Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

lunes, 25 de junio de 2012

Cuando el monopolio es bravo, hasta a los de casa muerde


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.


Sin duda la principal noticia de la semana pasada en el mundillo de la tecnología, es el regreso de Microsoft a los primeros planos especulativos, gracias al lanzamiento de sus tablets con Windows 8 y el anuncio de los nuevos teléfonos Windows.

Después de la sorpresa inicial de las tablets, el consenso de los analistas es el del escepticismo, ya que se considera que el no anunciar el precio ni la fecha de disponibilidad le resta credibilidad al lanzamiento. Inclusive algún exaltado ya usó la terrible palabra "vaporware", es decir se trata de humo nada más.

Pero como comenté la verdadera noticia con implicaciones estratégicas es el cambio del modelo de negocio de Microsoft, para convertirse en competidor directo de sus antiguos aliados.

Microsoft siempre fue cuidadoso de cultivar una amplia red de fabricantes de dispositivos compatibles con sus programas. Al menos en papel el anuncio se ve bien, ya que Microsoft garantiza compatibilidad y una amplia base de usuarios. Los fabricantes garantizan variedad de modelos y precios y justamente esta combinación fue la que le dio éxito a Microsoft.

En la biografía de Steve Jobs se hace mucho énfasis en esta diferencia de visiones. En una de las partes más reveladoras, después de su forzada salida de Apple, Steve Jobs batalla con Next Computer, su primer intento de construir un ambiente total. En contraste, Bill Gates está preocupado construyendo su imperio y ridiculiza el modelo de Jobs. Los siguientes años parecían darle la razón a Microsoft. Para la historia quede que Apple casi desaparece y Microsoft se vio obligado a darle respiración de boca a boca. Paradojas de la vida.

La gran pregunta es ¿Qué motiva el cambio de modelo de negocio? Las tensiones en la industria son altas y finalmente la presión se liberó en un artículo en la edición sabatina del NY times. A través de voceros "anónimos" ambas partes intercambian culpas que da gusto. Al final, como en las mejores tramas de misterio, nadie es inocente. El artículo ha sido ampliamente comentado en la blogosfera, por lo que recomiendo su lectura.

Microsoft acusa a los fabricantes de hardware de ser complacientes y evitar la innovación en diseño y materiales. Como evidencia anecdótica se incluye el fallido caso de una tablet diseñada por Microsoft y Hewlett-Packard, que se anunció tres meses antes del Ipad, misma que nunca llegó al mercado. Los compradores de HP se aseguraron de conseguir los componentes más baratos y desvirtuaron el diseño. Meses después harían los mismo con la Touchpad y la historia es conocida.

Por su parte los fabricantes acusan a Microsoft de extraer todos los beneficios del mercado, dejando a los fabricantes poco margen para experimentar e innovar. A través de la licencia de Windows, Microsoft obtiene casi 10 veces más gancias por cada computadora vendida que el fabricante. Los resultados son elocuentes: la valuación de mercado de microsoft es casi cinco veces la del fabricante más grande de computadoras personales, HP.

Algunas reflexiones:


  • ¿Apenas se dan cuenta los fabricantes de que Microsoft es un monopolio? Creo que siempre lo supieron, pero fue muy conveniente ignorarlo en los años de bonanza. Viéndolo en retrospectiva, el mundo de computadoras personales ha producido productos inferiores durante muchos años, con la garantía de que el mercado los va a recibir.
  • ¿Alguien recuerda una computadora personal Wintel con un diseño icónico producida en los últimos diez años? Por más que hice memoria, no pude recordar producto alguno que me hiciera pensar en la posibilidad de empeñar el tanque de oxígeno de mi abuela para conseguirlo.
  • Por el contrario, el otro día ví la nueva Airbook de Apple, y le recomiendo a mi abuela que cuide bien su propiedad.
  • La homogeneización de las computadoras personales Wintel sin duda ayudó a hacerlas muy populares y contribuyó a la reducción de costos. Pero a la larga esta estandarización le ha robado su chispa a este mercado. Me parece espeluznante la poca diferenciación que existe entre las computadoras personales de diferentes fabricantes. Todas son iguales y todos los fabricantes segmentan al mercado de igual formal. ¿Qué se puede esperar de un mercado sin diferenciación? Simple y llanamente que las utilidades tiendan a cero y en este aspecto los fabricantes van por buen camino. El margen de utilidad de la unidad de sistemas personales de HP es de únicamente el 4%, tan cercano a cero que da miedo.
  • En contraste el precio de la licencia por computadora de Microsoft ha ido incrementándose al paso del tiempo, pasando de los 10 dólares o menos en las épocas de MS-DOS a los 90 dólares que se persiguen para Windows 8. En ese mismo tiempo el precio de las computadoras personales ha pasado de un par de miles de dólares o más a modestos precios por abajo de los mil dólares o menos. ¿ Es extraño que los fabricantes de hardware hayan desistido de su búsqueda en innovación? Definitivamente se entiende, ya que han estado muy ocupados sobreviviendo y administrando la miseria.
  • También me parece que la brutal estandarización que ha impuesto Microsoft, ha dejado poco margen de maniobra para los fabricantes de hardware. Hay un claro incentivo a que todo funcione igual y por lo tanto a que no exista diferenciación.
  • Bajo esta óptica, la decisión de Microsoft de fabricar sus propias tablets me parece más un acto de desesperación en busca de estimular un mercado, que hasta ahora se ha mostrado débil. Pero el comportamiento de Microsoft es raro: hace un movimiento dramático al convertirse en fabricante de hardware, pero limita la distribución de su producto a una cadena francamente raquítica, al tiempo que actúa de espalda sus asociados. Tal vez sea un movimiento estratégico magistral de Steve Ballmer, pero confieso que me cuesta trabajo entender que busca Microsoft.
  • Al mismo tiempo, Microsoft ha salido al paso de los rumores que mencionan que también va a fabricar teléfonos inteligentes, negando esta nota. Creo que tiene que ver que el mercado de teléfonos inteligentes es más dinámico que el mercado de computadoras personales. Este último mercado me parece aburrido y reto a cualquier lector a que haga un recorrido por la sección de cómputo de una tienda de productos electrónicos. Cambian los letreros con las marcas, pero todos los equipos son iguales, con diseños increíblemente similares. En esta misma tienda, la sección de Apple parece un oasis de creatividad y diseño, simplemente son otras formas, otros materiales y otro diseño.
  • ¿Cuál va a ser la reacción de los fabricantes de hardware al anuncio de Microsoft? Aquellos que fabrican computadoras personales, no tienen mucha opción más que reciclar lo ya conocido con el nuevo sistema operativo Windows y seguir atendiendo un mercado en franca contracción. No debemos esperar nada nuevo, más bien la enésima variación de un tema aburrido. Insisto reto a cualquiera a recorrer un departamento de cómputo personal en una tienda y sentir aunque sea una mínima emoción.
  • Las decisiones son más interesantes en el terreno de las tablets. ¿Les conviene a los fabricantes canibalizar el mercado de ultrabooks con las tablets tipo Surface Pro (la que tiene procesador Intel)? Tratar de emular el diseño de la Surface Pro, en especial ese gabinete de magnesio, suena caro y probablemente produzca menores márgenes que el proceso probado de fabricar ultrabooks.
  • De igual manera, fabricar la Surface para Windows RT, implica un proceso caro para un producto con un mercado incierto. ¿Pueden los fabricantes competir con Microsoft? Peor aún, ¿pueden competir con Apple?.
  • La formidable cadena de producción de Apple le da una gran ventaja, pero hay que reconocer que esta ventaja se ha construido tomando riesgos. Cuando Apple identifica un componente valioso, firma contratos de exclusiva por varios años con garantías multimillonarias. ¿Que fabricante tiene la capacidad para tomar estos riesgos? Windows es un mercado fragmentado en lo que a fabricantes se refiere, ninguno tiene la capacidad de Apple.
  • Me parece que la mayoría de fabricantes van a atacar el mercado de tablets, con un esquema de esperar y ver. Simplemente no me imagino a los financieros de HP autorizando la fabricación de gabinetes de magnesio con un proceso especial. Mucho menos a fabricantes menores como Dell o Acer.

Retomando la historia, parece que los últimos hechos están otorgándole la razón a Steve Jobs y que existe una clara ventaja en los productos totalmente integrados. Aceptar esta realidad, debe ser una píldora muy amarga para digerirla en Microsoft y por mientras Bill Gates solo sigue tuiteando sobre sus obras filantrópicas. 

No sobra decir que el mundo todavía espera el pronunciamiento más importante sobre las tablets Microsoft: Rovio, el creador de Angry Birds no ha informado sobre su intención de crear una versión del popular juego para ambientes Windows táctiles. No es buen augurio, esos plumíferos son astutos negociantes.

-- Desde Mi iPad

0 comments:

Publicar un comentario