Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

miércoles, 27 de marzo de 2013

El expediente negro del mundo de la tecnología


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.


Preludio Hablando de un mundo ideal

El mundo de la innovación tecnológica es, de acuerdo a la teoría y el guión cinematográfico, el paraíso en la tierra. Estamos hablando de una meritocracia, trabajando las veinticuatro horas, por cambiar el mundo y ganar un par de dólares en el proceso.

Es un universo en donde lo importante son las ideas, y todavía más importante es la capacidad de ejecución. De hecho, por la naturaleza de los mercados tecnológicos, no siempre gana la mejor idea, pero al menos su proponente siempre tendrá el respeto de la comunidad. Lo que está sujeto a juicio y revisión es la idea, y en principio no importa de dónde venga, ya que una idea solo puede ser buena o mala. Por supuesto que una meritocracia, las cuestiones de género no son importantes.

Primer Acto Anestesia para la conciencia

En realidad la industria tecnológica tiene una reputación de tener una muy baja participación de mujeres en los trabajos considerados como "importantes", es decir altos puestos directivos o los muy prestigiados trabajos de creación de nuevos productos. Para decirlo con todas sus letras, tiene reputación de una industria sexista. Con total apego a la justicia, en este aspecto la industria de tecnología, no es muy diferente a otros giros industriales. De hecho la misma industria tecnológica, se presenta como una industria "progresista" en cuanto a igualdad de oportunidades de género y tiene varios ejemplos para justificar esta reputación:

  • Una de las empresas emblemáticas, Hewlett-Packard ha tenido dos mujeres al frente: Carly Fiorina y Meg Whitman.
  • Yahoo es todavía una de las principales empresas de Internet y es dirigida por Marissa Meyer.
  • La operación de Facebook, una empresa que durante mucho tiempo parecía una fraternidad universitaria, es conducida por Sheryl Sandberg, quien con justicia es considerada una de las figuras más influyentes del mundo tecnológico.

La industria tecnológica puede decir, que si bien la situación está lejos del ideal, existen avances muy tangibles que están a años luz de las prácticas en otros giros. Justamente Sheryl Sandberg, ha estado ocupando grandes espacios mediáticos ( portada de la revista Time), con un libro sobre la necesidad de fomentar la igualdad de género en el mundo laboral. Esta semana, es el libro más vendido en Estados Unidos. ¿Alguien puede cuestionar el progreso?

Segundo Acto El desayuno desnudo

Un incidente, que únicamente puede ser calificado estúpido, demostró que por debajo de esta fachada de "progresismo"e "igualdad", en el corazón de la industria tecnológica existe un serio problema endémico de sexismo. Una breve crónica:

  • Durante una conferencia para desarrolladores del lenguaje Python, una programadora, y bloguera de relativa fama, ocupó un lugar en una de las pláticas y hasta aquí nada fuera de lo común.
  • Sin embargo, en la fila de atrás dos programadores, sostenían una animada plática que incluía varios chistes con doble sentido con naturaleza sexual, me imagino que la conferencia estelar no estaba muy interesante.
  • La programadora en cuestión, se sintió molesta por estar escuchando esos comentarios totalmente fuera de contexto. En un arranque justiciero, en lugar de encarar a los ofensores, decidió que la mejor herramienta era tomar una foto de los individuos en cuestión y compartirla en Twitter, "denunciando"a estos bellacos, urbi et orbi de forma inmediata. No contenta con eso, decidió llevar su queja con los organizadores de la conferencia, quienes no dudaron en expulsar a los "infractores".
  • Tal acción, evidentemente tenía que ser denunciada en un blog, y buscar la notoriedad más allá de una cerrada comunidad de desarrolladores. Al parecer Twitter no tiene suficiente capacidad de propagación.
  • Uno de los individuos involucrados en el incidente, fue despedido de su empleo y decidió compartir su desgracia a través de otro blog. En este momento, todos los demonios se soltaron, y se desató un intenso debate en Twitter, blogs y redes sociales, que ha alcanzado momentos realmente incendiarios.
  • La comunidad hacker decidió tomar partido por los presuntos infractores, y pronto el sitio en Internet del empleador de la denunciante sufrió una serie de ataques informáticos que lo sacaron de línea. 
  • La programadora en cuestión, en su trabajo era una "embajadora" representando a su empleador con la comunidad de creadores de aplicaciones. En cuestión de horas perdió su empleo.


Tercer Acto La cruda realidad

En realidad, hablar de un "intenso debate" solo es un eufemismo, ya que entre la discusión entre ambas partes perdió la civilidad prácticamente desde el principio. Los insultos no tardaron en aparecer, y muy rápidamente llegaron las amenazas de muerte. En este nivel, no debe resultar sorprendente que pronto aparecieron las imágenes de decapitaciones y otras de naturaleza similar. La comunidad hacker, no se ha dado un respiro y los ataques cibernéticos, hacia tirios y troyanos, prácticamente no se han detenido, al igual que una avalancha mediática.

Para demostrar la polarización que existe creo que bastan dos testimonios:


  • Se ha creado un fondo para ayuda de "Víctimas del Feminismo", y como es de suponer el primer beneficiario es el programador que perdió su empleo. Y digamos, que va a recibir una cantidad no insignificante.
  • En un sentido totalmente contrario, una programadora de Google ( hecho que avala una inteligencia muy por encima del promedio), escribe un conmovedor relato en el que habla de que trabajar en la industria tecnológica es como tener una "muerte lenta por mil cortes de papel". La relación de discriminación en la escuela y en el lugar de trabajo, simplemente indigna.


Algunas reflexiones:


  • El hecho de revisar este incidente, y sus secuelas, buscando la mayor objetividad ha sido uno de los trabajos más difíciles del blog. Me preocupa que un mal fraseo, me convierta en el objetivo de trolls de ambos bandos. Ante la dificultad de un análisis objetivo,  inclusive llegué a considerar ignorar el tema por completo. No se percibe un clima de debate libre.
  • Creo que no hay duda que el mundo tecnológico está dominado por miembros de género masculino, y esto ha traído muchas prácticas sexistas. Tengo un grado de licenciado en Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones, y vaya que que este ambiente era discriminatorio. Varios recuerdos me han llegado a la mente, y el único que me atrevo a publicar era la forma en que despectivamente nos referíamos a cualquier otra rama de estudio como "corte y confección"
  • Aunque resulta difícil pensar como surgió el sexismo en las cuestiones relacionadas a la tecnología, no debe costar trabajo saber que estas prácticas deben de terminar de forma inmediata. La composición de nuestra industria ha cambiado, y no hay motivo para traer prácticas de la escuela de ingeniería de hace un cuarto de siglo.
  • En cuanto al incidente en cuestión, me parece que la denunciante abusó del poder de las redes sociales para actuar como fiscal, juez y verdugo en una sola acción. Nadie puede dudar que no existe razón para soportar una situación incómoda. ¿La mejor acción era denunciar en Twitter, sin mediar ninguna advertencia hacia los involucrados? ¿Las palabras "por favor" han perdido su efectividad?
  • En realidad lo que se buscó desde el primer momento, fue un linchamiento masivo por parte de la comunidad de "buenas conciencias", es decir siempre hubo condena, aunque nunca hubo juicio ni posibilidad de defensa.
  • Por parte de los infractores, ¿no existe la sensibilidad de ver el entorno antes de hacer ciertos comentarios? El mundo no es una taberna de marineros.
  • De las respuestas que involucran violencia y amenazas, ¿qué se puede decir? Simplemente revelan los profundos temores de los que las producen. ¡Qué vergüenza!
  • Algunos observadores han querido averiguar las políticas de género entre las principales empresas del mundo tecnológico. Como respuesta han recibido un silencio ensordecedor, preocupante por decir lo menos.

Han pasado varios días desde el incidente de marras ( verdaderamente dudé en comentarlo), y al parecer las aguas están regresando a su cauce, lo cual no es alentador ni estimulante. Esto apenas empieza.

Postada I Los sonidos de Vacuus Finium

En principio, parecería que hablar de cuestiones de género alrededor de la música debe ser inútil. Solo hay buena música y mala música, sólo hay músicos capaces e incapaces. Lástima  que el mundo no es perfecto, y el mundillo de la música no es diferente en cuanto a su sexismo. En el espíritu de la nota de hoy, la recomendación de hoy y en días subsecuentes, va a ser sobre el trabajo de brillantes ejecutantes femeninas en el difícil mundo de la música improvisada.

La recomendación de hoy es la grabación de 2007 "Signs and Epigrams"de la pianista Sylvie Courvoisier, reconocida participante de la vanguardia neoyorquina. En esta grabación, opta por el difícil género de la improvisación solista en el piano, caracterizado por probar tanto la imaginación musical como la resistencia física del ejecutante.

En este caso, Sylvie Courvoisier, supera la prueba ampliamente al presentar un trabajo de notable riqueza rítmica y armónica. Por cierto, para los amantes de las compras compulsivas, esta grabación está disponible en iTunes.



0 comments:

Publicar un comentario