Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 13 de diciembre de 2015

Herejes Digitales - Parte II: Para Navidad quiero un monopolio

En la entrega anterior comentaba sobre una corriente intelectual, bastante seria, que es la base de una oposición hacia las transformaciones económicas producto de los avances de la tecnología digital y de comunicaciones. Previamente documenté el excesivo optimismo con el que algunos analistas ven el futuro. En esta ocasión toca examinar las objeciones a este optimismo. Sin duda el futuro ya no es lo que solía ser.



"La idea de que todo el mundo es un especialista que merece ser escuchado ha hecho que en realidad, la voz de todos sea menos significativa. Todo lo que estamos haciendo es colocarnos nosotros mismos en una posición para que nos vendan - segmentados por marca y listos para que nuestros datos sean analizados. 

Pero esto es el final lógico de la democratización de la cultura y el temido culto de la inclusividad, que insiste en que todos nosotros debemos existir bajo el mismo paraguas de regulación corporativa - un mandato que dicta cómo debemos expresarnos y comportarnos."


Preludio: Hablando de Promesas no cumplidas

¿Quién se robó el mes de abril? ¿Y todo el calendario?

En este enlace se puede leer la primera entrega de esta serie.

En 1995, Internet salió del ambiente de la academia y la investigación militar para convertirse en una opción comercial. La primera gran industria de Internet fue la de escritores, analistas y profesores universitarios que estaban dispuestos a enseñarle al mundo el futuro y las maravillas de una tecnología que todavía sonaba esotérica a los oídos profanos. Por supuesto el común denominador entre todos estos escritores era el optimismo desenfrenado.


Entre múltiples volúmenes de esa época destacan "Being Digital" del Dr. Nicholas Negroponte, director del MIT Media Lab y una de las primeras celebridades de Internet. También ha sido muy comentado el libro "New Rules for the New Economy" de Kevin Kelly, editor en ese tiempo, de la revista Wired y su subtítulo lo dice todo:"Diez estrategias radicales para un mundo conectado". He de reconocer que este último ha sido un título favorito personal durante mucho tiempo y también me tocó la fortuna de escuchar una conferencia del Doctor Negroponte, por allá del glorioso año de Nuestro Señor de 1998.


Importantes en su tiempo

¿En qué se parecen ambos volúmenes? Sin duda un optimismo exultante y el anuncio de que estábamos en al amanecer de una nueva época:


  • Una economía en que los bits son más importantes que los átomos anunciaba abundancia y el fin de la escasez tradicional del mundo físico.
  • Los bits son invisibles a las fronteras por lo tanto los gobiernos tradicionales resultan redundantes. Negroponte escribe: "espero que el Estado-nación se evapore en un lío inoperante y pegajoso, antes de que algún cíber-estado mundial domine el ambiente político."
  • Ambos hablan de una época de libertad personal y económica, sin intermediarios, con una creatividad cultural sin precedentes y de la creación de un círculo virtuoso de innovación y prosperidad.
  • Los temas subyacentes son una globalización creciente y un mundo conectado en el que los "nacionalismos son inútiles e inapropiados".
  • Evidentemente todas estas bondades provienen de los avances en las tecnologías digitales y de comunicaciones. Difícil no contagiarse.
En resumen la promesa era una "economía global, descentralizada, en la que las antiguas leyes de oferta y demanda quedaban superadas por una abundancia ilimitada, en la que las antiguas instituciones quedaban superadas por una nueva libertad individual". Embriagante, por decir lo menos.

Primer Acto Los protagonistas


Bienvenidas las opiniones contrarias

En medio de un ambiente de entusiasmo light, ha surgido un grupo de pensadores, que han tenido el valor de ver más allá de lo evidente y confrontar los signos que contradicen el optimismo colectivo. Vamos a conocer a algunos, en una lista que no es más que ilustrativa y no pretende ser total.


Sherry Turkle:


Dra. Sherry Turkle

La Dra. Turkle, especialista en Antropología, está ligada al Media Lab en MIT y por lo tanto cercana a uno de los Centros de Tecnología de Información más importantes. Su investigación es alrededor de como las computadoras "nos están cambiando como seres humanos" y "las relaciones que se crean entre personas usando la computadora como un intermediario". Su veredicto es contundente: "en estos día, inseguros en nuestras relaciones y preocupados por nuestra intimidad, buscamos en la tecnología maneras para tener una relación y protegernos al mismo tiempo. Tememos los riesgos y las decepciones de las relaciones con otros seres humanos. Esperamos cada vez más de la tecnología y cada vez menos de nosotros".



Evgeny Morozov

Evgeny Morozov

Periodista e investigador de origen bielorruso, es uno de los autores más escépticos sobre la contribución de Internet al derrocamiento de regímenes autoritarios y también es uno de los críticos más incisivos sobre lo que llama "Solucionismo Tecnológico" y uno de los azotes, escritos, de Silicon Valley.


Andrew Keen

Andrew Keen

Escritor de origen británico, tiene en su currículum ser uno de los pioneros en el terreno de la distribución música por medios digitales. Keen es uno de los críticos más ácidos sobre las nuevas tecnologías y prácticamente toca todos los terrenos: pérdida de empleo, creación de monopolios, violación a la privacidad, apropiación ilegítima de trabajos culturales, destrucción de la cultura y un largo etcétera.

Sus principales libros:"The Internet is not the answer" y "The cult of the amateur". Como muestra un botón: "En el experimento digital de hoy, el mundo se está transformando en una sociedad en la que el ganador se lo lleva todo. Este futuro conectado se caracteriza por una asombrosa distribución desigual del valor  económico y del poder en casi todas las industrias que Internet está afectando ".

Nicholas Carr

Nicholas Carr

Escritor de negocios, que ya ha sido mencionado en estas páginas, tiene la preocupación del efecto que está provocando Internet en las capacidades cognoscitivas, la concentración y el aprendizaje.


Esta lista no es de ninguna manera exhaustiva, pero representa un grupo de pensadores independientes que van más allá de la protesta hueca y tradicional de los iracundos con boina roja y el "Capital" bajo el brazo. No estamos hablando de atacar transportes en Silicon Valley ni de denunciar a caseros en San Francisco.

En este caso, y recomiendo curiosear al menos una obra de cada autor aquí listado, se están presentando argumentos convincentes que al menos dan en que pensar. También, y esto no lo podemos ignorar los tecnólogos, van a servir como base de nuevas políticas públicas y un cambio en percepción social. Ya hay algunos que hablan de establecer un estricto control gubernamental sobre las innovaciones tecnológicas.

Afortunadamente es imposible regresar el reloj atrás

Segundo Acto Los cargos y la evidencia

"En última instancia, en la economía de la reputación se trata de hacer dinero. Se nos insta a cumplir con la insipidez de la cultura corporativa y nos hace reaccionar a la defensiva protegiendo a nuestro imperfecto ser para que podemos participar en continuas transacciones comerciales. ¿Quién quiere compartir un viaje o una casa o un médico con alguien que no tiene una buena reputación en línea?

Surge un  mundo de  conformidad y de censura , borrando de forma dogmática lo que es contrario, y  acorrala a la gente en un ideal. Olvídese de la negativo o la difícil. ¿Quién quiere solamente eso? Pero ¿y si lo negativo y lo difícil se une a la realmente interesante, en lo que obliga a pensar, y en lo inusual? Ese es el verdadero crimen perpetrado por la cultura de la reputación: el sacrificio esterilizado de la  pasión; terminar con el individuo".

Brett Easton Ellis


¿Un mundo para unos cuantos jugadores?

Voy a listar las principales objeciones y observaciones que hacen estos autores sobre lo que podemos denominar "La cultura y economía de Internet", y en la siguiente entrega de esta serie voy a presentar "la defensa" con mis comentarios.

  • Las nuevas empresas de Internet destruyen empleos en las industrias en las que se hace una disrupción. Esto está contribuyendo a la desaparición de la clase media en las economías desarrolladas.
  • Instagram con menos de mil empleados procesa más fotografías que Kodak en su momento de mayor esplendor con casi ciento cincuenta mil empleados. 
  • Uber no tiene activos y también con menos de mil empleados es más valiosa que las compañías de renta de automóviles Hertz y Avis, que tienen miles de vehículos y trabajadores.
  • Airbnb no tiene bienes raíces ni propiedades, pero es más valiosa que los grupos hoteleros más grandes del mundo que a su vez emplean miles de trabajadores.
  • La promesa de descentralización ha sido rebasada por una realidad de monopolios virtuales: Amazon, Facebook y Google.
  • La privacidad personal se ha convertido en una moneda de cambio por estos monopolios.
  • Estamos viviendo en un mundo en el que el espacio privado no existe y estamos sometidos a una vigilancia continua, aún en nuestras actividades en línea.
  • La distribución digital de contenidos culturales no ha premiado a los creadores ni ha fomentado la creación de nuevos trabajos. Existe un ambiente en que un pequeño porcentaje de trabajos recibe la mayor parte de la atención. En lugar de diversidad existe una aburrida uniformidad.
  • Ni Internet ni las redes sociales contribuyen a la democracia ni al derrocamiento de las dictaduras. Más bien estas aprenden a utilizar estos mecanismos para ayudar a sus fines.
  • La vida en línea, con una o varias personalidades virtuales, es más satisfactoria que la vida real. "Las conexiones digitales ofrecen la ilusión de la compañía sin las exigencias de la amistad".
  • Internet es una caja de resonancia en la que están floreciendo los nacionalismos más radicales y un campo de cultivo para los prejuicios más añejos.

Más común de lo que debiera ser

¿Qué sigue después de esto? Sin duda la transformación económica y cultural no es sencilla y hay muchas consecuencias e implicaciones detrás de un simple "like" al video de un encantador minino. Sobre esto será la tercera entrega.

Imposible regresar a este pasado

Epílogo  Google no tiene la culpa de todo

Esta semana se anunció de la fusión de Dupont y Dow Chemical  gigantes de la industria química, para crear una empresa de ciento treinta billones de dólares con alcance global y dominio absoluto de este sector. ¿Cuál es la racional detrás de este movimiento? La necesidad de tener un gran tamaño para competir globalmente y por supuesto las "sinergias" que se producen al combinar operaciones.  Hay que entender que "sinergia" es un eufemismo para referirse a la reducción de personal. En esto, Google y similares son absolutamente inocentes y los bits no tienen la culpa.

Negotiis Diveros

China en defensa de la censura en Internet

¿Los buenos muchachos de la vida en línea?

A todo bombo y platillo, los días 16 y 18 de diciembre se va a desarrollar en China la Segunda Conferencia Mundial de Internet, en la que se van a discutir temas como los límites que se deben poner a la red de acuerdo a los intereses nacionales de cada país. El evento va a contar con la asistencia de los Primeros Ministros de reconocidas democracias liberales como Rusia, Pakistán y Kazakhastán. Y por supuesto el celestial e infalible camarada Xi Jingpin va a hacer el discurso inaugural.

Haciendo uso de su diplomacia de billetera, China está buscando influenciar las reglas de gobierno de Internet para que sean más similares a sus prácticas de censura, limitaciones y persecución. Su objetivo serían que en realidad Internet deje de ser una red global y abierta, para que cada país tenga su red propia y la interconexión entre naciones sea estrictamente controlada. 

El responsable de Internet en China, lo resume todo en una frase 100% Orwelliana: "La libertad es nuestra meta, el orden es nuestro medio". ¿Pensarán en China que "1984" es una novela costumbrista? 

Por cierto, el actual régimen está actuando cada vez con mayor intensidad en contra de los disidentes y aquellos a los que considera un riesgo al dominio del Partido Comunista Chino.

Internet versión china

Stevie B y el fuego amigo

¿Y esa cara de yo no fui?

Definitivamente los reflectores crean adicción y para aquellos que han sido sus consentidos es difícil permanecer mucho tiempo alejados de los mismos. Steve B había sido un ex-CEO de Microsoft con un comportamiento modelo. Se había dedicado a hablar de los viejos tiempos o a promover a su equipo de basketball profesional y nada más.

Pero algo le pusieron en el desayuno, porque en días pasados ha sido muy crítico de la estrategia de su sucesor Satya Nadella, en especial a lo que se refiere en su programa de aplicaciones para Windows 10 y el manejo contable de los ingresos por servicios en "la nube". 

Estos comentarios vienen cuando se considera que Microsoft está recuperando parte de su relevancia perdida, y propios y extraños alaban la política de apertura de Nadella, totalmente alejada de las bravuconadas de Stevie B. ¿En serio era necesario esto?


Créditos Fotográficos

photo credit: OBEY? PAY! via photopin (license)

photo credit: Monopoly via photopin (license)







0 comments:

Publicar un comentario