Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 28 de febrero de 2015

Se solicitan escépticos

Supuestamente si juntamos a muchas personas inteligentes en el mismo espacio y en el mismo tiempo, solo pueden ocurrir cosas buenas, ¿o no? La realidad en el mundo de la tecnología está demostrando lo contrario, y hay varios indicios de que estamos viviendo una era de uniformidad en el pensamiento con síntomas de ceguera de taller. ¿Dónde están los escépticos cuando más los necesitamos?


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden encontrar en @vacuusfinium.

Primer Acto: No debe haber lugar para la fe ciega


Hace un par de semanas, corrió como reguero de pólvora un rumor que sacudió al mundillo de la tecnología: Apple está trabajando en un automóvil, el mítico iCar, insinuado inclusive por Steve Jobs antes de fallecer.

Tanto la blogosfera, como la tuitosfera se incendiaron, entre especulaciones, chistoretes y algún doble sentido. Si consideramos que los eventos ocurrieron muy cerca de la hora del cocktail, de repente todo hace sentido. En lo personal tengo mis dudas y en su momento escribí que me parecía una ocurrencia del departamento de comunicación de Apple y reitero lo de la hora del cocktail, normalmente observada con celo casi religioso en los Vacuus Finium WWHQ. Estoy viendo que no soy el único.

El asunto debió haber pasado al olvido rápidamente, pero algo curioso sucedió: un grupo de entusiastas seguidores de Apple, se embarcaron en una álgida discusión con todos aquellos que diferían de cantar loas al inexistente iCar. Según estos entusiastas, Apple había causado una disrupción en el mercado automotriz.

Aparentemente un producto inexistente, que nadie ha visto, que no se está fabricando y que solo es el resultado de la especulación tiene la capacidad de cambiar la estructura de un mercado de cien años de antigüedad. Harry Blodget, talentoso director del portal Business Insider, tuvo el desacato de querer hacer un análisis financiero del valor de mercado automotriz y se encontró en medio de una guerra religiosa en Twitter. El ¿argumento? de sus opositores: el iCar tiene la misma capacidad disruptiva que el iPhone y la miopía de Blodget es de antología.

No hay mucho que decir: un producto que no existe NO puede cambiar ningún mercado, pero sin duda es un excelente tema de conversación en la hora feliz.

Esperando a que el iCar salga a la venta

Segundo Acto: La palabra que nadie entiende, pero utiliza

Como he comentado en varias ocasiones el término tecnología disruptiva fue acuñado por el Profesor de Harvard Clayton Christensen es su muy influyente libro Innovator's Dilemma. La disrupción se entiende cuando una tecnología que se desarrolla en forma paralela a un determinado mercado, ya establecido. 

Esta nueva tecnología paralela se ve en principio poco atractiva y alejada, pero da algunas nuevas capacidades que resultan atractivas a los compradores del mercado establecido, quienes pronto se olvidan de sus proveedores tradicionales y adoptan la nueva tecnología con verdadera pasión. 

Normalmente los participantes tradicionales de este mercado se quedan indefensos ante la incursión de esta nueva tecnología. Todos estamos de acuerdo que el iPhone es una tecnología disruptiva y cumple varias característica: aparentemente poco adecuado ( no tiene un teclado), inicialmente ni siquiera era un buen teléfono (¿recuerdan el Antena-gate?) y finalmente su precio era elevado. El grupo de profetas del desastre incluye muchos grandes nombres, que fallaron en sus pronósticos.

Sin embargo el iPhone es una tecnología disruptiva para el mercado del cómputo personal portátil, y no como se puede pensar para los teléfonos móviles. A simple vista, un iPhone es una pésima laptop, pero es mucho más portátil y permite revisar correo electrónico de manera muy simple. ¿Cuántos profesionales de los negocios ya no cargan una laptop a sus reuniones? ¿Alguien se atreve a quitarles su iPhone?

Todos aquellos que pensaron que el iPhone es una tecnología disruptiva para los teléfonos móviles, no se sientan tristes, hasta Clayton Christensen falló en esa. De cualquier manera, a modo de penitencia, lean una vez más Innovator's Dilemma y no usen la palabra "disrupción" aunque sea por un par de semanas. Amén.

Se buscan valientes que se brinquen las trancas

Acto Final ¿ Y el iWatch también requiere un acto de fe?

Ya están circulando las invitaciones para un evento el 9 de marzo, en el que Apple va a presentar el modelo final del iWatch y supuestamente anunciar que empieza a tomar órdenes para entrega en el mes de abril. Como es de suponerse, y aunque no sabemos las características finales del producto, el coro de los entusiastas de siempre ya está cantando loas a algo que todavía no existe y no ha pasado la prueba definitiva: la cartera de los consumidores. 

En lo personal tengo dudas sobre la utilidad del iWatch y no tengo considerado comprar uno, a menos por supuesto que Apple nos de la gran sorpresa de que tiene efectos afrodisiacos.  Sin embargo el coro de los que hablan de disrupción de un mercado ya empezó a afinar, aunque en realidad no sepan de que están hablando. Por cierto, para apoyar la introducción del iWatch, Apple compró una inserción de 12 páginas en la revista Vogue de marzo y no faltará el que diga que ya empezó la disrupción de Anna Wintour. No es por hacer malos augurios, pero Google hizo algo similar con Google Glass y mejor ni decimos como acabó.

Algunas ideas finales:
  • ¿Si todos tenemos las mismas ideas es equivalente a que todos dejamos de pensar?
  • ¿No es necesario que todas las organizaciones tengan un Disidente en Jefe? Propongo la creación del "Chief Dissent Officer". Ofrezco estos servicios en outsourcing, con propuestas para todos los presupuestos.
  • Siempre he sostenido que la corrupción del lenguaje es el primer paso hacia la corrupción general. En el momento que palabras como "disrupción" o "sharing economy" pierden su significado original y entran a la conversación cotidiana como mera utilería, todos perdemos.
  • ¿Hemos visto a las mejores mentes de nuestra generación destruidas en busca de la mejor forma de hacer publicidad para detergente? 
  • ¿Hemos visto a las mejores mentes de nuestra generación arrastrarse en busca del "siguiente Uber" o del "siguiente Netflix"? ¿No es peor él que dice el "siguiente Facebook"?
  • De forma casual, el periódico inglés The Guardian publicó esta semana un excelente artículo sobre los riesgos de la mediocridad. Como muestra una frase del filósofo inglés John Stuart Mill: "la tendencia general de las cosas en el mundo es hacer a la mediocridad el poder ascendente entre la humanidad".
  • Hablando de mediocridad, la empresa Huawei, el brazo tecnológico del Partido Comunista Chino, filtró que van a presentar su propio reloj inteligente. No se me ocurre mejor ejemplo de la mentalidad de manada que impera hoy en día.
Para todos aquellos que van soltando las frases de moda, con una foto de Steve Jobs escondida en el bolsillo y viendo disrupción en cualquier nueva idea, les pido que recuerden la esencia de Jobs: "think different".

Ser original no es fácil

Negotiis Diveros

La NSA vuelve a la carga

Una amistosa agencia revisando todo lo que hacemos

Parecía ser una reunión más para discutir temas de ciber-seguridad, muchos discursos, galletas, y el infame café que caracteriza a los norteamericanos, cuando en un panel se encendió la discusión y vimos que el mundo está dividido en dos bandos.

Mike Rogers, director de la Agencia de Seguridad Nacional ( NSA) de los Estados Unidos, fustigó a las empresas tecnológicas por no proporcionar puntos de entrada en sus productos, para que puedan ser revisados por esta confiable agencia, de tal forma que siempre sepan que está pasando. Afortunadamente en el mismo panel se encontraba Alex Stamos, el responsable de seguridad de Yahoo, quien tuvo el valor para contradecir a Rogers y dejar muy clara la posición de la industria tecnológica.  Eso no va a ocurrir sin una pelea.

Este zipizape fue muy comentado durante la semana en el mundillo de la tecnología, aunque lamentablemente  no tuvo la trascendencia necesaria en la prensa general. Por un lado, en nombre de la seguridad de la civilización, existen organizaciones que no tienen el menor reparo en atropellar el derecho de la privacidad que tenemos todos.

Del otro lado, y por el momento, se encuentra la industria tecnológica que no está actuando por amor a los Derechos Humanos, sino más bien se preocupan por las restricciones que pueden imponerles para hacer negocios en otros países. No nos podemos considerar muy bien cuidados.

Hewlett-Packard: No van ganando y no lo parece

Meg: No prometo que los vayamos a extrañar

Hewlett-Packard presentó los resultados financieros relativos al trimestre precedente, y de alguna forma fue un vistazo para ver como han avanzado los planes de reorganización de Meg Whitman, actual CEO, y la verdad las noticias no son buenas:

  • No se cumplieron las expectativas de los analistas y hubo un marcado decrecimiento en los ingresos de todas las líneas de negocio.
  • La generación de efectivo, está muy por debajo de la expectativa de los analistas. A pesar de eso, Meg Whitman anunció la intención de que HP regrese a ser un comprador activo de empresas.
  • Finalmente, le anunciaron a los mercados bursátiles que el proceso de separación de HP en dos entidades va a costar algo así como dos billones de dólares.

Por más que he leído, no encontré ninguna declaración sobre los nuevos planes de HP, ni como están haciendo productos "demencialmente grandiosos", ni la identidad que van a tener. ¿Qué es Hewlett-Packard hoy en día? Según sus directivos, un acertijo contable, luego pues no se extrañen cuando las cosas se resuelvan contablemente.

La neutralidad de la red a salvo, por el momento

Por esta vez, ¡al cielo las instituciones!


Finalmente la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) dio su veredicto sobre el tema de la neutralidad de la red para Internet. Este tema, que he comentado en anterioridad, se refiere a la exigencia que hay hacia los proveedores de servicios de comunicaciones de tratar a todo el tráfico por igual, sin crear sistemas de cobro diferenciados. Elemento esencial para garantizar un ambiente de innovación y competencia.

La industria de las comunicaciones, monopolistas en su corazón, han buscado formas de poder tener una tajada de ingresos que generan empresas como Netflix o Google. Después de mucho buscar, encontraron un juez norteamericano que abrió un resquicio para revisar la reglamentación vigente.

Afortunadamente para todos, no hallaron lo que buscaban, y de hecho por el momento les salió peor. La FCC declaró la conectividad como un "servicio municipal", lo cual abre un espacio para todo tipo de reglamentaciones y hay una restricción explícita de hacer diferenciación de tráfico.

Aunque es un momento de destapar champagne, no podemos darnos por satisfechos. Desde la óptica de la industria de telecomunicaciones, solo perdieron una batalla y ya están preparando su siguiente movimiento. De hecho, los principales cabilderos, también destaparon champagne, aunque a escondidas de sus clientes, ya que aseguraron trabajo por muchos años.

Para aquellos que les gusta ahondar sobre un tema, este enlace contiene una  lista con los documentos más importantes para entender la neutralidad de la red.

Créditos Fotográficos

photo credit: Sheep via photopin (license)





0 comments:

Publicar un comentario