Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

jueves, 15 de marzo de 2012

El sorprendente y extraño caso del Doctor Yahoo

Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.


Termina una semana en la que Yahoo ha acaparado la atención y lamentablemente no de forma positiva. La triste saga de este antiguo líder tecnológico sirve como un claro ejemplo de la inclemente dinámica de los mercados tecnológicos, se sube muy rápido, pero se cae todavía más rápido. Algunos antecedentes:

  • Se puede decir que Yahoo es la primera gran empresa de Internet, y si bien su motor de búsqueda no fue el primero, si fueron los pioneros en la organización de Internet para las masas. El navegador de Netscape y la búsqueda de Yahoo sacaron a Internet de los laboratorios de ciencias computacionales y lo llevaron al público masivo.
  • Yahoo se concibió como uno de estos grandes "portales" que servirían como la entrada a Internet, y de acuerdo a la teoría de la época estarían en condición de controlar las actividades de los consumidores..
  • Yahoo se dedicó con singular empeño a establecer sus capacidades y Yahoo buscó convertirse en el gran proveedor para todas las necesidades de todas las personas.
  • Yahoo ha sido el proveedor de varios servicios muy apreciados, como correo, noticias, información financiera en tiempo real y un muy largo etcétera.
  • Yahoo también fue pionero en crear esquemas de monetarización de tráfico y justamente por ahí están demandando a Facebook.
  • El modelo ha sido exitoso y no hay que olvidar que Yahoo ocupa el tercer lugar en tráfico en Internet.
  • Y justamente el problema de Yahoo radica en ese tercer lugar, ya que alguna vez fueron el primero y para simplificar una situación en extremo compleja se puede decir que no estuvieron en condiciones de anticipar los cambios en el mercado y los nuevos participantes los arrollaron.
  • Google, con un algoritmo de búsqueda superior arrebató ese mercado y con una visión brillante hoy en día son líderes indiscutibles en Internet y no solo por su motor de búsqueda. A través de servicios que parecen magia, Maps, Earth, Translator, Google es omnipresente.
  • Aunque Yahoo es un portal estimable, ese concepto quedó en el pasado y hoy en día el principal punto de atracción de tráfico en Internet se llama Facebook, y al igual que muchos Yahoo fue rebasado por las redes sociales. En su demanda a Facebook dicen que ellos inventaron las redes sociales, les deseo suerte y que el juez no les imponga una pena corporal por descarados.
  • Yahoo perdió el paso y pronto ya eran objetivo de compra, y Microsoft ofreció 45 billones de dólares, debieron tomar el dinero y salir corriendo. Lamentablemente para sus accionistas, el fundador Jerry Yang se opuso y ocupó el puesto de CEO, buscando cambiar la situación de la compañía.
  • Para acortar una larga historia: Yang se desligó de Yahoo, la CEO salvadora fue despedida en medio de insultos y la espiral de caída parece no tener fin.


La semana negra de Yahoo tiene los siguientes eventos:


  • Varios grupos de inversionistas que buscan controlar compañías para venderlas y tener una ganancia rápida ya tienen posiciones accionaria que les permite opinar y cambiar el Consejo de Administración. La próxima semana es el proceso de selección del nuevo consejo  y las pugnas internas ya están aflorando a los medios y todo indica que va a ser un espectáculo lamentable.
  • Demandaron a Facebook por uso no autorizado de patentes y aunque el resultado del proceso es incierto, ya perdieron en el jurado de la opinión pública. A Yahoo le han llovido todo tipo de epítetos y los inversionistas castigaron el precio de la acción. Nadie cree que puedan ganar.
  • Los rumores de despidos en masa son noticia de todos los días y hoy se filtra un memorándum interno, en el que el nuevo CEO manda un mensaje de profunda transformación.

Algunas reflexiones:


  • En este momento el futuro de Yahoo es incierto, inclusive su valor de venta es discutible. Esos 45 billones nunca volveran, de hecho en los últimos tiempos se filtró la información que se conformaban con "solo" 25 billones, pero en realidad se ve difícil.
  • El destino más probable de Yahoo es al interior de una empresa mayor y a estas alturas, la fusión con AOL no suena tan disparatada y estoy consciente del valor simbólico de esta unión.
  • El desenlace va a ser rápido, ya que el nuevo Consejo de Administración se elige pronto y es muy posible que llegue como mayoría el grupo representa a los propietarios que quieren vender. Veo difícil que Yahoo llegue a fin de año como una entidad independiente.
  • Mientras escribo estas líneas me parece difícil estar hablando de Yahoo y la forma en que se ha ido desdibujando su imagen al paso del tiempo. Sin duda los mercados tecnológicos son despiadados y citando a Andy Grove, glorioso director de Intel, "solo los paranoicos sobreviven". Los que tienen paranoia inversa, es decir creen que todos los quieren, no tardan en ser comprados por alguien más.
  • En el comentario de ayer, hablaba de una aparente obsesión de Google por superar a Facebook y creo que está justificada. Google entiende perfectamente lo que le hicieron a Yahoo y justamente tratan de evitar que se los hagan a ellos.
  • En una nota totalmente relacionada, hoy se da  conocer que en las próximas semanas se van a producir cambios dramáticos en el algoritmo de búsqueda de Google, ni más ni menos la joya de la corona. Este tema merece un análisis más profundo, pudiera ser tema para el fin de semana, pero lo importante es que este es un riesgo inevitable para Google. 

La única forma de mantener el liderazgo es mejorar continuamente y no asumir que el liderazgo es perpetuo. Evidentemente Google asume un gran riesgo al realizar cambios en algo que goza de gran aceptación entre los consumidores, pero justamente aquí está la belleza cruel de los mercados tecnológicos:

La inmovilidad solo garantiza la perdida del liderazgo y la innovación no acepta términos medios, ya que si no se satisfacen las expectativas de los clientes hay muchas tecnologías disruptivas listas a ocupar un lugar. No es difícil imaginar a Steve Ballmer poniendo alfileres en un muñeco con las letras Google, esperando desde el fondo de su corazón que los cambios en el algoritmo de búsqueda sean rechazados por el consumidor, ya que es la oportunidad que piden para Bing.



-- Desde Mi iPad

0 comments:

Publicar un comentario