Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

sábado, 12 de enero de 2013

No hay excusas para productos basura

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

Termina, por fin, el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas y realmente el veredicto solo puede ser un gran bostezo. Realmente las compañías de productos electrónicos para consumo han perdido totalmente el rumbo, y realmente se ha hecho una industria de copias y muy poca innovación. Los anuncios que supuestamente ganaron la atención son "el futuro de la televisión" y los "electrodomésticos inteligentes", todo esto en medio de una avalancha de productos de fabricantes chinos de bajo costo y baja calidad.

El supuesto "futuro de la televisión" es una integración con Internet y pantallas de mayor resolución. En realidad lo mostrado se ve hueco: la integración con Internet todavía es parcial y complicada, y aunque las pantallas de muy alta resolución se ven atractivas, por el momento no hay contenido y en estricto sentido no hay urgencia por tener esta resolución. Hace dos años juraban que el futuro era la televisión 3D, hoy prácticamente en vías de extinción.

Es muy fácil saber cuando un nuevo dispositivo es un éxito: empieza una ataque de ansiedad por tener uno, al mismo tiempo que se buscan fuentes de financiamiento, y en ese caso ni el tanque de oxígeno de la abuela está seguro de pasar por un casa de empeño. Yo tuve esa sensación después de ver una demostración en directo del primer reproductor de discos compactos en el glorioso año de nuestro señor de 1986. ¿Alguien siente lo mismo por una televisión de ultra alta resolución? De los electrodomésticos con conexión a Internet, mejor ni hablamos.

En medio de la alharaca del CES hay dos temas que se pueden rescatar ya que indican tendencias a corto plazo que van a impactar el mercado tecnológico:

  1. Esos horrendos híbridos entre teléfonos inteligentes y tablets, denominados "Phablets"
  2. La búsqueda de un teléfono inteligente de bajo "costo"


La conversación sobre teléfonos inteligentes de bajo costo ha tomado tanta relevancia que inclusive ha arrastrado a Apple, y durante la semana se dio casi como un hecho un iPhone de bajo precio para fines de 2013. Hacia el final de la semana Apple, normalmente sordo a rumores, salió al paso de esta noticia, pero de una forma que causó más confusión a causa de una mala traducción de un periódico chino.

La línea de Apple es clara: no van a fabricar malos productos por ganar participación de mercado. En su día Steve Jobs fue muy claro al respecto, al decir que "Apple no podía fabricar una computadora de 500 dólares que no fuera basura, ya que su DNA no lo permitiría", en respuesta a las Netbooks.

Y como ya platiqué, las netbooks son un buen ejemplo de como un mal producto puede matar una categoría del mercado, y que no se puede engañar a los consumidores con simulaciones, al ofrecer supuestamente todas las funcionalidad pero con un mal rendimiento.

De los principales componentes de un teléfono inteligente, ¿cuál se puede "sacrificar" sin perder la esencia del dispositivo? ¿sirve algo un dispositivo con una mala calidad en algún componente, como puede ser una pantalla táctil con mal tiempo de respuesta?. A manera de ejercicio, va una lista breve:

  1. Pantalla táctil, con cubierta de cristal a prueba de golpes
  2. Procesador multi-núcleo de alta velocidad y bajo consumo energético
  3. Batería de larga duración
  4. Cámara frontal y cámara trasera
  5. Sistema de Posicionamiento Global (GPS)
  6. Ecosistema de aplicaciones y contenido


Difícil quitar alguno y dejar vivo el concepto de "teléfono inteligente", en especial si se considera que una de las aplicaciones principales de estos dispositivos es la navegación en Internet, y el uso de las principales aplicaciones como redes sociales y comercio electrónico.

Por esta razón me parece interesante la propuesta que se está realizando con las "phablets", si bien me parecen dispositivos monstruosos y difícilmente compraría uno para mi. El concepto de una phablet  es un teléfono inteligente con una pantalla táctil más grande de lo acostumbrado, en casi una pulgada. En mi opinión el resultado es un desastre ergonómico y estético. Sin embargo los consumidores piensan diferente, y Samsung, su creador, ha vendido la respetable cifra de 25 millones de unidades en aproximadamente 12 meses. El gran detalle es que la mayoría se han vendido en los mercados emergentes, a pesar de que su precio es comparable al de los teléfonos inteligentes más cotizados: Samsung Galaxy III y iPhone.

¿Cuál puede ser el aparente secreto del éxito de un dispositivo tan singular? Se puede pensar que en realidad esa pantalla grande, está permitiendo que los consumidores vean que en realidad están comprando dos dispositivos, al precio de uno: su teléfono inteligente y una tablet. Desde el punto de vista de un presupuesto limitado, puede ser una ganga.

Y los indicios muestran que al parecer Samsung tiene un acierto, ya que múltiples fabricantes presentaron "phablets"en CES y debemos prepararnos a ser inundados por diferentes tipos de estos dispositivos en los próximos meses.

Mientras más lo pienso, menos me gustan los "phablets", pero reconozco un gran acierto de Samsung: optaron por tomar el riesgo de crear una nueva categoría de producto, antes de iniciar la fabricación de productos chatarra, que hubiera sido lo más fácil.

Postdata I Mal timing de Microsoft

Una de las novedades de CES fue la ausencia de Microsoft, y el veredicto es que perdieron la gran oportunidad de promover Windows 8, en un evento que se caracterizó para ausencia de ideas. Insisto, ¿alguien espera un premio por los refrigeradores conectados a Internet? 

Aunque se presentaron múltiples opciones de equipos Windows 8, se perdió la oportunidad de un escenario con mucha cobertura mediática para presentar un poderoso mensaje, en lugar de pasar desapercibidos. Desde un discurso de apertura de Stevie B ( bailando Gangnam Style, por supuesto) a un gran stand central, simplemente hubieran sido el tema de conversación toda la semana.

La principal mención de Microsoft en la semana, fue el anuncio oficial de la caída del mercado de venta de computadoras personales durante 2012, con las peores cifras de venta en una década. El mundo post-pc ya está aquí, pero como si fuera la banda del Titanic, Stevie B está ocupado en asuntos más importantes, ya que esta semana se supo que está en el grupo de compradores de una franquicia de NBA para la ciudad de Seattle.

Postdata II Los sonidos de Vacuus Finium

Esta semana se dio a conocer que la gran sorpresa en el mundo de las ventas de música grabada en 2012 fue el resurgimiento de los discos de vinil, ya que sus ventas presentaron la mayor tasa de crecimiento entre los diferentes medios. En realidad debería hablarse de un resurgimiento relativo, ya que se vendieron 4.6 millones de unidades a nivel mundial. Cifra insignificante si se compara con otros medios, cifra impresionante para un formato supuestamente muerto. Definitivamente hay un grupo de coleccionistas y entusiastas muy fuerte y aguerrido.

Inspirado en esta nota, estuve escuchando algunos discos de vinil este fin de semana: la grabación en directo de  1983 "Travels" del guitarrista Pat Metheny en la edición original de ECM en Estados Unidos y una edición muy reciente en vinil de 180 gramos de la grabación en directo de 1974 "Dark Magus" del trompetista Miles Davis.

Definitivamente los discos en vinil suenan mejor que sus contrapartes digitales, pero es un medio problemático ya que cada reproducción desgasta el formato y aparecen nuevos ruidos cada vez. "Dark Magus" es uno de los discos más controversiales de la historia del jazz, ya que en esa época Miles Davis utilizaba instrumentación totalmente eléctrica en sus grupos, y en este concierto en el Carnegie Hall su grupo incluye 3 guitarristas eléctricos y 2 saxofonistas, que producen una música muy densa y la verdad difícil de escuchar sin prestar total atención.

Tengo una copia de "Dark Magus" en disco compacto, supuestamente de alta calidad producida en Japón y suena diferente a la impresión en vinil. En esta última se escuchan las diferencias entre los instrumentos de forma más clara, y se perciben sonidos que en la grabación digital quedan perdidos por el proceso de digitalización. Sin embargo se que mi copia en vinil ya sufrió degradación y algo diferente habrá en la siguiente reproducción.



0 comments:

Publicar un comentario