Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 7 de marzo de 2015

Samsung: Suspirando por una máquina del tiempo

En el verano de 2013, la aceptación popular de los teléfonos inteligentes de Samsung parecía una fuerza que no podía ser detenida. Un año después la compañía tuvo que reconocer que las ventas  estaban en caída, y que perdían mercado ante productos de bajo costo producidos por compañías chinas. Finalmente, Apple superó a Samsung en ventas, en Corea del Sur. Hoy mientras añoran como regresar el reloj, se preguntan ¿Cómo se derrumbó el sueño de Samsung?



Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden encontrar en @vacuusfinium.

Esta semana se llevó a cabo el Congreso Mundial de Comunicaciones Móviles en la ciudad de Barcelona, y uno de los eventos que más atención atrajo fue la presentación de los nuevos teléfonos inteligentes de la familia Galaxy de la compañía coreana Samsung. ¿Por qué tanta expectativa? Los primeros teléfonos inteligentes Galaxy captaron la mayor participación de mercado de cualquier otro modelo, e inclusive le cambiaron la imagen de esta compañía, y por unos meses dejaron de ser percibidos como un fabricante de lavadoras y otros dispositivos similares, y adquirieron aura de innovadores. Alguien con sueños de opio pensó que Samsung había llegado para desplazar a Apple.

En los hechos este aura se perdió pronto y la compañía no pudo mantener un ritmo de innovación constante y pronto sus  teléfonos inteligentes  fueron copiados por múltiples compañías chinas a un precio menor, y superados por la innovación en los iPhone. Después del éxito arrollador que ha tenido el  iPhone 6, la gran pregunta que flotaba en Barcelona era: ¿puede Samsung regresar a la relevancia en el mercado de los teléfonos inteligentes?

Los productos son correctos, y en mi opinión van mejorando en su proceso de copiar al iPhone, y ya abandonaron el plástico que los había caracterizado. De forma muy predecible fueron galardonados como "el mejor producto" del evento, lo cual es más bien una muestra de la tenacidad del departamento de relaciones públicas de Samsung. En la realidad el premio no parece indicar mucho y una última encuesta entre propietarios de teléfonos Galaxy indica la mayor tendencia a cambiar a iPhone que ha existido desde que se miden estas cosas.

En el ascenso y caída de los teléfonos Samsung hay una interesante historia que muestra la naturaleza desafiante de los mercados tecnológicos, el choque cultural que existe en las compañías multinacionales y finalmente una intriga palaciega que se había mantenido oculta, pero que merece ser revisada con un buen tazón de rosetas de maíz al lado.

Preludio: El gigante siempre tuvo pies de barro

En marzo de 2013, después de lanzamiento del teléfono inteligente Galaxy 4 de Samsung, el supuesto producto que estaba destinado a cimbrar el universo, escribí lo siguiente:

  • "De hecho, me parece que uno de los elementos estratégicos que deben preocupar a Samsung es la dificultad de tener productos que no sean eclipsados por el peso de Android. Aunque Samsung hoy en día es el líder en unidades vendidas de teléfonos inteligentes, sus productos caen dentro de la categoría de "teléfonos Android". A final de cuentas pudiera faltarles diferenciación ante otros fabricantes y perder ventas en los mercados de presupuesto más limitado.
  • Algo similar pasó en el mercado de computadoras personales Windows. Los fabricantes de prestigio como Hewlett-Packard y Compaq, sufrieron por su poca diferenciación con respecto a fabricantes de bajo precio como Dell o Gateway y una legión de clones de bajo precio producidos en oriente. Esta es la peor pesadilla para Samsung."
En julio de 2013, las cosas no iban bien para Samsung y su producto "estrella" había sido ignorado por los consumidores. Entonces escribí:

"Es oficial: se acabó la magia de Samsung, después de haber vivido un año maravilloso, como supuesto líder y gran innovador del mercado de teléfonos inteligentes. En este período se convirtieron en el mayor fabricante del mundo de este tipo de dispositivos, y para algunos observadores, no muy agudos, había nacido un nuevo gigante tecnológico. Inclusive, parecía que la habían arrebatado a Apple, el honor de ser el ícono tecnológico más apreciado por los consumidores y parecía que nada podía detenerlos.

El panorama empezó a nublarse en marzo, cuando presentaron el teléfono inteligente Galaxy 4, que supuestamente iba a establecer el patrón por el cual todos los otros teléfonos inteligentes, incluyendo los iPhone, serían medidos. En realidad, como comenté en su momento, el Galaxy 4, no mostró nada digno de aplaudirse y fue recibido, con regular entusiasmo por los consumidores y un largo suspiro de aburrimiento por los analistas. 

Esta semana  se cerró un círculo, cuando Samsung anunció a los mercados bursátiles que no se van a cumplir los pronósticos de venta de sus teléfonos inteligentes, con pruebas cada vez más evidentes que el mercado de teléfonos inteligentes de alto precio ha llegado a su punto de saturación. "

Primer Acto Un liderazgo accidental

Samsung tuvo más suerte que visión estratégica


La perspectiva del tiempo nos permite ver que el iPhone es de ese tipo de desarrollos tecnológicos que ocurren una vez en una generación y que nos podemos considerar afortunados de ser sus testigos de su desarrollo.

Su anuncio fue verdaderamente un cataclismo en la industria de telecomunicaciones y en especial en los fabricantes de teléfonos móviles. De un día para otro, prácticamente el status quo de la industria de comunicaciones móviles se había desmoronado:

  • Cualquier teléfono móvil ofertado en ese momento parecía una reliquia del pasado cuando se comparaba con el iPhone.
  • Los líderes del mercado, Blackberry y Nokia se vieron obligados a replantear su visión estratégica y no reaccionaron con la agilidad suficiente. Hoy en día Blackberry se aferra con uñas y dientes a la continuidad operativa, pero para efectos prácticos esta compañía está terminada. Nokia hoy es únicamente una división al interior de Microsoft. Por cierto estos últimos apenas están empezando a darse cuenta que también fueron atropellados.
  • Los operadores de servicios de comunicación también tuvieron que cambiar sus planes de inversión en infraestructura, con esos millones de nuevos teléfonos y sus flamantes aplicaciones consumiendo ancho de banda de una manera interminable.
  • Y todas las alarmas se encendieron en Google, ya que el surgimiento de aplicaciones dedicadas podía convertir a Internet en una serie de clubes cerrados que limitarían la influencia del motor de búsqueda y los ingresos que genera.

De manera defensiva, Google ofreció de manera "gratuita" la plataforma Android, que permite desarrollar teléfonos inteligentes de una manera acelerada. Para los fabricantes de teléfonos era una oferta envenenada, ya que si bien reducía en años el proceso de desarrollo de nuevos productos, a cambio pedía la pérdida de la diferenciación. Tanto Nokia como Blackberry dijeron, que gracias pero no. Si Nokia hubiera desarrollado un teléfono inteligente Android, hoy la historia sería otra y no tengo la menor duda.

Sin embargo Samsung aprovechó  la oportunidad de desarrollar el primer teléfono Android y llenaron un vacío de mercado. Samsung es un conglomerado industrial que produce una amplia variedad de productos que van desde televisiones hasta aparatos electrodomésticos. Tiene una división de semiconductores que es la mayor productora de memorias tipo flash del mundo, al tiempo que también son los principales productores de pantallas táctiles.

Entre las fortalezas de Samsung se encuentra la de fabricar rápidamente productos basados en tendencias exitosas en algún lugar del mundo y tener a su disposición una formidable red de distribución. Cuando el "regalo" de Android se sumó a la disponibilidad de componentes y diseñadores con poco recato al momento de tomar prestadas las ideas de alguien más, nacieron los teléfonos Galaxy. Y llegaron en un buen momento a ocupar una oportunidad de mercado:

  • Los operadores telefónicos rogaban al cielo por una alternativa ante Apple y sus flexibles políticas comerciales que implican pago por adelantado de cada iPhone.
  • No todos los operadores tenían acceso al iPhone y de alguna manera Samsung tenía relación contractual con la mayoría de operadores.
  • La disponibilidad de alternativas de bajo costo permitía a los operadores ofertar paquetes para todos sus segmentos de mercado. A pesar de su volumen de ventas el iPhone nunca será un producto para el mercado masivo.

Samsung también invirtió sin límites en una ingeniosa campaña publicitaria, "The Next Big Thing" en la que se mofaba de Apple y sus seguidores, a los que hacía aparecer como un grupo sin voluntad que seguían ciegamente a una compañía que no realizaba suficientes innovaciones. Hay que reconocer que Samsung tuvo la capacidad de identificar que la mayoría de los consumidores quiere pantallas grandes y crearon la, en mi opinión horrorosa, categoría de los Phablets (mezcla de teléfono y tablet).

Una buena imagen, múltiples puntos de distribución y grandes pantallas se convirtieron en aceptación de los consumidores y ventas récord para la compañía coreana. Pero, Apple producía más utilidades con menos unidades embarcadas. Pero la mayor parte del tráfico desde dispositivos móviles de genera desde dispositivos Apple. Y entre peros, llegamos al siguiente episodio.

Segundo Acto De cómo el éxito generó una guerra civil

Dramatización de una sesión de planeación en Samsung

Todo parecía estar a favor de Samsung y justamente el Galaxy 4 debió haber sido la manifestación de que había nacido un líder tecnológico. Pero la terca realidad se impuso y el mismo consumidor que había adoptado los teléfonos Galaxy, los empezó a ignorar:
  • Samsung fue de los primeros fabricantes en adoptar la plataforma Android, pero no fue el único. Hay muchas compañías de nacionalidad china que lo han adoptado y han creado productos muy parecidos a los de Samsung y a un costo mucho menor. Para el consumidor de menor poder adquisitivo hay muchas alternativas, lo suficientemente parecidas, que no justifican pagar por una marca que se asocia a las lavadoras.
  • En realidad la marca Samsung nunca ha sido una marca premium y el hecho que se asocie a refrigeradores, lavadoras y televisiones, no le ayuda mucho. El éxito de los primeros teléfonos Galaxy fue una burbuja fugaz en el tiempo. Hoy en día ya regresaron a su verdadero nivel.
  • También al interior de Samsung no existe una cultura que favorezca la innovación. Anteriormente compartí este enlace que muestra las vicisitudes que existen al interior de Samsung en busca de crear un diseño realmente innovador.
  • Samsung es un gigante industrial con una estructura altamente jerárquica y un lento proceso de toma de decisiones, lo cual no es lo más adecuado en mercados de híper-competencia.
  • La historia del éxito detrás de lanzamiento de los primeros teléfonos Galaxy, es que la estrategia y ejecución se hizo en una unidad de negocios ubicada en el estado de Texas y dirigida por norteamericanos, que de alguna manera actuaron al margen de los designios corporativos, en la lejana Seul. 
  • Lo más curioso es el hecho que el éxito obtenido por la unidad de negocios en Estados Unidos, provocó la cólera del corporativo y  diferentes facciones normalmente en conflicto, se pusieron de acuerdo para atacar a la exitosa unidad norteamericana.
  • En este punto la historia tiene varios claroscuros, pero en resumen:
  1. La unidad norteamericana recibió una auditoría sorpresa, con un equipo de varias decenas de representantes del corporativo.
  2. La campaña de publicidad "The next big thing" fue limitada en su difusión y no se usó de forma global, por increíble que parezca.
  3. El equipo ejecutivo de la unidad móvil norteamericana fue humillado públicamente en una reunión de toda la compañía, por haber incumplido con sus objetivos. Whatever that means.
  4. Finalmente, y de forma curiosa, el día de ayer el responsable creativo de la campaña, dejó de ser empleado de Samsung. Más difícil de creer, ¿no les parece?

Algunas reflexiones:
  • La innovación tecnológica es un proceso muy delicado, que depende más de la cultura corporativa y de la creación de un ambiente propicio, que de la mera inyección de recursos económicos. Para decirlo más fácil, la innovación no depende exclusivamente de la inyección de dinero. Mucho menos se puede comprar, al menos de forma sostenida.
  • También la innovación es un proceso constante, en que el éxito de ayer de ninguna manera garantiza el éxito futuro. El nacimiento de los teléfonos inteligentes Galaxy, una historia de éxito sin duda, se debió a la conjunción de varios factores. Finalmente la cultura de Samsung impidió que esta conjunción se repitiera en el futuro y con los elementos conocidos no se ve como van a regresar los teléfonos Galaxy a ser el jugador predominante del mercado. Exitosos, tal vez, pero nunca más dominantes.
  • No está demás ver que el consumidor moderno es cambiante y su lealtad no está garantizada. ¿Dónde están los fervientes defensores del Galaxy 3? Todo indica que guardando sus ahorros para poder comprar un iPhone a la primera oportunidad. Me gustaría escuchar que opinan el día de hoy aquellos que en el pasado decían que soy un escritor a sueldo por parte de Apple y que el futuro eran los Galaxy.
  • Me resulta difícil de creer, aunque no imposible, que el éxito inicial de los Galaxy haya generado rencillas y divisiones al interior de Samsung y que en nombre de la política se haya asesinado a un producto ganador y con amplio potencial.
  • De alguna manera la conservadora cultura central, privilegió la disciplina y la toma jerárquica de decisiones, en contra de la creatividad descontrolada. No tengo duda que esto da para un caso de estudio.

¿Cómo podemos titular la historia del ascenso y caída de Samsung? ¿Será acaso " Celos, mentiras y poco vídeo en la era de la globalización? 

Negotiis Diveros

Apple y Google: Puntapiés por debajo de la mesa

No hay amor entre Apple y Google


Durante mucho tiempo Google se aseguró, vía un generoso pago, que los principales navegadores de Internet usaran su motor de búsqueda como valor de omisión, y sin duda esta acción favoreció el crecimiento y posicionamiento de Google en el mercado.

Esos tiempos de amistad se han ido, ya que primero el consorcio Mozilla terminó su convenio con Google y firmó uno con Yahoo, lo cual ha aumentado la participación de mercado de estos. Hoy en día se sabe que el convenio que existe entre Apple y Google termina a fines de este año,  y que bajo ninguna circunstancia se va a renovar. No hay mucho amor entre estos corporativos.

Hay mucha especulación sobre el impacto que esto puede tener en las finanzas de Google, pero sin duda muestra que el modelo de negocio de Google es frágil en su esencia.

Mark Zuckerberg en contra de los zombies corporativos, y estoy de acuerdo con él

Algunos tienen gusto por los idiotas producidos en serie

Durante el Congreso de Movilidad que se desarrolló esta semana en Barcelona, Mark Zuckerberg dictó una conferencia, misma que terminó con una sesión abierta de preguntas. Una pregunta notable fue cuando se cuestionó sobre los criterios que sigue Facebook para contratar a su personal, que por cierto hoy en día es de nueve mil personas y en crecimiento.

La respuesta de Marky Z, es realmente admirable y por caso excepcional estamos completamente de acuerdo. Simplemente Mark Zuckerber solo contrata a aquella gente para la cual él trabajaría. Sin duda es la mejor forma de asegurarse que en Facebook solo se contrate a talento de primer nivel. Esta frase debería de escribirse con letras de oro en algún lugar.

Para entender la profundidad de este concepto, me gustaría contrastarlo con uno de los mayores disparates que he escuchado en mi vida profesional. Hace algunos meses asistí a una sesión de continuidad académica de una  escuela de negocios al sur de la Ciudad de México, de la cual soy egresado.

Durante la sesión, una asistente, empleada en el área de Recursos Humanos de una importante empresa, compartió las prácticas de contratación de esta organización. Sin la menor vergüenza dijo que su responsabilidad era encontrar al menos tres candidatos similares para cada posición, de tal forma que se pudiera contratar al que fuera y sin entrar en negociaciones salariales.

¿Se dará cuenta que esta práctica privilegia a lo mediocre encima de lo sobresaliente? ¿En serio se considera que una organización puede progresar con talento promedio y no con talento excepcional? Afortunadamente no soy cliente de ese caldo de cultivo de idiotas.

La vergüenza de Apple

¡Qué vergüenza Tim !

Hace poco comentaba sobre el endurecimiento de las leyes en China para permitir a los fabricantes de tecnología vender sus productos en ese país. En este caso en particular el celestial e infalible Partido Comunista Chino exige que los dispositivos y programas vendidos en ese país proporcionen una "puerta de entrada" para que las autoridades puedan espiar a gusto y sin restricciones.

Esta solicitud es indescriptible y lo menos que se puede decir es que se trata de proteccionismo y limitación de la competencia. En la misma nota, comentaba que en este asunto la actitud de Apple era esencial para determinar el cauce que tomaría esta situación.

Para shock de todos, hoy trasciende que Apple ha decidido cumplir con todos los requerimientos de las autoridades chinas, sin cuestionamientos ni protestas. De alguna forma China se ha convertido en el principal mercado de Apple y estamos hablando de varios cientos de billones de dólares en riesgo. Sin duda tenía razón Lenin cuando decía que un buen capitalista trata de vender la soga con la que lo van a ahorcar.

La Neutralidad de la Red bajo acecho, ahora en Europa


Ni los villanos ni los cabilderos descansan

Apenas hace una semana se celebraba que en Estados Unidos, al menos por el momento está a salvo la llamada neutralidad de la red, después de que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) había emitido una regulación que le ponía fin, por ahora, a esta discusión.

Ahora se sabe de una enérgica acción de varios cabilderos para impulsar legislación que terminaría con la neutralidad de la red en Europa. Preocupante sin duda, y de alguna forma este es un problema global, ya que una vez que se obtenga la primera legislación favorable a los intereses de los operadores de comunicaciones, el resto de países va a caer como fichas de dominó.

Créditos Fotográficos




photo credit: Lucky day via photopin (license)




0 comments:

Publicar un comentario