nuevo mercado y en este momento hablamos de disrupción.
En el caso de los teléfonos inteligentes contra las computadoras portátiles se pueden identificar claramente los diferentes momentos de la disrupción:
  • En el mercado de las computadoras portátiles la trayectoria tecnológica establecida era muy clara:
  1. Procesadores rápidos y complejos.
  2. Pantallas grandes y nítidas
  3. Computadoras ligeras conservando el amado teclado QWERTY.
  4. Software de alta complejidad y los principales programas asociados al trabajo de oficina, con valor, al menos, de varias decenas de dólares.
  • La tecnología alternativa de los teléfonos inteligentes era muy diferente:
  1. Procesadores lentos y sencillos.
  2. Pantallas pequeñas, para un dispositivo de bolsillo.
  3. El amado teclado QWERTY no estaba a la vista.
  4. Software de menor complejidad y múltiples aplicaciones para situaciones sencillas de la vida, algunas veces con precio de un dólar.
  • Los teléfonos inteligentes no son como una computadora personal convencional, pero ofrecen algunos nuevos beneficios:
  1. Proporcionan un sistema de posicionamiento GPS que permite a los usuarios interactuar con el ambiente de acuerdo a su posición.
  2. Permite hacer algunas tareas básicas de una computadora personal, como leer correo electrónico, consultar Internet y redactar documentos simples, en movimiento en cualquier lugar y sin tener que cargar una computadora portátil.
  • Estos beneficios atrajeron nuevos consumidores y creo que no hay que hablar mucho sobre el éxito de los teléfonos inteligentes.
Segundo Acto Los automóviles eléctricos y la disrupción de la industria petrolera

Ya se empezaron a preocupar los petroleros

Las empresas petroleras siguen siendo las mayores y más prósperas del mundo. La falta de clientes nunca ha sido su preocupación y más bien viven agobiados por el agotamiento de su materia prima, la búsqueda de nuevos yacimientos y la necesidad de extraer petróleo en algunos pagos con habitantes muy irritables, impredecibles y con un extraño sentido de la moda.

Y uno de los pilares en los que descansa la prosperidad de esta industria es sin duda la venta de combustibles a los automovilistas del mundo. No se puede negar que el automóvil es la máquina que capturó la imaginación de la humanidad con su promesa implícita de independencia y movilidad.

¿Que está ocurriendo en la industria petrolera, para que en sus medios más informados se esté hablando con preocupación de la disrupción que puede ocasionar el automóvil eléctrico? 

Durante mucho tiempo la industria petrolera no tenía mucho de que preocuparse de los automóviles eléctricos, ya que no proporcionaban ni potencia en el manejo ni mucha distancia. Pero ahora les sobran motivos para preocuparse:
  • La trayectoria establecida de la industria petrolera es sólida:
  1. A regañadientes y trompicones cada vez producen combustibles menos sucios.
  2. Cuentan con una red de distribución extendida por todos los rincones del planeta para servir a millones de automovilistas.
  3. Existe total interoperabilidad entre combustibles y automóviles.
  4. El gusto de los automovilistas por automóviles potentes es sin duda una gran ayuda para la industria petrolera.
  • La tecnología alternativa de los automóviles eléctricos durante mucho tiempo no parecía preocupar a los grandes petroleros:
  1. Las baterías disponibles no permitían impulsar motores potentes ni retener la carga por períodos prolongados.
  2. No existe una red establecida que permita recargar automóviles eléctricos en grandes distancias.
  3. No está clara la interoperabilidad de las pocas estaciones de recarga con las baterías de diferentes fabricantes.
  4. Los diseños de los primeros automóviles eléctricos, cuadrados y pequeños, no es atractivo para el consumidor. ¿Alguien quiere comprar un automóvil feo, lento y que puede detenerse sin energía a la mitad de un viaje largo?
  • Sin embargo en mercados paralelos se han producido avances tecnológicos y se han creado tecnologías alternativas que son aprovechadas por los automóviles eléctricos:
  1. La tecnología de baterías se ha revolucionado en la última década, impulsada por las computadoras portátiles y teléfonos móviles. Hay nuevos materiales y nuevas modelos operativos. Se pueden hacer baterías con más energía y mayor retención de carga con menos peso en un espacio cada vez más reducido.
  2. Hay nuevos materiales ligeros que permiten construir automóviles más eficientes.
  3. El desarrollo de los programas de manufactura y diseño (CAD/CAM) permiten hacer diseños eficientes de manera recortada y reducen la construcción de prototipos.
  • La unión de estas tecnologías alternativas permite que los automóviles eléctricos sean una realidad y de hecho los automóviles Tesla son ya un objeto de deseo de los consumidores globales y no hay que obviar que traen beneficios ecológicos a las ciudades en las que pueden funcionar.
Sin duda tienen motivo para estar preocupados en las grandes compañías petroleras. En resumen una disrupción implica, al menos, los siguientes elementos:
  • Desplazamiento de una trayectoria tecnológica establecida
  • La adopción de una tecnología emergente, que puede ser resultado de usar diferentes innovaciones tecnológicas de otras industrias.
  • Y finalmente y la más importante, debe haber la creación de un nuevo mercado.

Epílogo ¿Y los automóviles sin conductor? La disrupción que viene

La disrupción que viene

Aunque los automóviles sin conductor se pueden percibir más como un proyecto de ciencias de los genios ricos de Google que como un producto real, no está muy lejano el día que puedan ser altamente disruptivos para la industria de los seguros y para los diferentes gobiernos municipales.

A pesar de que no son infalibles, los automóviles auto guiados son más seguros y reducen en varios órdenes de magnitud los accidentes viales. Cuando estos automóviles sean más comunes simplemente el riesgo de tener un accidente va a ser tan bajo que se va a cuestionar la necesidad de tener una póliza de seguro.

Por su parte los diferentes gobiernos municipales del mundo han establecido densas capas burocráticas para administrar a los automovilistas, incluyendo registros, emisión de licencias, exámenes de manejo y un largo etcétera.

Estos mismos gobiernos han encontrado en las multas e infracciones una fuente de ingresos que en muchos casos sirve para balancear el presupuesto local. Este ingreso simplemente va a desaparecer, ya que la computadora de los automóviles auto guiados está programada para no tener emociones y respetar el reglamento de tránsito.

¿Alguien está de humor para jugar dominó?

Negotiis Diveros

Cuidado con las armas autónomas


Esta semana comenzó a circular una carta abierta en la que más de un millar de investigadores en Inteligencia Artificial, Robótica y otros campos piden la prohibición mundial de desarrollar armamento que pueda funcionar de forma autónoma, buscando prevenir escenarios apocalípticos en los que nuestros inventos se salgan de nuestro control. Entre los firmantes se encuentran Elon Musk, Stephen Hawking y Ray Kurzweil. 

Si como gesto simbólico desean unirse a la lista de firmantes, en este enlace se encuentra la forma de hacerlo.

Un historia de ciber-turbas

La turba como fiscal, jurado y juez

Esta semana se produjo un desagradable incidente que nos recordó la facilidad que tienen las redes sociales para crear tribunales sumarios en los que una muchedumbre global enardecida toma el rol de fiscal,jurado y juez al mismo tiempo. Independientemente de las causas de enojo, este tipo de hechos no ayuda en nada al género humano.

El Sr.Walter Palmer es un dentista en la ciudad de Minneápolis que es aficionado a la caza mayor con ballesta, actividad en la que tiene un largo palmarés. Hombre afecto a las emociones fuertes decidió que lo menos que merecía un hombre de su éxito era asesinar un león africano

Hombre de más acción que palabras, viajó a Zimbawe, pagó a sus guías y una licencia de cacería (cincuenta mil dólares) y puso manos a "la obra". La diligencia del Sr. Palmer concluyó con el asesinato de un león de melena negra conocido como Cecil y que era un símbolo nacional.

El Sr. Palmer asistido por sus guías sacó a Cecil de la reserva en la que vivía, le disparó con una ballesta, esperó a que el animal se desangrara, durante cuarenta horas, para finalmente rematarlo a tiros y proceder a separar su cabeza y despellejarlo. Verdaderamente es un encanto de persona y uno de los puntos más altos que ha alcanzado la humanidad en desarrollo espiritual.

Cuando la noticia trascendió, terminó por encender las redes sociales y a los medios masivos de comunicación. Y la reacción del tribunal popular global ha sido furiosa: el Sr. Palmer ha recibido insultos, amenazas, se ha publicado su dirección y número telefónico y sus páginas en Internet y Facebook fueron defenestradas antes de ser retiradas.

En su único testimonio pidió perdón y pensó que estaba haciendo una actividad de forma legal. No se ha sabido nada de este hombre que simplemente desapareció de la faz de la tierra ante la reacción popular y lo único que se sabe que ya es buscado tanto por las autoridades norteamericanas como por las africanas. No estaría mal que lo encontraran.

Tres preguntas:
  • ¿Qué pasa por la mente de una persona que piensa que puede asesinar a un ser vivo y hermoso?
  • ¿Quién tasa la belleza y unicidad de un león africano en cincuenta mil dólares?
  • ¿Se pierde emoción si en lugar de usar una ballesta se usa una cámara fotográfica?

Más noticias del bizarro mundo de la seguridad informática

Todo un mundo nos vigila

Sin duda estamos en una crisis de seguridad informática, aunque se traten de guardar las apariencias. En la entrega más reciente comenté sobre el ataque informático a los automóviles Chrysler Jeep y en realidad este hecho solo es como la punta visible de un iceberg:
  • Las autoridades norteamericanas impusieron una multa récord a Chrysler Fiat por los defectos en sus automóviles Jeep. Lamentablemente al parecer no son los únicos fabricantes con este tipo de problemas y para efectos prácticos la gran mayoría tiene puntos débiles.
  • Hace algunas semanas se tuvo noticias de un masivo ataque a la base de datos de empleados del gobierno federal de los Estados Unidos. Aunque todos los indicios apuntan hacia China, en los hechos los afectados han tenido una respuesta casi nula y visto desde afuera parece que no saben ni qué les pegó.
  • De hecho la respuesta ha sido tan tibia que la misma comunidad de inteligencia se preocupa de estar proporcionando un estímulo para nuevos ataques.

Ya hay especulación que existe una elevada posibilidad de tener un "11-S cibernético" en los próximos años, al tiempo que los bajos salarios ofrecidos por el FBI le impiden contratar al talento necesario para evitarlo.

Créditos Fotográficos

photo credit: Capicubana via photopin (license)

photo credit: your move via photopin (license)



photo credit: Quadrocopter via photopin (license)

photo credit: LOLtimus Prime via photopin (license)






0 comments:

Publicar un comentario