Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

miércoles, 25 de julio de 2012

¿Nos heredó Steve Jobs una mala escuela?


Vacuus Finium se extiende a Twitter, para comentarios espontáneos durante el día, me pueden seguir en @vacuusfinium.


Ya está disponible la revista Wired en su edición correspondiente al mes de agosto, y trae en la portada a Steve Jobs junto a la pregunta ¿en realidad quieres ser como Steve Jobs? En principio parecería que colocar a Jobs en la portada de una revista ayuda a mejorar las ventas durante los difíciles meses del verano, pero en realidad el artículo central es muy pertinente.

Al parecer se ha desarrollado una verdadera epidemia entre creadores de empresas y directivos, por imitar los factores que creen que contribuyeron al éxito de Jobs. De alguna forma se ha puesto de moda tratar mal a los subalternos, imponer fechas límites inalcanzables en los proyectos, y creer que el creador de una empresa tiene una patente de corso para brincarse las reglas mínimas de convivencia. También se han puesto de moda los jerseys negros de cuello de tortuga.

En contra parte y en proporción casi directa se ha formado un grupo de escépticos, que en automático rechazan las supuestas enseñanzas y critican el modo autocrático con el que Jobs se desenvolvía en los negocios, y se cuestionan sobre el precio personal pagado por este visionario.

Estos movimientos se han producido después de la publicación de la biografía de Steve Jobs, que casi un año después continúa entre los libros más vendidos. Su autor recibe constantes consultas de personas que quieren medir el grado de "jobsización" de sus vidas. El artículo incluye una divertida anécdota de dos empresarios chinos que terminaron casi a golpes durante una de estas consultas, buscando demostrar quien se parecía más a Steve Jobs. Vale la pena leer el artículo, aunque este todavía no está disponible en línea. Recomiendo ampliamente la suscripción a esta revista en su versión digital para Ipad.

Algunas reflexiones:

  • No estoy convencido de que se puedan extraer lecciones de la vida de Steve Jobs, pero si algo se puede extraer de la vida de este personaje es que no hay que copiar a nada ni a nadie. ¿Qué parte de "Think Different" no se entendió?
  • De alguna forma Steve Jobs vivió para ser la aguja en el pajar, y evidentemente no ser el pajar. Copiar la moda del jersey de cuello de tortuga, me parece una proposición perdedora bajo todos los puntos de vista. Si no se utiliza el original del diseñador japonés Issei Miyake, simplemente se manda una imagen "wannabe"con restricciones presupuestales, pero es peor aún usar el original, ya que se gastó mucho dinero en mostrarle al mundo la falta de ideas propias.
  • Utilizar un estilo autocrático y abusivo con los colaboradores no asegura llegar al mejor resultado, y es peor hacerlo por imitación. En la última etapa de su vida Steve Jobs tuvo una serie de grandes productos y esto ha ayudado a parte de su beatificación, pero detrás de estos proyectos están grandes fracasos y detrás de estos fracasos está el estilo de administración de los colaboradores. Para los incrédulos relean los capítulos dedicados al desarrollo de la computadora Lisa o de la compañía Next, para comprobar que ser un dictador no garantiza tener la razón siempre.
  • Lo que más me sorprende del artículo es que no se mencionan algunas de las principales virtudes de Steve Jobs:

  1. Comunicación directa
  2. Simpleza en el diseño de los productos
  3. Capacidad e la toma de riesgos

  • Este último punto me parece su mayor virtud, ya que detrás de sus grandes éxitos existieron grandes riesgos. Cuando se lanzó el Ipod original, Apple llegó un acuerdo para comprar la producción de discos duros de 80Gb de Toshiba, durante dos años
  • Diez años después se ve como una gran decisión, pero en su tiempo se hizo para un producto que no estaba probado, por una compañía que venía escapando de la bancarrota. Decisiones similares se tomaron con las pantallas táctiles de los Iphones y de las Ipads, así como con las memorias de estado sólido de todos estos productos. Gritarle a los subalternos es fácil, apostar la compañía en este tipo de movimientos no está hecho para cualquiera.


Una de las frases que más me han impresionado y atemorizado de Steve Jobs es cuando le restó valor a los estudios de mercado y dijo que "muchas veces las personas están esperando que les digan que quieren". Para pensar así, en realidad se necesitan muchas virtudes personales, ¿existen valientes para ir por este camino? Se recomienda no usar jersey con cuello de tortuga, de ningún color.





1 comentario: