Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

lunes, 19 de agosto de 2013

En la era del vacío, Bill Gates pone el dedo en la llaga

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

Entiendo que algunos de los amables lectores habituales del blog, puedan estar desconcertados ya que la periodicidad habitual para renovar los comentarios, parece perdida en un agujero negro, pero en realidad hay pocas cosas que están ocurriendo en el mundo de la tecnología que inviten a escribir sobre el mismo.

Dependiendo del estado de ánimo, o de los cocteles asociados, se puede pensar que estamos entrando en una era de aburrimiento, ¿realmente a alguien le importa que uno de los puntos de interés en el anuncio de nuevos productos Apple, a ocurrir el próximo 10 de septiembre, sea un iPhone dorado?

En un estado más pesimista, se puede pensar que estamos viviendo en un mundo distópico, con una dictadura virtual e invisible. El día de ayer se supo que el compañero del periodista Glenn Greenwald,  periodista del diario británico The Guardian y artífice en ayudar a las filtraciones de Andrew Snowden sobre el espionaje cibernético por parte del gobierno de los Estados Unidos, fue detenido sin razón justificada en un aeropuerto de Inglaterra, por un espacio de 9 horas, máximo legalmente posible. Citando una ley antiterrorista, se le confiscaron todos sus dispositivos electrónicos. ¿Investigación profunda o una advertencia por parte de una autoridad frustrada?

¿Esta misma autoridad frustrada es la que amenaza al antiguo proveedor de servicios de correo electrónico cifrado Lavabit, favorecido por Andrew Snowden, con un arresto por suspender sus actividades ante las presiones de las autoridades norteamericanas por dejarlos curiosear en sus bancos de datos?

De cualquier forma, si se revisan los temas principales del mundo de la tecnología de la última semana, creo que se puede entender mi falta de entusiasmo para generar nuevas notas. ¿Qué ocurrió en al última semana?
  • La revista Vogue, dedica su portada y nota principal de la edición de septiembre a una semblanza de Marissa Mayer, CEO de Yahoo. ¿Cuál es el punto principal? Convertir, vía Photoshop, a Marissa Meyer en una modelo Vogue, prácticamente irreconocible. Me imagino que Mrs Meyer ha de estar muy feliz con su nota en Vogue, pero en realidad para los demás, solo cabe una pregunta ¿y?
  • Google, a través de sus abogados, hizo el papelón de la semana, cuando como parte de un procedimiento legal, declararon que las personas que usan Gmail, no deben aspirar a tener privacidad. Por cierto, Google tuvo una falla por un período de dos minutos en sus sistemas esta semana, y el resultado fue una disminución del tráfico en Internet del 40%.
  • De acuerdo a lo prometido, Elon Musk presentó los bocetos de Hyperloop, el sistema de transporte de alta velocidad, que tiene el potencial de cambiar la dinámica de la transportación humana. El anuncio fue recibido en medio del sarcasmo y la incredulidad. No he encontrado nadie que haga una crítica constructiva de Hyperloop, y ya me cansé de leer comentarios "ingeniosos" sobre la forma de como NO construirlo.
  • Supuestamente el mejor análisis, es el realizado por el NY Times, que de forma contundente llega a la conclusión de que en sus estimaciones económicas, Elon Musk no consideró el costo de "negociar" con las diferentes municipalidades a lo largo de la trayectoria del Hyperloop, el costo de los permisos por pasar por ahí. ¿Las consecuencias? El presupuesto por el tramo Los Angeles-San Francisco se incremente de 7 billones de dólares a 100 billones de dólares. ¿Veredicto? Imposible de construir.
  • A la misma conclusión llega un "experto" en temas de transporte, quien establece que más allá de cualquier mérito posible en el Hyperloop, en realidad sus limitaciones están en el sistema político norteamericano y la necesidad de "negociar" con cada ciudad un estímulo económico por permitir el paso. ¿Veredicto? Imposible de construir.
En este imperio de vaguedades y vanidades, le tocó a Bill Gates dar, de forma involuntaria,  un llamado de atención. Entrevistado sobre sus actividades filantrópicas, tuvo un raro desliz en criticar a otros miembros del club de billonarios de la tecnología.  En un mundo donde todavía enfermedades como la disentería y la malaria son mortales, Gates se interroga sobre la importancia de los viajes espaciales privados o la utilidad del sistema de Google, de proporcionar acceso a Internet por medio de globos aerostáticos desplegados a nivel global.  Su veredicto es sumario: "todavía no hay ninguna página de Internet que te salve de morir de diarrea".

Algunas reflexiones:

  • Lamentablemente, las declaraciones de Gates, han sido tomadas en algunos medios como un auto-elogio a costillas de sus competidores. En este caso no estoy de acuerdo, Bill Gates a través de su fundación, ha decidido resolver los grandes problemas de la humanidad; en lo personal pude leer la desesperación en sus declaraciones. Su misión es muy grande, y paradójicamente, sus recursos no son suficientes, y no tengo duda que le encantaría tener ayuda.
  • En descargo, hay que reconocer que Bill Gates, viaja por esos lugares "difíciles" y no está haciendo reflexiones en un cómodo salón con mullidos salones tapizados en piel.
  • Me parece que vale la pena escuchar la voz de Bill Gates, ya que el tiene una oportunidad única de contrastar dos mundos posibles. Por un lado tenemos al miembro esencial de la aristocracia tecnológica, con una privilegiada posición en primera fila, contrastar la realidad de la vida cotidiana para la mayoría de la población. Ahora, no seguiría su consejo para comprar una tablet.
  • ¿No es la tecnología un medio para una vida mejor? Una revisión del estado de las cosas en 2013, sugiere, desde un punto de vista optimista que se ha perdido la dirección. Un pesimista pensaría que todo está perdido:


  1. Las mejores mentes de mi generación, y de otras muchas, dedican su talento a encontrar la mejor forma de vender detergente. Se confunden y creen que su descubrimiento es mayor al logro de Gutenberg.
  2. Para todo efecto práctico vivimos en un Estado policiaco, en el que no existe la privacidad: se conocen nuestras compras, nuestras llamadas telefónicas, las páginas de Internet que vemos. ¿quiénes son los castos santos que son incapaces de hacer mal uso de esa información? Su hoja de servicios no les ayuda, otra filtración de Snowden indica que en el curso de su rutina, la NSA viola miles de veces sus propias reglas.
  3. En algo que debería convertirse en un escándalo, el día de hoy se supo que el servicio secreto británico realizó una visita a las oficinas del diario The Guardian, principal divulgador de Wikileaks y de la información filtrada por Andrew Snowden, y que fueron tan convincentes en sus argumentos, que los periodistas accedieron a la destrucción de los discos duros de las computadoras en las que guardaban los archivos Snowden. Por supuesto esto es un testimonio de la fina persuasión y la delicada labor de convencimiento de los agentes británicos, solo alguien muy mal pensado e intencionado puede pensar que se usaron amenazas e intimidación. Eso solo ocurría en la Unión Soviética o en Alemania en 1933.
  4. Citando una vez más a Bill Gates, obtiene más recursos la investigación dedicada a curar la calvicie que el desarrollo de vacunas básicas. No más comentarios.
  5. La mejor tecnología, simplemente se detiene por un pantano de burocracia y de intereses creados. Simplemente es preferible detenerse ante un muro de burocracia y llevar el talento a otras tierras más fértiles. Es más rentable dedicarse a crear tecnologías para publicidad de venta de detergente.

Tampoco hay mucho lugar hacia donde correr, uno de los criterios para ser sujeto de interés por parte de la NSA es la utilización de herramientas de cifrado y similares para protección de la privacidad, por no hablar de la búsqueda de ciertas palabras o la visita de algunas páginas de Internet. ¿Quién regresa los gusanos a la lata? 

Postdata I Saludos a la NSA

Noam Chomsky, Angela Davis, Al Qaeda, Osama Bin Laden, Fidel Castro, Hugo Chávez, Weather Underground, Malcom X, Che Guevara, Yasser Arafat, Bader Meinhoff, Andrew Snowden, Julian Assange, Black Panther Party, Allen Ginsberg, William S. Burroughs. ¡qué se diviertan muchachos!

Postdata II Los Sonidos de Vacuus Finium

La recomendación de hoy son las grabaciones producidas en el período comprendido entre 1998 y 2005 por la agrupación "Yo Miles", encabezada por el guitarrista Henry Kaiser y el trompetista Wadada Leo Smith. Estos músicos, reconocidos instrumentistas, compositores e improvisadores, decidieron crear un grupo para recrear las composiciones producidas por Miles Davis, en su llamada "período eléctrico".

Miles Davis, considerado por muchos como el más importante músico de jazz de la historia, siempre preocupado por las tendencias culturales y sociales de su entorno, comenzó a incorporar instrumentación con amplificación eléctrica en sus grupos a finales de la década de los años sesenta, al tiempo que incorporaba influencias de rock, funk y música contemporánea como Stockhausen. Pronto los grupos de Davis tenían hasta tres pianos eléctricos, órgano, contrabajo eléctrico y varias guitarras eléctricas. Más que usar composiciones estructuradas, los grupos de Davis realizaban largas improvisaciones en el estudio, mismas que el productor Teo Macero, utilizaba para producir densos collages sonoros.

Sobra decir que esta música produjo un cisma en el mundo del jazz, la revista Downbeat le dio una calificación de cero al disco "On the corner" y como anécdota alguna vez mi hermano participó en un seminario universitario de jazz y compartió con los asistentes una grabación en directo de este grupo ( el disco "Pangea", registrado en Japón en 1975) y la sesión terminó con los ánimos muy caldeados. Varios participantes simplemente consideraban que la música presentada no era jazz. 

Miles Davis se retiró temporalmente de la música después de 1975 por un espacio de cinco años. En ese tiempo, surgió un movimiento neo tradicionalista en clara oposición a Davis y las grabaciones del llamado "período eléctrico" estuvieron descatalogadas por mucho tiempo. 

Leo Smith y Henry Kaiser,  decidieron emprender la difícil tarea de recrear esta música y darle un sentido y lugar en el mundo del jazz. En el período mencionado, produjeron tres grabaciones: "Yo Miles!", "Sky garden" y "Upriver", en el que no solo rescatan varias piezas de Davis, sino que incluyen varias composiciones propias en el mismo estilo. Años después ambos músicos han continuado con sus carreras, el llamado "período eléctrico" ha sido presentado en su totalidad con varias grabaciones realizadas con el máximo cuidado y en justicia ha sido revalorado. 

En el mundo de iTunes solo se pueden conseguir dos grabaciones que resumen con una pequeña muestra el trabajo de Yo Miles! Solo para oídos aventureros.

0 comments:

Publicar un comentario