Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 20 de diciembre de 2015

Herejes Digitales - Parte III y final : Los gusanos no se regresan a la lata

En las dos entregas anteriores comenté sobre una corriente intelectual que está cuestionando seriamente el impacto social, cultural y económico que está teniendo la tecnología digital y de comunicaciones. En la primera parte se presentó el optimismo simplón sobre el futuro que permea en el mundillo de la tecnología. En la segunda parte, revisé las principales figuras de este movimiento tecnológico y sus argumentos críticos, algunos muy contundentes. En esta entrega se presenta un futuro posible, considerando que no hay vuelta atrás y este ya no es lo que solía ser.




La primera parte se puede encontrar en este enlace
La segunda parte se puede encontrar en este enlace

Preludio Mi posición


La única dirección es hacia adelante

Para no dejar dudas: 
  • Creo en la absoluta libertad de los mercados, aunque desconfío de los extremos de Ayn Rand.
  • Estoy seguro que la sabia e invisible mano del mercado, necesita una mínima regulación para no perder la dirección.
  • Desconfío de las regulaciones complicadas, de las estructuras burocráticas, públicas o privadas, y de los redentores que quieren salvar a la humanidad.
  • La uniformidad de criterios me aburre y uno de mis mayores temores es vivir en el abismo de la media estadística.
  • Ver hacia atrás te convierte en estatua de sal.
  • Estamos educados con una concepción de la vida Newtoniana, de movimientos predecibles y armónicos, con una jerarquía perfectamente definida y una estructura clara de comando y control. 
  • En realidad nuestro universo es cuántico, con incertidumbre y movimiento perpetuo e imperceptible. ¿Qué tan rápido podemos ajustar nuestro modelo mental?
  • He de reconocer que la idea de disrupción de organizaciones vetustas y arcaicas me emociona. El tiempo perdido haciendo fila en las escasas visitas que he realizado en la última década a una sucursal bancaria, lo dedico a imaginarme el día no tan lejano en que no sean necesarias, ni ese modelo ni lo que está adentro. 
  • Pienso igual mientras estoy en la fila de obtención de la licencia de conducir, del pago de impuestos y similares. Sin duda hay mejores formas de hacer las cosas y pasar el tiempo, y en realidad no se justifica la calma.
  • Sin embargo mantengo un sano escepticismo y trato de que mi utilización de la tecnología sea razonada y de acuerdo a mis intereses. No tengo, ni tendré nunca, cuenta en Facebook. Odio el formato mp3 y lo seguiré haciendo hasta el fin de mis días.

Es difícil discutir que estamos viviendo una transformación social y económica en el mundo creado por la Revolución Industrial. En aquella época primero se produjeron las transformaciones económicas y con el tiempo eventualmente la organización social y el marco legal se adaptaron a la nueva realidad. 

De alguna manera se puede decir que la tecnología digital, Internet y las comunicaciones tomaron por sorpresa a la "estructura establecida", que veía los avances tecnológicos como una herramienta útil. Algunas de las predicciones más futuristas eran recibidas con risas burlonas.

Por el glorioso año 2000 de Nuestro Señor, dediqué algunos meses de mi vida a perseguir el sueño "punto com". En aquellos años me tocó conocer a muchos integrantes del mundo financiero, que simplemente no daban crédito a lo que escuchaban y todo les sonaba a un futuro muy lejanos. Bueno pues esto ya llegó, y en realidad aumentado y con esteroides. Ahora es su turno de responder.

Primer Acto Monopolios accidentales e imperios temporales


Escena Primera Monopolios accidentales, canalladas intencionales

Las soluciones tecnológicas tienen tendencia a crear monopolios de forma natural, y estos nacen justamente por la conveniencia de los que las utilizan. Es conveniencia de todos que exista un solo motor de búsqueda en Internet, que adicionalmente mejora mientras más personas lo utilicen. Es más fácil que exista sola una red social.

El hecho que el usuario de una plataforma se beneficie mientras más usuarios la utilicen se conoce como "efecto red" y es uno de los efectos económicos más poderosos, y tal vez menos entendidos. 

Los primeros en tener una cuenta en Facebook se deben haber aburrido mucho, pero aquellos que llegan después que se ha alcanzado una masa crítica los beneficios son grandes. Algún incauto que empiece a usar Facebook hoy, tiene el potencial de conectar con un billón de personas. Aunque no lo pueda hacer, suena atractivo.

Entonces es natural e inclusive benéfico que Google, Facebook y Amazon tengan posiciones dominantes en sus respectivos mercados. Esta dominio de mercado, les permite existir pero a su vez beneficia a a aquellos que los usan.  

Sin embargo estos monopolios naturales no justifican acciones para crear monopolios deliberados, como justamente han hecho las compañías mencionadas arriba.
  • Google utiliza la posición dominante del motor de búsqueda para privilegiar otros de sus productos, en contra de competidores como Yelp o Amazon.
  • Facebook utiliza su dominio para restringir como otras aplicaciones conviven con la plataforma y la forma de distribuir contenidos, sin mucha libertad para el usuario.
  • Amazon ha usado su posición dominante para poner contra la pared a los editores de libros, que inútilmente han tratado de defenderse. Todo ha sido inútil ante el masivo poder de mercado del gigante de comercio electrónico. Basta con que retrase unas semanas la oferta de un título nuevo, para dañar su perspectiva de ventas.
Las leyes antimonopolio son producto de la Revolución Industrial, y nacieron para limitar el poder de las empresas ferroviarias y las compañías petroleras principalmente. Los representantes de este marco legal ya están revisando, en diferentes latitudes, las prácticas de todas las compañías mencionadas. El caso más notorio es la investigación que se está realizando en la Unión Europea en contra de Google.

Si bien es cierto que las plataformas tecnológicas favorecen la creación natural de monopolios, hay algunas prácticas que no lo son. Es predecible que eventualmente la reglamentación antimonopolio se va aplicar a las nuevas compañías tecnológicas.

Escena Segunda Frágiles Imperios Temporales

Hay gigantes con pie de barro

Así como los mercados tecnológicos crean monopolios de forma natural, son capaces de destruirlos de forma muy rápida. ¿Existe acaso mejor ejemplo que Yahoo?

Yahoo una de las primeras grandes empresas de Internet, que surgió aparentemente de la noche a la mañana para organizar la información de la plataforma naciente. Yahoo dejó de ser el secreto de algún grupo de conocedores y se convirtió en una compañía referente para el gran público. Durante mucho tiempo para el consumidor promedio Yahoo era un sinónimo de Internet y el cielo parecía el límite para esta compañía.

Pero, y siempre habrá uno, un par de inteligentes aspirantes a un Doctorado en Ciencias de la Computación, desarrollaron un algoritmo para hacer una mejor organización de la información de Internet para buscar datos útiles y nació Google. 

Ante una mejor tecnología, simplemente lo que parecía el dominio absoluto de Yahoo comenzó a disolverse irremediablemente. Hoy la compañía ha entrado en un período de revisión para ser vendida en partes, en algo que parece más una venta de garage que cualquier otra cosa. Hoy la gloria de 1995 es solo un lejano recuerdo.

Pero hay justicia poética, la aparente invencibilidad de Google se puede desmoronar con los cambios hacia un Internet móvil. Pero la lección es clara, el gigante de hoy puede caer de la noche a la mañana.

Segundo Acto La noche de los reguladores vivientes

El regulador se prepara para un día de trabajo

Escena Primera Muerte, regulación e impuestos

¡Ahí vienen! ¡Ahí vienen!

Se terminó el factor sorpresa para las empresas tecnológicas, y las estructuras económicas establecidas están preparando su respuesta, y de alguna forma hay que estar listos para la regulación que viene:
  • Las diferentes autoridades reguladoras han estado revisando las leyes asociadas a la protección de la información personal. Y justamente la Unión Europea acaba de emitir una severa legislación que va a limitar el rango de acción de compañías como Google y Facebook. Esta legislación cayó como un balde de agua helada en Silicon Valley y esta historia apenas empieza.
  • Pero los reguladores de todas las latitudes están tras las compañías tecnológicas. También esta semana un juez brasileño prohibió la operación de la aplicación de mensajería Whatsapp ( parte de Facebook) en ese país. Esta restricción fue una represalia por la falta de cooperación de la compañía para compartir su información durante un juicio.
  • Para ver la fuerza de las compañías tecnológicas y que la regulación no va a ser una tarea sencilla, la restricción en contra de Whatsapp se mantuvo menos de 24 horas, ya que la protesta de cien millones de suscriptores brasileños pudo más que un juez regional.
  • Pero este pequeño episodio de juzgado bananero es solo una muestra de una corriente más grande, ya que los diferentes gobiernos analizan formas de obligar a las empresas tecnológicas a cooperar con el brazo de la justicia. Un tema que sin duda va a ser complicado, pero característico de nuestra nueva era.
  • Pero en contra de las compañías tecnológicas  se está preparando la arma de mayor destrucción económica jamás creada: la confiscación de la riqueza, conocida con el eufemismo de pago de impuestos.
  • Durante años las mayores compañías tecnológicas han utilizado mecanismos creativos y legales para reducir su carga impositiva con gran éxito.
  • Pero justamente estas prácticas están siendo revisadas a nivel global y una vez más la Unión Europea está trabajando en revisar estos esquemas. En su trabajo destaca una investigación en contra de Apple.
Escena Segunda Vivir en la cultura del espectáculo

¿Hacia un mundo de clones?


“De generación en generación las generaciones se degeneran con mayor degeneración"
Gustavo Sáinz en Obsesivos días circulares


Se menciona que Internet está acabando con la cultura y creando un mundo homogéneo y pasteurizado, en el que no caben las diferencias. De forma paradójica, la globalización ha contribuido a eliminar aquello que es singular.

Y bajo el manto protector de que todo tiempo pasado fue mejor, se dedican a alabar la supuesta variedad y riqueza cultural de esos días pasados. Pero creo que las evidencias no soportan esta visión. 

Es cierto que la promesa de que la disponibilidad abundante de contenidos en medios digitales sería el puente a una edad de oro cultural no se ha cumplido. Es cierto que hay un rico acervo cultural disponible, pero totalmente ignorado por las grandes mayorías. Pero en realidad, no hay mucha diferencia con ese pasado supuestamente glorioso. ¿Alguien recuerda la radio de las "40 principales"?

Un tema más controversial es el del manejo de la propiedad intelectual y los derechos de autor. Hoy en día la "cultura de gratis" asociada a Internet, está incidiendo en los creadores. Hay pocos estímulos para hacer nuevas creaciones.

Esta situación no es sostenible, y sin duda tendremos nuevas reglas de derechos de autor y propiedad intelectual.


¿Maneja Amazon nuestra cultura?

Final ¿Se acabó la era del Internet salvaje?

¿El nacimiento de una nueva era?

Reglamentos, leyes, juicios, demandas, el cobrador de impuestos, agencias de seguridad, espías y contraespías. Con esta lista parece que el futuro se ve complicado para las grandes empresas de Internet y van a tener que ajustar su funcionamiento para una nueva realidad.

Pero una vez más, hay que ver el pasado para comprender el presente. En su tiempo, la legislación que controló a las nuevas compañías de la era Industrial fue fundamental para construirla. Y la historia se va a repetir.

Negotiis Diveros

Yahoo y el inicio de la cuenta regresiva

Alguien quiere platicar con Yahoo

Había venido comentando sobre los creciente impaciencia de los accionistas de Yahoo en torno a los resultados obtenidos bajo la gestión de Marissa Mayer. El Consejo de Administración de la compañía estuvo reunido para revisar diversas propuestas sobre el futuro de la compañía y aunque todavía no hay una decisión final, el futuro no se ve muy halagüeño:
  • Por cuestiones fiscales Yahoo no se va a deshacer de su participación en la compañía china Alibaba, que vale treinta billones de dólares y por lo contrario va a escindir varios de sus negocios actuales.
  • Diversos fondos de inversión y compañías de comunicaciones van a iniciar un período de revisión para adquirir lo que queda de Yahoo, ya sea como un todo o en partes.
  • A pesar de la falta de los productos y servicios maravillosos ofrecidos por Ms Mayer, Yahoo sigue siendo una de las propiedades de Internet más visitadas a nivel global y eso vale algo. Justamente la tarea final de Marissa Mayer va a ser encontrar el mayor valor posible, tarea nada fácil.
A tono con la nota de hoy, Yahoo es el ejemplo vivo de una compañía dominante que puede ser superada por cambios en la tecnología y ver como su participación de mercado desaparece rápidamente. Lo dicho monopolios accidentales e imperios temporales.

¿Quedará algo?

Créditos Fotográficos


photo credit: Maggots via photopin (license)


0 comments:

Publicar un comentario