Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

martes, 11 de abril de 2017

Uber: Límites de una start up alfa

Uber es la start up más valiosa en este momento, valuada en aproximadamente setenta millardos de dólares y por tanto es la envidia de muchos emprendedores y el villano favorito de los reguladores y los timoratos. Detrás del éxito de Uber, además de una buena idea, se encuentra una cultura empresarial agresiva, que no reconoce límites y está dispuesta a realizar cualquier acción que permita cumplir con sus objetivos. 


Este comportamiento le ha permitido a Uber, ser una historia de éxito con tintes de leyenda en desarrollo. Sin embargo, una serie de eventos desafortunados en un medio de un cambio de las percepciones sociales y culturales han puesto a la empresa en el ojo del huracán. Hay nerviosismo entre los inversionistas, deserción de ejecutivos clave, pérdida de clientes y una creciente inquietud sobre la conveniencia de mantener a su fundador Travis Kalanick al frente de la compañía. Todo esto trae una serie de cuestionamientos: ¿en qué momento una cultura agresiva se convierte en una cultura depredadora? ¿qué riesgos hay para los inversionistas y colaboradores en una empresa con tendencias depredadoras? ¿cuál es la diferencia entre agresividad y depredación? ¿se puede cambiar el mundo con una cultura descafeinada de comedores de flores?


Preludio Mitos, héroes falsos y filosofía barata

¿Se cansa en algún momento?

Los emprendedores y creadores de grandes empresas tecnológicas son, en algunos círculos, los héroes de la época moderna. Y en realidad hay mucho mérito en sus logros, ya que a final de cuentas crearon algo de la nada y en muchos casos cambiaron la sociedad y la economía contemporáneas.

¿Pueden existir héroes sin grandes mitos a su alrededor? Y muchos de los mitos han permeado en la cultura popular y me reconozco culpable de su aceptación y divulgación:
  • Estos héroes modernos son figuras casi místicas que desde jóvenes se encontraron más allá de los meros deseos terrenales.
  • Para la creación de sus empresas se movían con un sentido de la misión que les permitía trabajar durante días seguidos, aún en las circunstancias más difíciles.
  • Evidentemente en este estado casi místico, los bienes materiales eran un aspecto secundario. Toda una industria de frases motivacionales en letreros y libros se ha creado sobre este mito.
  • Por supuesto, para muchos de estos iluminados una educación universitaria, era un aspecto superfluo. Esto mito ha sido impulsado por Peter Thiel, mascota empresarial de Donald Trump, creador de Paypal y padrino de Facebook, quien ha llegado a ofrecer fondos a estudiantes de secundaria para que prueben sus ideas y eviten la universidad. Hasta dónde se no hay, al menos todavía, un caso de éxito.
  • Después del éxito, la realidad mundana de la operación diaria de una empresa pública, choca con la iluminación de los creadores y simplemente abandonan la dirección, con las alforjas llenas, y se mueven a un plano superior: ya sea salvar el mundo como Bill Gates o la santidad como Steve Jobs, con algunos incidentes intermedios como John Macafee, fundador de la compañía del mismo nombre y que llegó a ser prófugo de la justicia de Honduras.


No creamos en mitos

La realidad es menos rosada y en realidad:
  • Todo siempre ha girado en torno a la recompensa económica, y en todo caso los casos más exitosos mostraron mucha paciencia en la búsqueda del premio mayor. Sin ir más lejos, Mark Zuckerberg rechazó una oferta de mil millones por parte de Yahoo para adquirir Facebook. Lo fácil hubiera sido aceptarla y retirarse a vivir entre algodones.
  • A su vez, Evan Spiegel fundador de Snapchat, la red social en ascenso, rechazó la oferta de adquisición por parte de Facebook y hace pocas semanas tuvieron su oferta pública inicial, que ha resultado muy exitosa. Y dicho sea de paso, Snapchat ( o Snap su nombre actual) es uno de los factores que le quitan el sueño a Mark Zuckerberg.
  • Y el verdadero lenguaje en las nuevas empresas de la tecnología, más allá de los mensajes casi esotéricos y místicos sobre un futuro brillante siempre ha sido el de, participaciones accionarias, valuaciones, rondas de financiamiento, inversionistas y participación de mercado.
  • El ya mencionado Peter Thiel, en su libro "Zero to one: Notes on start ups or how to build the future" habla sin tapujos sobre la importancia de crear empresas que se puedan convertir en monopolios, aprovechando la naturaleza de los mercados tecnológicos. Tiene mucha razón y sí perdimos mucho cuando decidió ponerse de hinojos con Donald Trump.
  • A los oídos mojigatos esta aseveración le puede sonar casi herética, pero analizada con frialdad es una verdad contundente. He de confesar en lo personal que mi plegaria diaria es una solicitud a la divinidad de poder vender en monopolio y ser comprador en una situación de competencia perfecta.
  • El mundo de los inversionistas de riesgo y la creación de nuevas empresas es un verdadero estanque de pirañas y no hay sentimientos. Ay de aquel que se acerque sin conocer sobre estructuras accionarias, términos legales y demás quincalla. Más allá del mito, el pez grande se come al chico y hay muchas rémoras con experiencia que pueden exprimir al incauto que se acerque demasiado.

¿Visionaria? ¿Bruja? ¿O máquina de aburrimiento?

Y en donde hay mitos y héroes, siempre surgen los filósofos de latón y los visionarios de a centavo. Y en este caso una teoría filosófica, llamada "Objetivismo",  es música para los oídos de muchos emprendedores y más aspirantes en Silicon Valley.

Creada por la rusa-norteamericana Ayn Rand, es una corriente de pensamiento que promueve un individualismo a rajatabla, habla del "egoísmo ético" y básicamente no hay solidaridad ni altruismo entre los seres humanos. Critica todas las formas de estatismo e intervención gubernamental, y básicamente promueve la creación de un mínimo marco legal que proteja la propiedad privada. 

Su principal fama son dos novelas "Fountainhead" y "Atlas shrugged". En la primera el arquitecto Howard Roark, lucha contra el conformismo y el "establishment" por impulsar sus ideas vanguardistas. En la segunda, el emprendedor John Galt, impulsa una revuelta en una sociedad en la que avanza el estatismo y el exceso de regulaciones, llevando a los empresarios a vivir fuera de la misma. Evidentemente el asunto no va bien para los estatistas que terminan pidiendo perdón.

Sus novelas, a pesar de ser de lectura difícil e intelectualmente cuestionables, han sido muy exitosas y le permitieron a su autora dedicarse a divulgar sus ideas a través de otros libros y conferencias. Es objeto de adoración de muchos creadores de empresas y políticos conservadores y menciono el nombre de los protagonistas, porque es común encontrar muchas referencias en las matrículas de muchos automóviles en Silicon Valley y en el seudónimo de muchos blogueros.

Para aquellos que les gusta la trivia cultural, la obra de Ayn Rand es la inspiración para las letras en las canciones incluídas en el lado dos del disco "2112" de la banda de rock canadiense Rush y también las novelas arriba mencionadas son los libros de cabecera de Travis Kalanick, fundador de Uber.

Los partidarios de Rand ignoran que en los últimos días, requirió de los sistemas de salud social para tratar de prolongar su vida. 

Sin duda, es un mundo complicado

Primer Acto Una guerrilla llamada Uber

Uber llega sin tocar la puerta ni pedir permiso

¿Hay alguien leyendo estás líneas que no sepa lo que es Uber?  Como enlace a lo que sigue, y como servicio público para alguien que haya estado en la alta Amazonia durante los últimos cuatro años, Uber es una empresa que nació buscando compartir medios de transporte, principalmente en ciudades, compitiendo de manera directa con los servicios tradicionales de taxi.

El modelo de negocio es aparentemente simple, a través de una aplicación móvil una persona interesada en trasladarse, anuncia su destino. Un proveedor de servicio de transporte, utiliza la misma aplicación para hacer una oferta al viajero, y el intercambio de dinero se hace en la plataforma informática de Uber. La idea es genial, pero en la realidad choca frontalmente con la regulación de taxis en todas las ciudades del mundo.

Desde la óptica de los fundadores de Uber, y esto convirtió a la compañía en un ícono y símbolo de la disrupción tecnológica, la regulación es un mero anacronismo que puede ser eliminado con un método eficiente y demoledor . Y prácticamente, y salvo algunas excepciones, se han establecido en las principales ciudades del orbe. ¿Cuál es el método de penetración de Uber? Conceptualmente simple, pero de alto riesgo de ejecución:
  • Se elige una ciudad para empezar a operar y se programa su información geográfica en la plataforma. Se invita a dueños de medios de transporte a afiliarse para ofrecer el servicio.
  • A la chita callando, aunque con una poderosa publicidad de boca a boca por medio de redes sociales, Uber inicia operaciones y pronto gana el favor de los usuarios de servicios de taxi.
  • Las autoridades, de manera casi irremediable, son los últimos en enterarse y tratan de aplicar sanciones dentro de la regulación vigente. 
  • Pero para este momento ya es demasiado tarde, Uber utiliza un ejército de abogados y cabilderos para aprovechar el favor popular para presionar a las autoridades y conseguir la autorización para operar. 
  • En la gran mayoría de los casos, Uber se establece, dejando a los reguladores rumiando su desgracia y a los prestadores de servicios de taxi al borde del motín y la bancarrota.
  • Pero años de tratar mal a la clientela y esmerarse en proporcionar un servicio malo a elevados precios, no les ha ganado muchos amigos y los votantes de las ciudades aceptan la entrada de Uber de buen grado.


Días de éxito y risas

Detrás de este implacable plan, se encuentra la filosofía objetivista de Travis Kalanick, que simplemente está cuidando su beneficio económico personal, y en busca del mismo el demoler una regulación excesiva es una mera anécdota. ¿Y aquellos competidores que quedan destruidos en el camino? Otra historia nada más.

Y no hay ciudad importante del mundo en la que Uber no se haya establecido a sus anchas: Nueva York, San Francisco, Londres, París, Ciudad de México son territorio Uber. Algunas derrotas como Barcelona, Austin y Hamburgo se consideran temporales. El método de Uber le ha permitido inclusive penetrar ciudades turísticas con mafias de taxistas muy establecidas como Las Vegas y Orlando.

Además de la  admiración el mundo de la tecnología, los inversionistas en Uber son uno de los grupos más selectos entre los ricos y famosos del mundo. Es la start up más valiosa y se espera con ansia su oferta pública inicial. Fama, fortuna y admiración, ¿qué puede salir mal?


¿Quién se robó el mes de abril?





En realidad, y para mala fortuna de Uber y sus inversionistas, prácticamente de una fecha para acá, todo les sale mal. Va una lista de las penurias de Uber:
  • Travis Kalanick, aceptó una invitación de Donald Trump para formar parte de su Consejo Consultivo y al parecer aceptó sin consultar con sus socios y principales directivos, ya que fue una decisión mal recibida al interior de la compañía y la pelea trascendió al exterior. Terminó renunciando.
  • El elegante edificio de oficinas de Uber en San Franciso fue visitado por varios grupos que protestaron sobre la decisión de la compañía.
  • Durante el caos que se vivió al principio de la administración de Donald Trump cuando los aeropuertos se colapsaron por las protestas contra la orden que limitaba a los viajeros de algunos países con mayoría musulmana, la compañía decidió no apoyar una protesta de transportistas en Nueva York. El resultado inmediato, fue la cancelación de doscientas mil cuentas y un impredecible daño de imagen.
  • También, algún soplón de esos que nunca faltan, acusaron a la compañía de haber modificado la plataforma con una función que detectaba a autoridades reguladoras, para negarles el servicio. Entendible, pero no es de caballeros.
  • Después trascendió que una ex-empleada de Uber había realizado una denuncia interna por acoso sexual de su supervisor, misma que no tuvo consecuencia ninguna y reveló una cultura tolerante a este tipo de comportamiento.
  • La presión pública obligó a realizar una investigación interna que llega tarde y con pocas consecuencias. No exactamente la forma de mejorar la imagen exterior de la compañía, en especial cuando la primera filtración, anima a otras afectadas a hacer pública su queja.
  • Y las cosas empeoran cuando trasciende que Travis Kalanick mismo tuvo un incidente relacionado, cuando en un viaje con un equipo de ejecutivos a Corea del Sur, decidieron visitar un bar en el que se ofrece compañía femenina como un servicio adicional. Por alguna razón, para conveniencia de los parroquianos, las señoritas están identificadas con un número, en tipografía grande. 
  • El grupo de ejecutivos de Uber era mixto, y como es de esperar al sector femenino no se sintió a gusto. Trataron de hablar con Kalanick, pasado el incidente, para expresar molestia. No hubo mucha respuesta.
  • ¿El resultado? Una búsqueda en Google de la combinación "Uber sexual harassment" arroja únicamente 1,720,000 resultados. Esto es más que un problema de imagen, en una mala combinación de eventos pudiera tener un párrafo en el obituario de Kalanick.
  • Pero aunque parezca mentira, todavía las cosas pueden ser peores, ya que Google inició un demanda acusando a Uber de robo de propiedad intelectual en relación al desarrollo de automóviles sin conductor. Uber decidió contratar a un ingeniero de Google, que "casualmente", decidió hacer el viaje con algunos miles de documentos en sus valijas.
  • Y finalmente, en lo que se puede considerar una cereza podrida en un pastel tóxico, Uber ha suspendido las pruebas reales de vehículos sin conductor, después una colisión en Arizona. Como nota al margen, la compañía considera el desarrollo de este tipo de vehículos como esencial para su viabilidad a largo plazo.



El fácil resbalar

Si alguien leyendo estas líneas piensa que está atravesando una mala racha, sin duda después de pensar en Uber se le pasa. Como consecuencia de lo anterior, hay un daño en la imagen pública de Uber, han corrido ríos de tinta en medios respetables hablando de su cultura tóxica, inclusive algunos inquietos se preguntan si Travis Kalanick ha pasado de ser un activo a un pasivo tóxico.

Algunos reguladores, derrotados por Uber con anterioridad, están envalentonados y hay demandas frescas en Seattle y en Nueva York, buscando limitar a la compañía.

Segundo Acto ¿hay lugar para start ups descafeinadas?


Cuidado con un mundo descafeinado

¿Es Uber una start up canalla, con malas influencias culturales, que por destino estaba condenada al oprobio público? ¿O simplemente estaban tan preocupados en crear un gran servicio, que no tuvieron tiempo para detalles menores? Me parece, en principio, es la mala confluencia de los dos elementos.

En realidad, cuando está naciendo una nueva empresa, el futuro es incierto y aquellos que están trabajando en desarrollar una idea, identificar a su competencia, conseguir dinero para mantener la luz prendida un día más, tienen poco tiempo para pensar en establecer una cultura inmaculada. Esta se va construyendo día a día, con una mezcla de la filias, fobias, manías, gustos e interacción de los fundadores.

Cuando una start up inicia su recorrido en busca de financiamiento, los potenciales participantes realizan un interrogatorio intensivo sobre temas como ventaja competitiva,  competencia, tecnología, planes de salida y un largo etcétera. Cuando la biografía de los fundadores ocupa su lugar bajo los reflectores, en realidad lo que importa es la experiencia previa. ¿Cambiará esta práctica?

No es muy sabido que haya preguntas sobre política organizacionales y mucho menos hábitos personales, a menos por supuesto que el solicitante vaya vestido con su mejor atuendo de bondage. No hay que olvidar, que Mark Zuckerberg alguna vez se presentó vestido de pijama y salió con un cheque en la mano.

Y no hay que olvidar el ambiente cultural también tiene influencia y para entender de que se trata esto, me voy a referir a la portada de la revista The Atlantic, en su ejemplar del mes de abril. El título es demoledor, ¿Por qué es Silicon Valley tan horrible para las mujeres? Leerlo sin avergonzarse, cuesta mucho trabajo.

No hay mucho más que decir

Repito, ¿Es Uber una empresa canalla o simplemente no tuvieron tiempo en ponerle topes a su cultura interna? A final de cuentas, este episodio pudiera tener una gran aportación al conocimiento colectivo: crear una start up comercialmente agresiva no es sinónimo de fomentar un ambiente abierto al gamberrismo y al abuso de los más débiles. Si la revisión de las culturas empresariales empieza a formar parte de lo que revisan los inversionistas, pudiera ser un aportación no pensada de Uber.

El acto de equilibrio se ha hecho más interesante

Negotiis Diveros

Y mientras estábamos distraídos mataron la privacidad de Internet

Días peligrosos sin duda

Navegar en Internet, se ha convertido en un deporte más riesgoso para la privacidad. No solo hay que preocuparse de spammers, hackers, piratas y demás fauna delincuencial. A este terrorífico grupo se acaban de unir las áreas contables de los proveedores norteamericanos de conectividad, un grupo realmente peligroso y despreciable, que tiene una ambición sin límites.

La administración de Donald Trump, eliminó a la chita callando, las restricciones que impedían a los prestadores de servicio de conectividad de Internet vender la información sobre los hábitos de navegación de sus suscriptores. El cambio es un giro de ciento ochenta grados y simplemente es una muestra del menosprecio de los derechos individuales en contra del estado de resultados de unas cuantas compañías.

Pero en realidad esto solo es un ensayo, ya que la administración Trump está preparando un cambio en la legislación que confirma la neutralidad de la red, y que es un tema que consideraba superado. Una vez más hay que preocuparnos de los bandidos virtuales de la carretera de la información.

Y no es un problema norteamericano, ya que el mal ejemplo cunde rápidamente, en los trópicos y otras latitudes.

Ya vamos conociendo a los que mueven los hilos

El ensayo de una obra que no quiero conocer

¿De qué se trató el ensayo?

Los vecinos de la ciudad de Dallas se encontraban, en su gran mayoría, durmiendo apaciblemente en la madrugada del primero de abril, cuando fueron abruptamente despertados por el sonido atronador de todas las alarmas del sistema de emergencia civil, que alerta a la población de posibles desastres. Y estas sonaron durante una hora seguida, hasta que de la misma forma que se encendieron se apagaron. 

Los muy crispados ciudadanos saturaron las líneas 911 en busca de una explicación y no la hubo en esos momentos iniciales. ¿Qué desastre ocurrió? ¿Una invasión extraterrestre? ¿Llegaron los rusos? 

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes, en realidad el sistema de emergencias civiles de la ciudad fue vulnerado por un grupo de hackers, que decidió presumir músculo haciendo sonar todas las alarmas al mismo tiempo.

Pero la pregunta es, ¿fue un alarde? ¿una advertencia? ¿el ensayo de algo más grande?

Pepsi y cómo las grandes corporaciones no entienden el espíritu de los tiempos


Pepsi no te confundas, este es el zeitgeist

La siguiente historia, tiene toda una moraleja para aquellos que creen que entienden el mundo moderno y el ambiente de negocios actual. Todo empezó en en la agencia de publicidad interna de Pepsi Co, cuando recibieron la instrucción de hacer una campaña para capturar la atención de esos elusivos millenials

Y la instrucción era clara, no había que escatimar gastos, no era una campaña publicitaria más. Había que recuperar las viejas glorias de la marca que había creado historia con sus campañas sobre la Generación Pepsi, Michael Jackson y Beyoncé. Nada de pequeñeces y nada de escatimar gastos, había que crear una referencia. Con este marco de trabajo, ¿qué podía salir mal?

Y al menos en papel, todo se veía bien:
  • Una canción de un cantante de moda como banda sonora de la campaña.
  • Kendall Jenner, del infame clan Kardashian y modelo con mayor número de seguidores en Instagram, aceptó ser la imagen.
  • Una historia simple, pero plagada de temas que según los estudios de mercado, son cercanos a los millenials.
  • Un equipo de producción experimentado y con un grupo multicultural y multirracial de modelos de las mejores agencias.

Con todos estos elementos, ¿qué podía salir mal? Lamentablemente para los participantes, todo salió mal. Pepsi retiró la campaña veinticuatro horas después de su presentación, su protagonista está preocupada de haber dañado su reputación y la marca quedó abollada. ¿Qué ocurrió?

Oropel y utilería, ya no funcionan

La historia es simple, Kendall Jenner se encuentra haciendo una sesión fotográfica, peluca platinada incluida, cuando a su lado pasa una manifestación, incluyendo mensajes muy genéricos como el símbolo de amor y paz, flores, palomas y el lema de campaña, "únete a la conversación".

Intrigada la modelo deja su sesión de fotos, y su peluca platinada, para acercarse a ver de que se trata, ya enfundada en ropa común de mezclilla. Los manifestantes se detienen ante una barrera policiaca y el ambiente se tensa.

Pero no hay nada de que preocuparse, Kendall Jenner se aproxima a la barrera policiaca y para fortuna de todos alguien le pasa una lata de Pepsi, misma que le ofrece a un agente policiaco. Este agente empieza a tomar su bebida, el ambiente se relaja y todos los participantes empiezan a sonreír y bailar. Fin de la historia, misma que se puede ver en este enlace

Hasta aquí parece simplemente otra campaña de publicidad insulsa para un producto artificial e inútil, de una corporación hueca y prescindible, y no es la primera de la historia con estas características. 

Pero algo hay en el ambiente, que hizo que el mensaje fuera muy mal recibido y a los pocos minutos de su presentación, Twitter literalmente se incendió con mensajes de crítica, burla y parodia. Los programas cómicos resolvieron su guión del día y literalmente tuvieron un día de campo

Después, por supuesto han corrido ríos de tinta, real y virtual, tratando de explicar lo que pasó. Va un resumen:


  • En realidad la campaña refleja el mal entendimiento que tienen de la generación millenial, todos aquellos que toman decisiones y no pertenecen a esta.
  • La popularidad en redes sociales no es un salvoconducto automático.
  • La agencia interna de Pepsi se dejó llevar por la corriente interna y no hubo un solo cuestionamiento sobre el anuncio. Se calcula que en la aprobación de la campaña intervinieron aproximadamente cincuenta personas. Caso de estudio sobre ceguera de taller.

Mas allá de schadenfreude que genera ver a una corporación inútil y a una figurilla de la farándula y de las redes sociales morder el polvo, hay una lección para todos sobre nuevos aires en el ambiente actual.

Saludos a Vladimir P

Favor de no hacer más de cincuenta retweets 

¿Tienen sentido del humor los agentes de la KGB? Hay poca evidencia en ese sentido, y Vladimir Putin no es un buen ejemplo. La imagen arriba mostrada lo tiene muy irritado y está prohibida su divulgación en Rusia.

Inmediatamente se ha convertido en una de las imágenes más enviadas por Twitter en el mundo. Sin embargo confío en el buen gusto y moderación de mis lectores y no creo que cada uno sea capaz de hacer más de cincuenta retweets. A final de cuentas estamos conscientes de los riesgos que implica hacer enojar a Mr. Putin, hay una alta incidencia de arrestos, envenenamientos y caídas de pisos altos entre sus opositores. Lo que es la mala suerte.

En esta ocasión no me voy a ocupar de Donald Trump (@realDonaldTrump) y sus disparates, es muy difícil seguirle el ritmo y quiero recuperar la temática de mi blog. Sin embargo sigo en búsqueda de ser bloqueado por él en Twitter, y para aquellos curiosos, pueden ser testigos en @vacuusfinium.

Créditos Fotográficos

photo credit: dmixo6 Ayn Rand demotivator 2 via photopin (license)

photo credit: Eric@focus Panthera Leo via photopin (license)

photo credit: AV Dezign | www.avdezign.ca Crime Wave via photopin (license)

photo credit: AV Dezign | www.avdezign.ca Make up your mind via photopin (license)

photo credit: AV Dezign | www.avdezign.ca We Are Fucking Angry via photopin (license)

photo credit: AV Dezign | www.avdezign.ca Labrona via photopin (license)

photo credit: Strelka Institute photo UBER CEO: THE FUTURE OF CARS IN THE CITY via photopin (license)

photo credit: Strelka Institute photo UBER CEO: THE FUTURE OF CARS IN THE CITY via photopin (license)

photo credit: CJS*64 Decaffeination ! via photopin (license)


photo credit: Visual Content Malware Infection via photopin (license)

photo credit: eltpics Slackline games, Bydgoszcz via photopin (license)

photo credit: Fujoshi Marble Floor - 48/365 via photopin (license)



photo credit: michel banabila via photopin (license)


0 comments:

Publicar un comentario