Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

martes, 4 de septiembre de 2012

¿Súper héroe disponible? Enviar referencias a Facebook

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.

Definitivamente vivimos en un mundo ingrato, hace algunos meses Mark Zuckerberg vivía en los cuernos de la luna, y se le consideraba la nueva estrella de la innovación tecnológica. Prácticamente se había convertido en un intocable, créanme que una de las labores más peligrosas era rozar a Zuckerberg con el pétalo de una crítica. La secta de los Zuckerlievers es feroz en el momento de defender a su ídolo.

Hoy el precio de la acción de Facebook alcanzó un nuevo mínimo histórico, y todavía peor fue que su "padrino" Morgan Stanley disminuyó su prospectiva futura; en el crudo mundo de los negocios las lealtades no duran más de un trimestre. La peor noticia para los inversionistas es que el piso todavía se encuentra muy lejos. La capitalización de mercado de Facebook es el día de hoy equivalente a cincuenta veces el valor de las utilidades, una media de empresas tecnológicas es aproximadamente quince. En lenguaje llano, lo peor pudiera estar por venir.

La reacción de los mercados ha sido feroz, hay varios desplumados, perdón inversionistas que piden explicaciones.  Los más exaltados ya están pidiendo cabezas y las voces que piden la remoción de Mark Zuckerberg como CEO van adquiriendo fuerza, pero también se ha iniciado la búsqueda de chivos expiatorios.

Una nota del NY Times despedaza la reputación del CFO, David Ebersman, y prácticamente le adjudica toda la culpa de la debacle bursátil de la empresa. La blogosfera ha estado encendida todo el día con argumentos a favor y en contra del CFO, pero todos coinciden en culpar de alguna forma a Mark Zuckerberg. Un artículo de Forbes narra la historia del primer CFO de Facebook, un veterano de Yahoo y Google que al parecer dejó la posición por imponer un filtro de realidad al mundo de caramelo de Mark. Notable el silencio que se ha mantenido en torno a Sheryl Sandberg, supuestamente el adulto a cargo.

Me parece que la percepción pública exagera la importancia de un CEO para definir el destino de una empresa. Aunque es una figura importante, a final de cuentas es un individuo más que depende del trabajo de miles de individuos más. La época del CEO como un superhombre, personificado tanto por Jack Welch de General Electric y Roberto Goizueta de Coca Cola, se terminó cuando salieron a la luz los fraudes en Enron y Tyco. Su remate fue con la crisis financiera del 2008 y el último clavo en su atáud fue el escándalo de acoso (¿Ocaso?) sexual de Mark Hurd en Hewlett-Packard. Eventualmente se puede considerar que Steve Jobs fue el último, y vaya que tuvo un largo proceso de aprendizaje.

John Hagel, notable pensador de los negocios, escribe un reciente artículo, que habla justamente del fin del "súper CEO",  un individuo con una visión altamente jerárquica que ahora tiene que navegar en un ambiente de incertidumbre, complejidad, visión de corto plazo y presión de los mercados bursátiles. Vivimos un mundo peligroso y los grandes personajes de ayer no resultan adecuados, pero Hagel identifica una característica que tienen los Grandes CEOs de ayer y hoy: son grandes comunicadores y capaces de crear una gran narrativa, manteniéndola aún en tiempos de adversidad. 

Aquí es donde creo que falla el ciudadano Zuckerberg, ya que la comunicación no es su fuerte. Su narrativa tampoco pasa la prueba del ácido: ¿La mayor revolución en la comunicación humana desde Gutenberg? ¿Fin de la privacidad? ¿Nacimiento de la era de compartir? En lo personal no me suenan muy convincentes, por el momento son algo más que la televisión abierta y su modelo de ingreso publicitario. Tampoco me parece que los grandes comunicadores estén cubiertos con una capucha en sus apariciones públicas.

¿Estaría mejor Facebook si Marz Zuckerberg deja la posición de CEO? En lo personal pienso que sí, y sus energías estarían mejor utilizadas si se dedica a desarrollar nuevos productos, y estaría haciendo lo que le gusta, en una posición de Jefe de Innovación o algo así. Realmente no habría nada vergonzoso si decidiera traer una figura que se ocupara de atender la comunicación de Facebook con los inversionistas y los mercados y detalles menores del día a día. Los ejemplos sobran:

  • Sergei Brin y Larry Page dejaron que Eric Schmidt tomara el rol de CEO en años clave en en el desarrollo de la organización. Llegado el momento Larry Page ocupó el puesto y ahí se mantiene.
  • Bill Gates siempre tuvo el respaldo del astuto y duro hombre de negocios Steve Ballmer ( Stevie B para los allegados). Gates se concentraba en el desarrollo de productos, sabiendo que tenía las espaldas bien cubiertas. Paul Allen, el otro fundador de Microsoft, decía que Ballmer tenía la presencia física de un agente de la KGB, lo que explica la confianza de Gates.
  • El mismo Steve Jobs no fue CEO de Apple hasta la parte final de su carrera, y definitivamente no lo fue al principio. Por eso digo que tuvo un largo período de aprendizaje, siendo exiliado de Apple, fracasando en Next y encontrando  la gloria en Pixar y finalmente en Apple.
Ahora bien es difícil pensar en una figura que pudiera trabajar con Zuckerberg y servir como facilitador para la toma de decisiones que implican cambios importantes. Una figura con la suficiente autoridad moral para hablar con él sobre ingresos publicitarios, comercialización de la base de datos y eventualmente el cobro por el uso de Facebook. Ese mismo personaje debe tener experiencia en la relación con los mercados bursátiles e inversionistas de todo tipo y ser un gran comunicador. No estorba que sea lo suficientemente joven para entender a a las legiones de Zuckerlievers, que pululan en este mundo. Como se puede ver, es una posición realmente difícil de llenar.

Más allá de la estructura legal que le otorga a Mark Zuckerberg control absoluto de la empresa, siempre es difícil pensar en la salida de un fundador de la dirección de su empresa. No debería serlo tanto, ya que simplemente son diferentes etapas en la vida de las empresas, y por lo tanto requieren diferentes aptitudes. En su tiempo William Hewlett y David Packard tomaron la decisión de dejar la función de CEO en otra persona, aún cuando estuvieron presentes en muchas de las decisiones importantes hasta el final. Esa decisión detonó la época dorada de HP.

Mark Zuckerberg va a tener su prueba de fuego la próxima semana, ya que va a dar su primera entrevista desde la oferta pública inicial, durante el evento del portal tecnológico Techcrunch. El evento es en directo y no está ensayado. Hay preguntas muy evidentes que no se pueden evitar y literalmente el mundo va a tener los ojos sobre Mark Zuckerberg. Tal vez sea injusto, pero se va analizar todo lo que diga, como lo diga y aquello que deje de expresar, va a ser más comentado. Ya saben de que voy a hablar el próximo martes.

Postdata I Mis pronósticos no tan locos sobre Facebook

Desde que revisé el prospecto de oferta pública de Facebook, siempre me pareció que inevitablemente va a llegar el día en el que cobren por el servicio. Hoy en día suena como un disparate, la pantalla de acceso a Facebook proclama que es  "gratis ahora y siempre", pero la idea empieza a ganar adeptos. Un medio de amplio alcance en Internet como lo es Hufftington Post, incluye una editorial sobre el tema. A medida que la idea va ganando exposición, solo es cuestión de que los ingresos publicitarios sigan estancados para que se contemplen otras alternativas.

0 comments:

Publicar un comentario