Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 25 de enero de 2014

Berkeley: Manifiestos, turbas, pero sin adoquines....todavía

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden encontrar en @vacuusfinium.

La nota de hoy debe pensarse como una película que se está viendo del final hacia el principio

Epílogo

"Al iniciar el año, existe una extraordinaria atmósfera de un mal desconcertante y resentido. No sé a qué situación comparar el año 2014, excepto a otras sombrías situaciones post revolucionarias, en las que los extremistas fueron exitosos en derribar al status quo, pero fallaron en crear una forma decente y justa de orden civil"
Bruce Sterling, escritor cyberpunk y distinguido futurista

Segundo Acto ¿Han visto a los adoquines volar?

He estado platicando sobre una creciente animadversión de algunos grupos de activistas en contra de las empresas de tecnología y la forma en que los transportes privados para empleados de Google que viven en San Francisco se han convertido en el imán que atrae la furia de los diferentes grupos de movimientos sociales.  Me apena escribir que hay un nuevo episodio que comentar, en esta ocasión en la ciudad de Berkeley en California.

En este lugar reside Anthony Levandowski, brillante ingeniero empleado por Google, quien es el responsable del exitoso desarrollo del automóvil sin conductor. Y este no es el único logro de Levandowski, quien tiene un impresionante currículum como estudiante y emprendedor. Por cierto es nativo de Berkeley y egresado del campus de la Universidad de California en esa misma ciudad.

El pasado 22 de enero el Sr. Levandowski despertó con la novedad que un grupo de anónimos activistas estaban organizando un pequeño piquete de huelga afuera de su casa para protestar por su trabajo en Google. Afortunadamente no hubo agresiones físicas, pero el grupo se tomó la molestia de distribuir unos panfletos entre los vecinos en los que acusa al Sr. Levandowski de "estar construyendo un mundo de vigilancia, control y automatización excesivos". Además se preocupa de informa que es  vecino de los receptores del documento de marras. 

En el panfleto, llenos de los lugares comunes en los que se solazan los miembros de la izquierda exquisita,  se dan el lujo de atacar ya con más detalles al Sr. Levandowski, y además de detallar su trabajo en Google, aprovechan el viaje para atacar al sistema capitalista en su conjunto y la gota que derrama su ideológico vaso es que el Sr. Levandowski está desarrollando un conjunto de viviendas en la misma ciudad de Berkeley y contrató a un reconocido despacho que ha trabajado en el diseño y desarrollo de instalaciones militares y centros comerciales.

 En esta liga se puede encontrar el manifiesto completo,  pero creo que este párrafo en referencia al complejo de viviendas es un buen ejemplo del contenido del mismo:

"El proyecto propuesto es un testamento a la arrogancia, desconexión y lujo de la clase dominante. El hecho de cultivar sus propios vegetales en un jardín en el techo y los venderlos a otras personas ricas les permite simular que el planeta no está siendo devastado por el sistema económico del que dependen para su riqueza, confort y seguridad"

También el mencionado panfleto incluye una fotografía de la casa del Sr. Levandowski, y no es una construcción excepcional por cierto, lo cual cruza la frontera del acoso. Este acoso se confirma cuando mencionan que han espiado a su víctima durante días, y un día vieron como cargaba a su bebé al tiempo que utilizaba un prototipo de Google Glass. Y finalmente culpan al acusado de ayudar a que "el sistema económico siga funcionando todos los días". Según yo, mantener una economía funcionando es motivo de premiación, pero me imagino que todo es cuestión de enfoques.

El panfleto, termina de forma amenazante, ya que los autores avisan que van a repetir este tipo de acciones con otros empleados de empresas tecnológicas, lo cual es preocupante y le da un tono macabro a un documento que tiene el raro mérito de tomar las ideas más aburridas de Mao, el Che Guevara y sus similares, para hacer un amasijo insufrible. 

A estos aspirantes a revolucionarios les hubieran caído de maravilla una clases de humor involuntario con el difunto comediante presidente Hugo Chávez, quien tenía la virtud de generar carcajadas con sus peroratas revolucionarias. Por cierto, el anónimo grupo se llama "Counterforce", lo cual confirma que su conflicto también es con la originalidad y la creatividad. La historia completa se puede leer en esta liga.

Es tentador simplificar la situación y decir que es un simple episodio más en la larga historia de protestas anti-sistema en Berkeley, lugar de residencia de la mayor parte de la izquierda exquisita norteamericana. Desde los años 60, el campus de la Universidad en California ha sido el epicentro de las protestas en Norteamérica. 

En esos años en la ciudad de Berkeley nació el movimiento de libre expresión, que después se trasladó al apoyo al movimiento de los derechos civiles, y mejor ni hablamos de las protestas en contra de la guerra de Vietnam y  y no se puede omitir la relación con el grupo Black Panther, promotores del poder negro y del grupo Students for a Democratic Society (SDS), del cual se escindió el grupo Weather Underground, única guerrilla norteamericana de la historia. Para los que les gusta la historia esta liga contiene un resumen de la historia de Berkeley en los años sesenta.

Acabada de la década de los años sesenta, la cultura de protesta con tufo comunista, anti-imperialista, se asentó en esta ciudad y prácticamente no existe causa y movimiento revolucionario que no cuente con un grupo de simpatía, que se solaza en ser políticamente inmaculada, ya que la corrección política les queda chica. Claro tanta civilidad desaparece cuando están en disputa las posiciones numerarias en la Universidad, ya que estos puestos de sueldo vitalicio se pelean ferozmente, porque aseguran una vida tranquila que permite protestar sin enfrentar las necesidades materiales del mundo real.

Por cierto los activistas acosaron al Sr. Levandowski ,quien sufrió en silencio y no solicitó la intervención de la policía, durante treinta minutos antes de retirarse a continuar con su labor de protesta e impedir la circulación de un autobús de empleados de Google y simplemente hay que esperar su siguiente aparición. 

Primer Acto La aplicación de la ley no sirve para apaciguar a las turbas

De forma nada casual, la protesta de "Counterforce" coincidió con una sesión en el cabildo de la ciudad de San Francisco, en el cual se iba a revisar una propuesta para que los tan cuestionados autobuses privados para empleados de compañías de Silicon Valley, pagaran por utilizar los mismos puntos de embarque que el servicio de transporte público.  Hay que aclarar que aunque los autobuses de Google se han convertido en la figura emblemática, hay servicios similares para los trabajadores de Apple, Yahoo y Genetech.

El verdadero fondo de la protesta en contra de los autobuses Google y sus similares es que se considera que facilitan que los empleados de estas compañías vivan en la ciudad de San Francisco y que su llegada ha disparado el costo de la vivienda en esta ciudad. Y los activistas podrán protestar hasta que se les seque la lengua, pero en realidad el hecho que una persona que recibe un buen salario por trabajar en Google o Apple, viva en la ciudad de San Francisco no es ningún delito.

Por esta razón los activistas se enfocaron en resaltar el hecho que los autobuses privados utilizaban de modo no autorizado las mismas paradas de los servicios municipales y que por tanto las compañías responsables deberían ser multadas. Tanto la municipalidad de San Francisco como las empresas involucradas revisaron el tema y se llegó a la conclusión que esta utilización generaba un costo la ciudad de un dólar por pasajero. Los responsables accedieron a pagar y justamente esa propuesta sería votada y finalmente aprobada ese día.  A partir de ese momento la presencia de los autobuses privados para transportar a los empleados de compañías localizadas fuera de San Francisco, tiene un marco legal y eso no les gustó a los opositores.

Dos comentarios para dar contexto:

  1. El costo de un viaje en el servicio municipal es de al menos dos dólares por pasajero.
  2. La ley de la ciudad de San Francisco contempla que si un particular utiliza servicios públicos de la ciudad debe resarcir a la misma el costo de los mismos y prohibe que la ciudad obtenga una utilidad.

¿Qué no les gustó a los opositores? Múltiples cosas:
  • Aspiraban a que el servicio de autobuses privados recibiera una carga fiscal que hiciera prohibitiva su existencia. No faltaron los exaltados que querían comprometer a Google a construir unidades habitacionales en San Francisco, pero para rentarlas a bajo precio a los que no sean sus empleados.
  • Dado que las leyes no pueden hacerse con dedicatoria a unos pocos, decidieron que el pago por el uso de las paradas de autobuses municipales debería ser idéntico al valor de una multa por detenerse en este lugar, misma que hoy en día es de 271 dólares. Se calcula que bajo el nuevo esquema de pagar un dólar por pasajero, las arcas de la ciudad van a recibir un millón y medio de dólares por año. 
  • Si se hubiera implantado un cobro similar al de una multa los ingresos serían de 27 millones de dólares.
  • Ese diferencial de ingresos ha generado aullidos de "caridad corporativa" que se escuchan hasta Nueva York y se habla de dos sistemas de justicia, el de los particulares y el de las corporaciones. Blah, blah, blah y blah.
  • También denunciaron a Santa Claus como un símbolo de la sociedad opresiva capitalista.
¿Superada la pequeña crisis por el transporte privado entre San Francisco y Silicon Valley? Ni remotamente, ya que simplemente se atacaron los síntomas, pero no la causa raíz.

Preludio

"2013 fue el año en el que la Revolución Digital se hizo Stalinista. Bolcheviques Digitales dispersos y desventurados en todas las direcciones"

Una vez más Bruce Sterling, tomado de sus reflexiones sobre el estado de la tecnología 2014

Postdata I La sucesión de Stevie B es un culebrón y NO hay una olla de oro al final del arcoíris

Presentó Microsoft los resultados financieros correspondientes al último trimestre y al ojo poco observador  pareciera que todo marcha bien en Stevielandia:
  • Su nivel de ingresos pulverizó las expectativas de Wall Street. Microsoft es una máquina de generar ingresos y así permanecerá durante algunos años. El principal motor de ingresos es el mercado corporativo.
  • Se duplicaron los ingresos por las ventas de Tablets Surface, llegando a una cifra de 800 millones de dólares.
  • Se vendieron más de ocho millones de consolas XBOX, incluyendo una para las traidoras, pero muy aguerridas fuerzas infantiles de Vacuus Finium.

En este evento NO se anunció al sucesor de Stevie B y no se ve fin a la búsqueda. Cuando empecé a escribir la serie sobre la el cambio de CEO en Microsoft numeré las notas porque pensé que habría tres eventos definitorios en un breve plazo y quería crear una sensación de continuidad. Hoy la numeración va en el número cinco y no descartó estar hablando dentro de muy poco del episodio número treinta. La última noticia es que el actual CEO de Ericsson entró a la tómbola de sucesores. ¿Si todo marcha de maravilla en Microsoft, cuál es la razón por la cual no hay entusiastas para ocupar el lugar de Stevie B?

No es para aguarle la fiesta a Stevie, pero en realidad y aunque suene a paradoja, los buenos resultados financieros de Microsoft son el más claro síntoma de que la compañía ha entrado a una trayectoria peligrosa. Como ya dije, Microsoft ha construido una extraordinaria base instalada que va a proporcionarle grandes ingresos durante mucho tiempo, pero su participación en los mercados crecientes de cómputo móvil es prácticamente inexistente y para decirlo claramente las nuevas fuentes de ingresos futuros no existen. ¿Cuál es la verdad incómoda en los números de Microsoft?

  • Se generaron ingresos por más de 800 millones por las ventas de Tablets, y como indica el mismo reportó el costo de ventas de estos dispositivos fue de 900 millones de dólares. Es decir pierden dinero, aunque para los estándares de Stevie B, 100 millones de dólares es un bicoca. Si agrego el hecho de que la participación de Microsoft en el mercado de tablets es cercana al 1%, ¿se considera que es ponerle sal a la herida?
  • Los ingresos por licencias de sistemas operativos decreció a la par de la implosión del mercado de cómputo personal. Esa base instalada que ordeñan con tanta alegría, está decreciendo y esa es la tendencia de los ingresos futuros. 
  • Sony vendió más consolas de juegos en el mismo período, en especial de la nueva Playstation 4. Si eventualmente PS4 supera a XBOX One, ¿está en el mejor interés de Microsoft ser el número dos en el mercado de videojuegos?
  • Todavía no se concluye el proceso de compra de Nokia y por lo tanto los resultados financieros de Microsoft todavía no reflejan ninguna cifra de la compañía finlandesa. Insisto, no quiero aguarles la fiesta, pero de acuerdo al último reporte de Nokia, único fabricante de Windows Phone, su participación de mercado disminuyó en el último trimestre.


Postdata II Los Sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy, muy a tono con el tema tratado en el cuerpo principal, es la recopilación de título kilométrico "Liberation Music: Spiritual Jazz and the Art of Protest on Flying Dutchman Records 1969-1974".  Esta grabación, aparecida en 2013, es una muestra de la escena del jazz que  a principios de la década de los setenta estaba totalmente influenciado por los movimientos sociales de los años precedentes. 

A principios de los años setenta, el jazz había recorrido un largo camino y se había transformado radicalmente desde su período de máxima popularidad y había adquirido diversas personalidades: instrumentación eléctrica y la adopción de los ritmos del rock, formas abstractas con improvisación libre y la plena adopción como música digna de las más altas instituciones culturales. En este variado ambiente, los músicos más jóvenes reflejaron en su época las inquietudes de su generación: movimiento derechos civiles, integración racial, la guerra de Vietnam. Como resultado, se obtuvo una música vibrante, revitalizadora para el género, pero no necesariamente con atractivo para las masas. La realidad era cruda: el jazz ya no era la música más popular del mundo.

Para difundir el trabajo de estas nuevas generaciones y entre los nuevos sellos discográficos destaca la compañía Flying Dutchman Records, fundada por el veterano Bob Thiele, que había ganado fama y fortuna como productor de John Coltrane, ni más ni menos. Thiele es una figura legendaria en el mundo del jazz, y vaya que tenía un gusto musical variado y unos oídos aventureros. Arriesgó su prestigio y grabó a un conjunto de artistas cuya obra no se ajustaba a la media comercial de la época y si bien su sello discográfico fue un éxito artístico, financieramente estaba condenada al fracaso y eventualmente desapareció.

Eventualmente el catálogo de Flying Dutchman se ha ido reeditando y la recomendación de hoy es una muestra muy representativa tanto de las inquietudes del productor y del zeitgeist de la época. Está disponible en iTunes.



0 comments:

Publicar un comentario