Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

miércoles, 19 de junio de 2013

Sorpresivamente, con un golpe Amazon manda a la lona a IBM


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

Entiendo, amable lector, que después de leer el título de la nota de hoy, piense que finalmente ocurrió lo inevitable y ya estoy deschavetado, ya que a final de cuentas, ¿qué pueden tener en común una compañía como IBM, normalmente asociada a las soluciones de cómputo para grandes corporaciones, con Amazon, el gigante del comercio electrónico? Seguramente la primera imagen que se tiene en mente cuando se habla de IBM es un mainframe, a la vez que la primera imagen que se asocia a Amazon es un libro recién comprado.

En realidad ambas empresas son mucho más, y ambas han desarrollado ofertas muy variadas y complejas con el tiempo. IBM, gran pionero de la computación, se ha transformado en un especialista en resolver los problemas tecnológicos de las grandes empresas, permitiendo a estas dedicarse a sus actividades esenciales. Hace 50 años, el nombre de IBM estaba asociado a grandes computadoras en edificios especialmente construidos, haciendo tareas esenciales en grandes empresas. Con el paso del tiempo su oferta ha evolucionado, pero sin duda el lugar natural de IBM es el de trabajar con organizaciones de gran tamaño, resolviendo problemas muy complejos.

Por su parte, Amazon además de trabajar arduamente en convertirse en el referente obligado del comercio electrónico, se ha convertido en fabricante de tablets y en vendedor de contenido digital. Por si esto fuera poco, muy a la chita callando, Amazon decidió ofrecer al mercado la capacidad ociosa de su gran infraestructura de cómputo, a través de venta de servicios en la nube. No se necesita más que una tarjeta de crédito para poder contratar con Amazon capacidad de procesamiento y almacenamiento, y la verdad tienen clientes de todos tamaños, desde pequeñas empresas en formación, hasta Netflix, cuya infraestructura de cómputo es proporcionada por la nube de Amazon. Que al mismo tiempo Amazon y Netflix compitan fieramente por el mercado de streaming de video, es una feliz coincidencia.

Pues el gran campanazo de hoy, es que Amazon es el ganador de un concurso de la C.I.A. ( si esa misma que trató de matar a Fidel Castro con mantarayas bomba), para adquirir servicios de cómputo en nube por la friolera de 600 millones de dólares. Y el derrotado, no es otro que la venerable IBM, que a estas alturas todavía está preguntándose qué pasó. Lo más sorprendente es que Amazon ganó por una oferta técnicamente superior, ya que su precio final de venta es superior al ofrecido por IBM.

Cómo podía esperarse, una vez que IBM se repuso de la sorpresa, su primera acción fue hacer una rabieta de dimensiones cósmicas, y demandó a la C.I.A., solicitando la invalidación del proceso de adquisición. Aunque el proceso no ha terminado, la respuesta de la agencia gubernamental ha sido sostener su decisión. Existe la posibilidad de que IBM termine ganando en tribunales lo que no pudo obtener en el mercado, pero en realidad, desde un punto de vista estratégico el resultado del juicio es intrascendente: IBM perdió, le han abollado la corona y pudiera ser el inicio de un nuevo período tortuoso de transformación.

Algunas reflexiones:


  • La victoria de Amazon, tiene un gran valor simbólico, y equivale a haber ganado una pelea de campeonato noqueando al campeón. También no me pude sacar de la cabeza durante el día la fábula de la liebre y la tortuga, en versión Bugs Bunny.
  • Los grandes consorcios tecnológicos construyendo su oferta de servicios de nube para corporativos, siempre consideraron los servicios de Amazon, como inferiores, más orientados a las micro empresas y a los individuos. IBM tuvo un amargo despertar, pero no tengo duda que hay una epidemia de malestar estomacal entre los altos directivos de Hewlett-Packard, Oracle y Google. Hay rumores, no confirmados, de que Stevie B, solicitó un frasco de galón de Pepto Bismol.
  • Todavía no se conocen los detalles finos de las ofertas de los competidores, pero simplemente Amazon tuvo la capacidad de hacer una oferta más atractiva. Un neófito en este mercado superó a la cultura de décadas al interior de IBM. Sin duda el primer sospechoso debe ser la arrogancia, tan característica de IBM.
  • Todavía más notable es que Amazon ha ido construyendo su oferta de servicios tecnológicos de una manera muy paciente, y de una forma autónoma. Amazon diseña sus propios servidores y ha desarrollado una serie de herramientas de administración y control, de clase mundial. Es decir, su dependencia de terceros es limitada y eso los convierte en un competidor formidable.
  • La victoria de Amazon, e insisto independientemente de lo que pase en los juzgados, es totalmente disruptiva en el mercado, ya que ayuda a disipar la cautela natural de los compradores para utilizar nuevas alternativas.
  • Por su parte, esta derrota se une a la mala racha que tiene IBM de unos meses para acá. En su último trimestre rompieron una racha de crecimiento de ocho años, fracasaron en su intento de vender su unidad de negocio de servidores a Lenovo y esta semana iniciaron los despidos masivos a nivel mundial.
  • En realidad las grandes compañías de cómputo, como Hewlett-Packard, Oracle, Microsoft y Dell deben de estar preocupados, ya que la victoria de Amazon va a estimular el surgimiento de múltiples competidores. Si aparentemente Amazon pudo construir una oferta a partir de la nada, no van a faltar los entusiastas que traten de imitarlos.
  • Estos nuevos participantes, van a tener mayor libertad creativa, ya que tienen menos tradiciones y reglas que respetar que las empresas tradicionales.
  • Alguna vez, la industria automotriz norteamericana dominaba su mercado y creía tener la medida de los gustos del consumidor: automóviles grandes y potentes. Miraron con desprecio a los pequeños, pero eficientes competidores orientales. Hoy ya sabemos como terminó la historia, y vuelvo a citar el caso de la ciudad de Detroit, antigua meca económica, que hoy en día parece una zona de desastre.
  • El único riesgo que puede tener Amazon, es que sin duda ha salido del anonimato y pronto va a recibir presiones de sus accionistas que van a buscar un crecimiento acelerado de esta nueva unidad de negocio y a escuchar a los profetas del desastre decir que es una empresa demasiado diversificada y que le conviene concentrarse en algunos negocios y vender otros.

Muchas veces he comentado que Amazon y su CEO genio, Jeff Bezos tienen un clara estrategia de dominación de Internet y si hacemos cuentas participan en varios mercados clave, y verdaderamente por el calibre de sus competidores podemos medir los logros de la empresa. Sin pedir ni dar cuartel, Amazon no tiene empacho en competir con Apple, Google, Yahoo, Walmart, Samsung y ahora ha decidido agregar a esta lista a Microsoft, IBM y Hewlett-Packard. Difícil no simpatizar con Jeff Bezos.

Posdata I La primavera, verano, otoño e invierno de nuestro descontento

Es difícil negar que se vive un estado de descontento a nivel global, definitivamente los seres humanos no estamos hechos para las crisis económicas. Se puede palpar un malestar global, con protestas en Europa, Oriente Medio y últimamente Brasil se está cayendo de la nube de su sueño de potencia emergente.

En una nota que parece confirmar que el zeitgeist es el enojo, un grupo de investigadores en Nueva Zelanda han encontrado que durante los últimos años hasta las figuras de los juguetes Lego, han ido endureciendo su expresión facial, y han pasado de ser juguetes felices a juguetes de mirada dura.

Por cierto, de unas fechas para acá estos juguetes están de moda con las aguerridas fuerzas infantiles de Vacuus Finium, y el fin de semana estuve curioseando. Es cierto, predominan los rostros enojados.

Postdata II Los sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy es la grabación de 1995 "The Guitar as Orchestra", del guitarrista norteamericano Adrian Belew. Como su nombre lo dice, Belew utiliza todo su ingenio y habilidad para imitar los sonidos de un orquesta sinfónica, empleando únicamente una guitarra eléctrica Fender Stratoscaster y una serie de sintetizadores. Sin duda es una grabación poderosa y sui géneris. Todas las piezas son composiciones de Belew, quien siempre ha hecho gran gala de ingenio y humor, como se puede ver en el título de la pieza, "Retrato de un guitarrista como un tambor joven".

Adrian Belew es un innovador de la guitarra eléctrica y se dio a conocer a final de la década de los setenta, tocando con Frank Zappa. De ahí pasó a tocar con David Bowie, Talking Heads, King Crimson y convertirse en un muy solicitado músico de sesión. De hecho Belew alterna su trabajo personal, con grabaciones más comerciales, que me imagino le permiten pagar la renta. 

Durante la grabación hay momentos en los que se percibe que la tecnología utilizada distrae la atención del guitarrista y llegar a dominarlo. Esto tal vez se refleja en el hecho de que aunque el nombre completo del disco es "The Guitar as Orchestra: Experimental Guitar Series Vol 1", nunca ha aparecido un segundo volumen. Esta grabación es difícil de conseguir, ya que ha estado fuera de catálogo desde hace mucho tiempo y no está disponible en iTunes. Sin embargo, para aquellos a los que se les despertó la curiosidad les recomiendo la grabación "Desire of the Rhino King", como introducción al trabajo de Belew. Esta última si está disponible en iTunes.

0 comments:

Publicar un comentario