Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 28 de febrero de 2016

Blim: Ridículo digital del imperio bananero del nunca jamás

Esta semana se presentó la compañía Blim, el distribuidor de contenido por medio de streaming de Televisa, la supuesta compañía de medios en idioma castellano más importante del mundo. Aunque mediante una pequeña avalancha mediática se buscó resaltar el hecho como un hito histórico , en realidad estamos ante un producto que llega tarde, incompleto, ignorando un mercado cambiante y utilizando un chovinismo patético como principal ventaja competitiva.

Preludio Historias de economías cerradas y villanos de opereta




chovinismo
1. m. Exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados
“Cuantas menos razones tiene un hombre para enorgullecerse de sí mismo, más suele enorgullecerse de pertenecer a una nación”.

Arthur Schopenhauer

La imagen de una dinastía en decadencia

No tengo duda que con el paso de los años la teoría económica de sustitución de importaciones y fronteras cerradas recibirá todo el descrédito que merece. Pero al menos en Latinoamérica, los principales grupos empresariales deben su origen a este marco conceptual y vaya que se crearon algunas grandes corporaciones.

Un ejemplo de libro de texto es la compañía de medios Televisa, que nació como un grupo controlador de estaciones de radio y televisión abierta. Con el tiempo fue relativamente fácil extender el dominio a medios impresos y el entretenimiento en general. De acuerdo a su propaganda, Televisa es la principal compañía de medios en idioma castellano y sin duda en algún momento de su historia fueron dominantes.

Alrededor de la empresa hay una serie de historias y mitos que servirían para crear una serie de televisión estilo Dallas o Dinastía, eso sí, bajo una rigurosa calificación Región 4. La compañía explotó su mercado cerrado y su cercanía con el partido político en el poder y eran para efectos prácticos un monopolio. En el cenit de su poder contaban con un control del 90% de la audiencia de televisión y el control de los principales presupuestos publicitarios de una de las economías más grandes del mundo.

Pero los tiempos cambian y tanto la sustitución de importaciones como las fronteras cerradas están, por el momento, en el gabinete de los recuerdos. Y esas grandes compañías, no demostraron serlo tanto en cuanto tuvieron que enfrentar competencia. No tienen capacidad para participar en un mercado medianamente abierto.

En el caso que me ocupa hoy, Televisa ha tenido años de disminución de audiencia ante el surgimiento de nuevas opciones para nuevas generaciones que se han beneficiado del conocimiento de alternativas globales. 

Y finalmente tuvieron que hablar del elefante en su sala: en su último reporte a los mercados financieros, la compañía habló de una disminución de ingresos publicitarios y la pérdida de audiencia ante otras alternativas de entretenimiento, en particular Netflix. 

Pero, qué nadie pierda el sueño, para enfrentar a Netflix, la compañía anunció con bombo y platillo su plataforma Blim, dirigida a un público hispano parlante. Por cierto en la alharaca mediática, pasó desapercibido que este sería el tercer intento de la compañía por tener una presencia relevante en Internet. Y las cosas no se ven favorables.

Primer Acto Waterloo Digital

"El nacionalismo se cura viajando"

Camilo José Cela

El siguiente movimiento se ve difícil

¿Qué es Blim? De acuerdo a lo que se puede ver en su página en Internet, son una plataforma de distribución de video ( streaming) con contenidos en idioma español. ¿Qué se puede apreciar a simple vista?
  • Lo primero que resalta es un chovinismo a ultranza. Lo primero que se ve es la frase "las series y películas que son lo tuyo", que es reforzada más adelante con la expresión " las películas que te gustan, cine en tu idioma".
  • Durante la presentación de la plataforma se hizo mucho énfasis en que se trataba de una plataforma "curada para la audiencia mexicana".
  • Sin duda lo primero que hay que agradecerles es su interés por cuidar a una audiencia nacionalista del peligro de plataformas extranjeras. No hay duda que Netflix tiene un crecimiento de tres cifras en estas tierras por una malévola conspiración de extraños enemigos, que ya osaron meterse hasta la cocina.
  • ¿Por qué le tomó tanto tiempo a los salvadores llegar al rescate? Traen un retraso de solo cinco años.
  • Por cierto, la parte más rijosa de la comunidad tuitera tuvo un día de campo burlándose de los alcances de la plataforma y la muy cuestionable calidad de sus contenidos. La audiencia que abandonó la señal de televisión abierta no se ve en principio muy dispuesta a regresar pagando.
  • Y a partir de este punto, el chovinismo se mezcla con populismo, ya que la defensa más común en contra de las burlas de la comunidad tuitera fue hablar de una "élite digital" alejada del hombre común. Algunos defensores más moderados pidieron una oportunidad para la nueva plataforma.
  • El diseño de la página es genérico para este tipo de plataformas y en realidad no les preocupó la originalidad. A diferencia de otras plataformas no permite a los curiosos ver el contenido ofrecido, aunque se puede crear una cuenta de prueba por treinta días. Que les aproveche.
  • Llama la atención que no se hace mucho énfasis en la relación que existe con la compañía madre. ¿Tienen algo de que avergonzarse?
Por cierto la oferta se ve poco diferenciada, y no vi nada en la página que invite a crear una cuenta de prueba. ¿Alguien tiene tiempo para los que llegan tarde?

Segundo Acto ¿Puede un monopolio viejo aprender trucos nuevos?



¿Limpiando ruinas?

¿Qué no tiene Blim? Muchas cosas en mi opinión:

  • En primer lugar, ¿cómo concluyeron que un nombre que no comunica nada era la mejor marca posible? Me encantaría conocer la lógica detrás de esta decisión y ahora están en posición de competir con cualquier onomatopeya como Pum y Cuas.
  • La falta de personalidad e identidad del producto es aterradora, y si alguien no me cree, revise las páginas de sus competidores. Netflix llegó mucho primero y creo que le deben las gracias por las ideas.
  • Me parece muy revelador que, a diferencia de otras plataformas, no se pueda curiosear el contenido disponible. ¿En serio creen que la audiencia les tiene fe ciega?
  • Por cierto abundan los comentarios sobre las limitaciones de la plataforma y los errores que todavía hay en su utilización. ¿Aceleraron el anuncio por los malos resultados reportados?
  • En el pasado he escrito varias veces sobre la dura realidad de los mercados tecnológicos, que son despiadados con aquellos que no son líderes de su nicho. No veo nada en la oferta de Blim que pueda originar una recomposición de su mercado. Son uno más, de un muy poblado ambiente competitivo.
  • Los amables lectores habituales también saben que en lo personal no juzgo una tecnología por su origen nacional y en realidad soy muy crítico de esta estrategia. ¿En serio creen eso de promocionar una plataforma como "lo tuyo"?
  • De hecho esta estrategia chovinista me parece que ignora una de las tendencias más importantes actualmente: la difusión de las barreras tradicionales de un mercado como edad, género, nacionalidad y nivel de ingreso, para dar paso a mezclas alrededor de gustos y fobias, con la nacionalidad en un segundo lugar. Esto lo identifica Marc Andreessen como las "Naciones Unidas de Twitter".
  • Antiguamente la tarea de un mercadólogo consistía en agrupar segmentos demográficos con algunas características en común. Por ejemplo, hasta hace poco, se podía esperar que dos jóvenes de treinta años de la misma nacionalidad y con educación universitaria en finanzas tuvieran hábitos de consumo muy similar.
  • Pero esto hoy en día no es necesariamente así, y aunque ambas personas pueden tener una apariencia similar si se ve superficialmente, y sin embargo tener un comportamiento completamente diferente. Se puede entender mejor a estos individuos a través de su comportamiento en redes sociales e Internet en general. Evidentemente la tarea es mucho más compleja.
  • No es de extrañar que justamente la comunidad tuitera haya sido despiadada con la oferta de Blim.

Y vuelvo a preguntar, ¿ante esta fragmentación de audiencia y creciente globalización, es el chovinismo la mejor ventaja competitiva? Llegan con cinco años de retraso, a ofrecer un contenido agotado desde hace diez, a una audiencia para la que son y serán irrelevantes.

Epílogo La rebelión de los caídos


No la imagino como suscriptora de Blim

En el punto más alto de la dominancia de Televisa, Emilio Azcárraga Milmo su Director General y principal accionista, tuvo una rara aparición con la prensa, en la que habló de más. Al explicar su filosofía empresarial dijo que su compañía hacia contenido para los sectores menos favorecidos económicamente, aunque usando un lenguaje más a tono con una taberna y con términos claramente despectivos.

Muchos años después, algo indica que la compañía ha dejado de conectar con su audiencia: al momento de escribir estas líneas en el App Store de Apple para México, la aplicación de Netflix ocupa el quinto lugar entre las más descargadas. ¿La aplicación Blim? Ocupa el trigésimo cuarto lugar. No es exactamente un arranque meteórico.


Tampoco parece cliente potencial para Blim

Negotiis Diveros

Trump, y sus tuiteros de choque


La gracejada ya duró demasiado

La edición dominical del New York Times trae un artículo que debe inspirar preocupación. Donald Trump, el boquiflojo e incoherente candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, utiliza Twitter como una herramienta para intimidar a sus posibles críticos. El mecanismo es sencillo y con poco riesgo para el agresor:

  • Trump lanza un ataque de forma directa a un crítico suyo. La veracidad del ataque es un asunto menor, por increíble que suene.
  • Una vez lanzada la diatriba, hay legiones de seguidores de Trump que están dispuestos a acosar al destinatario durante semanas.
  • Ante este acoso, el destinatario del ataque solo puede optar por buscar un bajo perfil.
  • En vista de los resultados obtenidos, muchos críticos potenciales prefieren huir del tema y ya el daño está hecho.
Aunque puede parecer un asunto menor, en realidad hay que aprender las lecciones de la historia. La nueva tecnología de la radio fue utilizada como caja de resonancia y amplificación por un grupo radical con ideas impresentables para llegar de forma masiva e inédita a una audiencia no preparada.  Se han escrito muchas páginas sobre la utilización de las transmisiones radiofónicas como elemento esencial en el ascenso al poder del Partido Nazi y Adolf Hitler.


Por cierto, Mr. Trump que ha mostrado una ignorancia masiva sobre Internet y tecnologías asociadas, amenazó esta semana a Amazon sobre una legislación restrictiva en su posible administración. Creo que lamentablemente voy a tener que escribir pronto sobre Mr. Trump.


Por una vez, ambos tienen razón

Apple contra el FBI, segundo round


Hay que reconocer que son persistentes

En la entrega anterior comenté sobre la disputa que existe entre el FBI y Apple Computer, ya que la primera está utilizando todos los métodos, legales hasta el momento, a su alcance para obligar a la segunda a romper el cifrado de un iPhone relacionado con un atentado terrorista.

El asunto no es menor, y definitivamente es un evento fundamental para definir los derechos individuales y la privacidad de los individuos en la era digital. El tono de la confrontación ha ido en ascenso, y todo indica que el asunto se va a decidir en la Suprema Corte de los Estados Unidos:

  • Quedó muy claro que el FBI está aprovechando una tragedia, para presionar a Apple en la corte de la opinión pública, para obtener concesiones impensables en otras circunstancias. De forma "espontánea" salió un grupo de familiares de las víctimas del atentado terrorista para pedir la ayuda de Apple.
  • Afortunadamente para todos, Apple ha tomado una decisión firme de llevar el asunto hasta sus últimas consecuencias y están preparando una estrategia legal de alto calibre.
  • También parece que Apple está trabajando para reforzar la protección a los datos en sus dispositivos y plataformas y hacer obsoleta la petición del FBI.
  • Salvo un desliz de Bill Gates, la comunidad tecnológica ha tomado una posición más firme de apoyo a Apple y por lo menos sirve para resaltar las turbias intenciones del FBI.
  • Claro no han faltado los vociferantes de la boina roja que no apoyan al FBI y aprovechan la oportunidad para linchar, verbalmente por supuesto, a la comunidad tecnológica.

Lo mejor está por venir.


Justamente hay que defendernos de esta mentalidad.


Créditos Fotográficos


photo credit: Jenius. via photopin (license)


photo credit: Dumb & Dumber via photopin (license)

photo credit: Dumb & Dumber via photopin (license)





photo credit: IMG_9949 via photopin (license)












0 comments:

Publicar un comentario