Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

martes, 13 de agosto de 2013

Elon Musk, Hyperloop y la verdadera alta tecnología en la era del vacío


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

Elon Musk cumplió lo prometido y presentó más detalles sobre el concepto de su sistema de transporte de alta velocidad, denominado Hyperloop. Haciendo memoria, Elon Musk está pensando en un sistema que, mezclando conceptos de levitación magnética y camas de aire y energía solar, permita hacer el viaje entre Los Angeles y San Francisco en treinta minutos.

La información presentada por Musk, es una descripción (vale la pena verlo, en serio) de cincuenta y siete páginas, que muestra detalles muy generales e incluye varias cuestiones todavía no resueltas. Aunque el creador aclaró que está aportando su idea, bajo un modelo de "código libre", es decir esperando las aportaciones y mejoras de la comunidad, la recepción del Hyperloop ha sido poco menos que glacial.

El sarcasmo de la comunidad Twittera, tuvo uno de sus días más alegres, y la prensa está llena de "expertos" enumerando los inconvenientes del modelo propuesto por Musk. ¿Qué de bueno se puede decir sobre Hyperloop?

  • Antes que nada hay que reconocer que Elon Musk se atreve a ir en contra de una corriente de pensamiento general y a defender una posición. Toda una singularidad en los tiempos chatarra que estamos viviendo.
  • El sistema propuesto contiene tubos de aire, en el que viajan cápsulas, que se aceleran por campos magnéticos. Hay estaciones en ambos extremos, y algunas paradas intermedias.
  • Todo el sistema está planeado para usar energía solar.
  • El costo estimado para la conexión entre Los Angeles y San Francisco, es de únicamente siete billones de dólares. Para poner las cosas en contexto, actualmente existen planes para construir un tren bala, con tecnología convencional, en el mismo tramo y el costo estimado es de 70 billones de dólares.
Las críticas le han llovido a la propuesta de Hyperloop, y voy a hablar sobre ellas más adelante, pero desde mi punto de vista los aspectos del sistema que pueden ser mejorables son:

  • Esta primera versión, no tiene muy claro que hacer en caso de un posible accidente.
  • El espacio adentro de las cápsulas se ve muy reducido, es menor que el espacio disponible en un asiento de avión en clase turista. Mr. Musk, ¡por favor piense en los que somos talla extra-grande!
  • El sistema de energía solar requerido para una empresa de esta naturaleza no está del todo resuelto, pero no hay que olvidar que es una de las múltiples áreas en las que Musk es un innovador.
  • Y el mayor defecto del Hyperloop, es que lamentablemente, Elon Musk por el momento no va a construir un prototipo. Este es un aspecto muy criticado, y hay muchos escritores que no le perdonan a Musk que no encuentre espacio es su agenda, si únicamente está dedicado en dirigir a Tesla Motors y Space X, empresas dedicadas a la construcción de automóviles eléctricos y viajes espaciales comerciales, respectivamente.

Pero los múltiples críticos no han escatimado en descalificaciones:

  • Tecnología de ciencia ficción, imposible de construir
  • El presupuesto es totalmente irreal
  • Conseguir los derechos de vía, a través de múltiples municipalidades es un pesadilla política, sin solución.
  • La peor idea del mundo es construirlo en California, reconocida zona sísmica.
  • Cuando algún imprudente les quitó la mordaza, múltiples contadores dijeron que es imposible obtener un retorno a la inversión con el precio planeado de venta ( veinte dólares por viaje).

Algunas reflexiones:
  • Afortunadamente en la época de los hermanos Wright, no había tantos expertos en transportación y analistas financieros, sin duda hubieran dicho que no había rentabilidad en los viajes aéreos.
  • Me tiene sorprendido con la facilidad que se han encontrado las razones por las que no se puede construir el Hyperloop. Los discípulos del no y del convencionalismo reinan en nuestra época.
  • Mientras recopilaba notas para el post de hoy, me di cuenta que únicamente encontré una mención favorable para el Hyperloop. Las notas en contra abundan y la única diferencia es el grado de sarcasmo.
  • Es cierto que el Hyperloop todavía es un concepto que requiere amplias inversiones y mucho trabajo para llegar al mundo real, pero ¿para qué están las políticas públicas? La inversión gubernamental en proyectos de este tipo, produce verdaderos cambios estructurales en la economía.
  • Me parece conveniente recordar que alrededor del Hyperloop, existen varias tecnologías que pueden ser utilizadas de forma rentable en otras industrias. El mejor ejemplo es el subsistema de energía solar.
  • Nada más para los registros,  la infraestructura tecnológica que utiliza la NSA (agencia de seguridad nacional de los Estados Unidos, por sus siglas en inglés) para crear un estado policiaco en Internet, tuvo  un costo inicial de dos billones de dólares. Definitivamente hay prioridades.
  • ¿Es el gran logro de nuestra era tecnológica, que una compañía basura como Facebook, dedicada a crear formas novedosas de vender detergente y otras mercaderías, obtenga billones de dólares de inversionistas que fruncen el ceño a conceptos como el Hyperloop? Hoy me duele el estómago. 
  • Más allá de las críticas superficiales, despierta mi curiosidad saber si en lugares que funcionan con una mentalidad menos ramplona que el capitalismo burdo norteamericano, están percibiendo el valor estratégico de muchos de los conceptos aportados por Musk. ¿Qué están pensando en China? ¿Que están pensando en Brasil, en donde van a invertir una cifra astronómica en construir un tren de alta velocidad para unir Río de Janeiro con San Paulo?
  • En lo personal me tiene algo decepcionado la recepción indiferente que ha tenido la propuesta de Elon Musk. Al no ser una idea de consumo fácil, empacada para no desafiar las neuronas de los que escriben, simplemente se le desecha, con una sonrisa burlona.
  • Definitivamente un concepto como el Hyperloop es ajeno a una era que se caracteriza por no tener la menor capacidad de atención. La verdad algo como el Hyperloop, es muy difícil de sintetizar en 140 caracteres para Twitter, o en una nota que lee en menos de un minuto. ¡Horror de los horrores!, !Elon Musk nos está pidendo pensar! ¿será eso lo que no le perdonan?

Al final de la presentación ante la prensa, un fatigado Elon Musk abrió la posibilidad de construir un prototipo del Hyperloop. Es bueno recordar que los infalibles analistas financieros al unísono de los doctos expertos en manufactura dijeron que era inviable construir automóviles totalmente eléctricos y mucho menos fabricarlos en Estados Unidos. Hoy en día, Elon Musk y Tesla Motors tienen completamente vendida la producción de su fábrica ubicada en el norte de Calfornia.

Postdata I Más viñetas de la era del vacío

Tres viñetas, que ejemplifican la era del vacío en que vivimos:
  • Los abogados de Google declaran que ningún usuario de Gmail, debe esperar el respeto a su privacidad.  Los de Google cada día se parecen más a Microsoft.
  • En una entrevista en televisión, Larry Ellison, CEO de Oracle, entre muchos momentos memorables, alabó a la NSA y criticó duramente a los que están preocupados por temas de privacidad. Convenientemente no mencionó que la NSA es cliente de Oracle.
  • He aquí una lista con los depósitos que tienen las principales compañías tecnológicas fuera de Estados Unidos, para no pagar impuestos.

Postdata II Los sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy es la grabación aparecida en 2009, "The solo concert" del saxofonista norteamericano Roscoe Mitchell. Como su nombre lo indica, el disco de hoy es una colección de Mitchell como solista, con diferentes saxofones, en interpretaciones grabadas en los años de 1972 a 1974.

Roscoe Mitchell es una leyenda en los círculos del jazz improvisado y la música contemporánea y experimental. Empezó su carrera en Chicago en la década de los años sesenta, y es una de la figuras esenciales de la escena del jazz libre de esa ciudad, aglutinada en torno a colectivo AACM (Association for the Advancement of Creative Musicians), un proyecto que fomentaba la educación musical y una fuente de empleo para los músicos del grupo. Hacer una relación de los grandes músicos que están asociados a esta asociación es una tarea titánica, y de hecho existen libros completos sobre el tema.

Además de ser uno de los iniciadores del AACM, Roscoe Mitchell fue el fundador del la legendaria agrupación de música improvisada Art Ensemble of Chicago. El grupo, que fusionaba música africana con jazz y la tradición musical europea, se definían a ellos mismos como "Gran Música Negra, Antigua hacia el futuro". No tengo duda que en el futuro, la música del Art Ensemble of Chicago, será reconocida como una de las aportaciones del siglo veinte.

En la recomendación de hoy, Mitchell hace gala de sus dotes como instrumentista e improvisador y presenta una serie de solos, que verdaderamente crean una atmósfera envolvente que atrapa al escucha. Advertencia: requiere atención y concentración para disfrutarse. Está disponible en iTunes.


0 comments:

Publicar un comentario