Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

domingo, 17 de febrero de 2013

Facebook, como objetivo de (cíber)-guerra

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

He platicado con anterioridad, sobre un continuo crecimiento de ataques cibernéticos coordinados en contra de varias organizaciones occidentales, y la manera en que todos los indicios apuntan a una responsabilidad, parcial en el mejor caso, del gobierno chino. Durante varias semanas, se produjeron reportes sobre diferentes ataques cibernéticos a diferentes organizaciones informativas norteamericanas como el NY Times, el Wall Street Journal y el Washington Post.

Especialmente significativo fueron los ataques al NY Times, ya todo indica que fue una represalia en contra de este medio, por osar publicar información sobre las finanzas de los familiares del Primer Ministro Wen Jiabao. Solo en una enferma mente occidental puede caber la idea, que sus familiares aprovecharon su posición para construir una fortuna billonaria. Al parecer no fue suficiente expulsar al corresponsal en ese país, y con sobrada razón. Cualquier Primer Ministro chino es un hijo del cielo, incapaz de incurrir en un tráfico de influencias y todos sus parientes nacieron con fortunas billonarias, en realidad molesta tanta insidia.

De igual manera, para algunas instituciones financieras ya se ha hecho una costumbre el estar recibiendo ataques continuos en contra de su infraestructura tecnológica, que afortunadamente para todos ha tenido la capacidad de resistir. 

Y sin duda, algo grave debe estar pasando cuando  el Presidente norteamericano Barack Obama, firmó una orden ejecutiva para la cooperación entre agencias del gobierno para prevenir amenazas cibernéticas. También dedicó un párrafo durante su discurso sobre el "estado de la unión" a hablar sobre esta orden y la amenaza en ciernes sobre la economía norteamericana. 

Y al parecer, los Estados Unidos están reaccionando algo tarde, a lo que parece ser un esfuerzo coordinado, originado en China, por atacar la infraestructura cibernética de todo tipo de organizaciones occidentales. La revista Bloomberg Business Week dedica un reportaje a la historia de como un empleado de Dell Computer ( of all places), dedicó su tiempo para seguir el rastro de un hacker y encontró que se trata de un miembro del Ejército Popular Chino. Si fuera una novela de espionaje, sería increíblemente aburrida, pero al tratarse de un historia real, solo queda perder el sueño. 

Es difícil demostrarlo, a final de cuentas se les acusa de tramposos no de estúpidos, pero existen suficientes evidencias que permiten suponer que hay un esfuerzo ejecutado y financiado en China, para sostener una organización dedicada de tiempo completo en realizar actividades de infiltración cibernética en todo tipo de instituciones localizadas en occidente. No se siente bien ver que los norteamericanos hablan de "empezar a coordinarse"para enfrentar a una amenaza que da indicios de ser formidable y en operación desde hace mucho tiempo.

Y como cereza en el pastel, el viernes por la tarde ( cuando ya era la "hora del cocktail" en varios husos horarios), Facebook comentó, muy a la chita callando, que había sido víctima de un "ataque cibernético altamente sofisticado", que afortunadamente había sido "contenido a tiempo" y que no se había comprometido la información personal de ninguno de sus usuarios.

El fin de semana ha impedido que se  conozcan todas la reacciones al tema, pero el mejor comentario que he visto es del blog de tecnología TechCrunch y realmente no dejan lugar a ambigüedades:


  • Un ataque cibernético que produzca filtraciones significativas de la información personal de los usuarios de Facebook, puede ser un evento que dañe la posición de esta empresa y en un caso extremo comprometa su continuidad.
  • Lo peor del caso para Facebook, es que TechCrunch concluye que la pregunta no es "¿podrá ocurrir?", sino más bien "¿cuándo va a ocurrir?"
  • Aunque Facebook fue muy hermético en los detalles, lo cual es muy comprensible dadas las circunstancias, sí hizo saber que entró en contacto con las autoridades norteamericanas y que hay una investigación completa y profunda en curso. A más de uno, se le aguó la "hora del cocktail" el viernes.

Bajo la primera impresión, suena realmente ridículo pensar que una red social, frívola de alguna manera, pueda resultar el objetivo de una organización de actividades encubiertas, cercanas a lo criminal. Solo a un mal villano de película de James Bond, se le puede ocurrir en realizar un gran esfuerzo, para robarse datos personales sobre cientos de millones de personas, y que son en su mayoría fotografías de fiestas, vacaciones y chistoretes. 

Sin embargo, en una segunda vuelta de pensamiento, no suena tan ilógico que para una organización de cíber terroristas con orígenes en China, Facebook sea un objetivo atractivo. Se me ocurren las siguientes razones:

  • Es una buena forma de alardear y demostrar capacidad técnica. Algo así como una justificación de Bill Clinton: hacer las cosas porque se pueden hacer. Facebook tiene una de las mayores infraestructuras de cómputo del planeta, y cuenta entre sus empleados a decenas de ingenieros brillantes para hacerla funcionar. A cualquiera le gustaría tener en su currículum haber derrotado a esta compañía.
  • A final de cuentas, Facebook no puede ser considerado como un casus belli. Si a esta misma organización se le ocurriera trastornar la actividad de la Bolsa de Valores o impedir la correcta transmisión de la señal del Superbowl, la sangre pudiera llegar al río muy rápidamente. Hay cosas que si enojan.
  • En realidad, si bien una falla o la desaparición de Facebook es un evento menor, pudiera ser oro molido para la propaganda del Partido Comunista Chino, al mostrar la debilidad de la cultura occidental. No hay que olvidar que una de las principales preocupaciones de los grandes jerarcas es evitar lo que ellos llaman la "contaminación" de la cultura china, pero que no es otra cosa que la llegada de ideas diferentes.
  • Facebook, a pesar de sus fallas, representa un modelo de sociedad abierta que le debe producir náuseas a los grandes estrategas del PCC. Ellos prosperan en una sociedad cerrada y aislada, y dedican su pensamiento en perpetuar este modelo. 

Para los que crean que es una exageración, les recuerdo que el gobierno chino ejerce una feroz censura sobre Internet, y tiene un ejército trabajando en filtrar información, asistidos por una formidable infraestructura conocida como "The Great Firewall of China". Bajo esta óptica y considerando el gran esfuerzo invertido, ¿no es mejor atacar el mal desde sus raíces? Creo en el caso de Facebook, vamos a conocer muchos detalles sorprendentes, y tal vez más pronto de lo que imaginamos.

Postdata I Las dictaduras y su propaganda fallida en la era de Internet

Hay otras historias que muestran lo difícil que es el trabajo de los Ministerios de Propaganda de las dictaduras en esta era de comunicaciones electrónicas permanentes. Hace un par de semanas, Irán presentó fotos de un bombardero invisible para el radar ( stealth bomber), producido con tecnología de ese país. No contentos con eso, también presentaron fotos supuestamente tomadas por este avión durante sus recorridos de prueba. Ninguna de estas evidencias aguantó el más ligero análisis de los expertos:
  • Las dimensiones y forma del avión, indican que este es incapaz de despegar, y mucho menos de estar construido con material que pueda absorber la señal de los radares. La evidencia más chusca, es que no cabe un piloto en la cabina mostrada.
  • Las fotografías del recorrido, muestran que los especialistas iraníes en Photoshop, necesitan mucho entrenamiento, ya que expertos occidentales han encontrado docenas de deficiencias en su trabajo.

Y en un evento similar, aunque con una gran tragedia humana como trasfondo, el gobierno venezolano hizo públicas varias fotografías que supuestamente muestran la recuperación del comediante-presidente Hugo Chávez después de una operación para tratar un brote de cáncer pélvico.

El comediante-presidente lleva dos meses sin hacer apariciones públicas, lo cual es increíble si tomamos en cuenta que es un personaje notable por su incontinencia verbal. Baste con recordar el episodio en que S.M. el Rey Juan Carlos de Borbón, se olvidó del protocolo real y diplomático para hacerlo callar en un evento internacional.

Los análisis de las fotografías presentadas por el gobierno venezolano, muestran que sus especialistas en Photoshop tienen las mismas carencias que los especialistas iraníes y se han encontrado varios defectos en su trabajo. Sin embargo la evidencia más contundente, es que una de las hijas del comediante-presidente ha estado haciendo alarde en las redes sociales de una cirugía estética de nariz desde hace varios meses. En las fotografías presentadas, aparece con su imagen anterior.

Postdata II Los sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy, es la edición de aniversario de la grabación de 1977, "Rumours" del grupo angloamericano Fleetwood Mac.  Este disco, es uno de los más vendidos de la historia, y es un retrato perfecto del estado del llamado "rock Californiano" de los años setenta. 

Fleetwood Mac nació como un grupo de blues, durante el boom de este tipo de grupos en Inglaterra durante los años sesenta, con miembros egresados de la "academia"de John Mayall. Después de mandar a dos de sus guitarristas a sendos hospitales siquiátricos ( una historia que dejo para otra ocasión), los fundadores Mick Fleetwood y John McVie decidieron buscar mejores aires en la costa oeste de los Estados Unidos.

Ahí conocieron a una pareja de músicos y compositores en ascenso, Stevie Nicks y Lindsey Buckingham, a los que invitaron a unirse a su grupo. Este nueva agrupación se alejó del blues eléctrico, pero el resultado fue un estilo de rock realmente atractivo e inteligente, al menos en sus inicios. "Rumours", sorprendió al mundo y se ha convertido en uno de los discos esenciales para entender a la desaparecida cultura del rock.

Para celebrar su trigésimo quinto aniversario, está a la venta una edición especial que incluye un disco en vinil de alta calidad, un cd remasterizado y como atractivo para los coleccionistas una grabación inédita en concierto y dos discos compactos con grabaciones de las sesiones que produjeron "Rumours". Realmente es apasionante escuchar como fueron evolucionando los diferentes temas, hasta alcanzar la forma en que se conocieron. 

Puede parecer una recomendación atípica para lo que se estila en esta sección, pero realmente es una grabación que se puede disfrutar plenamente. Para aquellos presupuestos más cautelosos, existe una versión de tres discos compactos, que incluye una buena selección del material inédito. Por supuesto como todo adolescente de finales de los setenta, mi corazón palpitó por Stevie Nicks.

0 comments:

Publicar un comentario