Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

martes, 27 de marzo de 2012

¿El imperio contraataca o nada más está desesperado?

Ya es oficial, el próximo 8 de abril es el lanzamiento en Estados Unidos de la gran esperanza de Nokia y Microsoft por recuperar sus liderazgos perdidos, y de esta forma los clientes de AT&T podrán adquirir este equipo, al sorprendente precio de 99 dólares siempre y cuando vaya acompañado de un plan de comunicación de datos con un plazo forzoso de 24 meses.

Aunque se esperaba que ambas compañías fueran muy agresivas en el lanzamiento, el precio ha sido sorpresivo y que es una apuesta costosa, de hecho hay algunos analistas que hablan acerca de que "Nokia y Microsoft apuestan la granja". Definitivamente hay mucho dinero de por medio y en cierta medida muestra la desesperación de los involucrados, también es una lección de humildad para el antiguo monopolista. No hay campaña publicitaria que pueda ocultar la realidad: Microsoft paga por que usen sus productos, algo que sonaba impensable cuando Windows 95 se lanzó al ritmo de una canción de los Rolling Stones.

Algunas reflexiones:

  • En realidad la situación de Microsoft es desesperada, su participación en el mercado de teléfonos inteligentes es de 4.4% en Estados Unidos y 1.5% a nivel global. El Lumia 900 fue lanzado en Europa, en donde ha sido ignorado por los clientes, y las unidades desplazadas en el primer trimestre de su aparición son inferiores al millón de unidades. Para poner la cifra en contexto Apple vende 750,000 Iphones por semana. Esta raquítica recepción, prendió las alertas tanto en Redmond con en Helsinki.
  • Se puede entender que Microsoft y Nokia, busquen penetrar un mercado en crecimiento, pero me parece que su modelo no va a ser exitoso, por las siguientes razones:


  1. Asumiendo que el precio de fabricación de un Lumia 900 sea de 300 dólares, y es un estimado conservador, quiere decir que están subsidiando cada dispositivo con 200 dólares. Cada millón de unidades desplazadas implica una salida de efectivo de 200 millones de dólares, que serán recuperados con calma durante 24 meses. Mientras más vendan más les va a doler financieramente, y esto no me parece sano. Tampoco a sus accionistas, ya que el precio de la acción de Microsoft permaneció sin cambios.
  2. También me parece que es incorrecto pensar que con un lanzamiento inicial agresivo van a capturar consumidores, que van a crear un mercado por recomendación y van a estar en posición de aumentar los precios. Simplemente el Lumia 900 va a ser el teléfono de 100 dólares y quiero ver como se mueven de ahí.
  3. Microsoft y Nokia están apostando a capturar un mercado que va  a hacer la transición de teléfonos convencionales a teléfonos inteligentes. Este mercado, en principio menos sofisticado debe ser atraído por un teléfono inteligente "barato". Este mercado de presupuesto limitado, va  a ser menos susceptible a comprar aplicaciones.
  4. Independientemente del presupuesto, el comprador de un teléfono Windows va a tener una oferta paupérrima de aplicaciones para elegir. Hoy en día existen casi 600 mil aplicaciones diferentes en el App Store de Apple, mientras que el Windows Store no llega a la décima parte.
  5. No hay Angry Birds para dispositivos Windows, lo cual no es poca cosa, ya que un Lumia 900 puede condenar al ostracismo en algunos grupos y la burla abierta y descarnada en otros. No es por ser fastidioso pero se han descargado 600 millones de copias de Angry Birds, por lo que es una de las aplicaciones más populares de la historia.
  6. Uno de los pilares en los que descansa el modelo de negocios de Microsoft es en cobrar una licencia en cada dispositivo de hardware, que alguien más fabrica. En este caso la frontera entre proveedor de software y fabricante se ha convertido en una línea tenue y difícil de percibir.
  7. No sé cuánto estén percibiendo por concepto de licencia en cada teléfono, pero por cuestiones de subsidio me parece que debe ser un pago pequeño. Aquí la pregunta es: ¿cuánto tiempo van a aguantar sin cobrar por el sistema operativo si adicionalmente sus ingresos vía la venta de aplicaciones no se ven muy promisorios?


  • Ayer se publicaron algunos datos acerca del impresionante crecimiento que están teniendo los dispositivos Android y la verdad no se ve muy claro que participación puede tener Microsoft en el mercado. Apple está capturando el segmento alto del mercado, al parecer los teléfonos Android han capturado el resto del mercado y como se ve ahora Microsoft va por lo que le pueda quitar a Android. Y ya hicieron su elección, se van a posicionar en el segmento bajo de la pirámide. Interesante pero riesgosa apuesta.
  • Me parece que Microsoft está tratando de repetir el modelo mediante el cual, Apple perdió el mercado de cómputo personal. En aquellos días Microsoft fue muy exitoso por las siguientes razones:


  1. Estaban pegados al ecosistema de IBM y eso era muy poderoso en aquellos días. Microsoft viajó como huésped en un estándar, hoy lamento informarles que están compitiendo contra el estándar.
  2. El producto de una computadora personal, tenía un precio inferior al de su equivalente Apple, pero el fabricante obtenía utilidades. En esa época la palabra subsidio era inmencionable y simplemente no había ni siquiera bases para pensar así. El modelo de negocio del Lumia 900 no se ve que vaya a producir muchas utilidades y si veo como puede crear presiones financieras de corto plazo. De hecho el éxito va a producir un castigo financiero, raro progresar así y puedo afirmar que Compaq Computer o Dell no hubieran existido sin margen de ganancia en sus productos.
  3. En aquella época el peso del nombre IBM atrajo a los desarrolladores de aplicaciones a su ecosistema y esto ayudó a darle masa crítica al sistema operativo de Microsoft. No quiero aguarle la fiesta a nadie, pero hoy en día la masa crítica está en otra parte. El que no me crea, que cuente las aplicaciones disponibles en el Apple Store y me imagino que no necesitará contar todas para ver en dónde está el mercado.


  • Me parece que el caso de la frialdad con que está tratando Angry Birds a Microsoft es muy ilustrativa y simplemente no le dan un sentido de urgencia a trabajar con el gigante de Redmond. ¿Se imaginan a los plumíferos haciéndole similar desaire a Android o a Apple?
  • Me muero de curiosidad de saber cuántas unidades de Lumia 900 están disponibles para este lanzamiento, para ponerlo en contexto HP distribuyó aproximadamente 250,000 unidades de la fallida tablet Touchpad antes de poner pies en polvorosa.  La cifra no es un dato menor ya que es una muestra clara de la confianza de Nokia y Microsoft en su producto.

No falta mucho para hacerle la "prueba del ácido al Lumia 900", que va a llegar mediante una masiva campaña publicitaria. El asalto mediático y el precio deben despertar el interés, pero me da curiosidad saber lo siguiente:

  • ¿Se van a formar largas filas para ser uno de los primeros en tener un Lumia 900?
  • La actitud de los primeros compradores ante las cámaras de televisión, para presumir al mundo su compra, tal como ocurre cuando se lanza un nuevo modelo de Iphone.
  • Los limites de la paciencia tanto de Nokia y Microsoft para resistir el desaire del mercado. El anterior experimento de Microsoft, los teléfonos para redes sociales Kin, solo soportaron 45 días de indiferencia.

¿Amable lector, usted cambiaría su Iphone por un Lumia 900? Yo tampoco.


2 comentarios:

  1. casi no es tendencio tu "análisis", nooo para nada.

    ResponderEliminar
  2. Cuatro meses después parece que la "tendencia" del consumidor concuerda conmigo, las cifras de ventas del Lumia 900 han sido imperceptibles, El precio de la acción de Nokia está en su punto más bajo de los últimos 16 años y por cierto el Lumia 900 no va a ser compatible con la nueva versión de Windows, por lo que quedará en la historia como una anomalía

    ResponderEliminar