Búsqueda

Páginas vistas en total

Seguir por correo electrónico

Con la tecnología de Blogger.

Follow Me

SubscribeIpsum in in.
A dolor nec.Twitter
Volutpat. Facebook
Quisque. Flickr

Seguidores

Seguir

Archivo

miércoles, 4 de abril de 2012

¿Está Microsoft jugando por el tercer lugar?

El evento esperado en el mundo de tecnología es el lanzamiento del teléfono Nokia Lumia 900, primer producto en utilizar la nueva versión del sistema operativo Windows Mango. En realidad es triste que mucha de la expectación es morbosa, ya que somos varios los que tenemos curiosidad de ver que tan grande va a ser la indiferencia del consumidor hacia el teléfono. Hay que reconocer que también existe la posibilidad, que se percibe lejana y remota en este momento, de que el producto sea un arrollador éxito de ventas y que Microsoft domine el mercado de los teléfonos inteligentes y está prohibido burlarse (mucho).

Han aparecido varias evaluaciones por especialistas y los augurios no siguen siendo buenos para la dupla Nokia-Microsoft, ya que el consenso es que el producto no está listo para competir con los mejores teléfonos Android y mucho menos con el iPhone. Sin embargo también existe un acuerdo entre los analistas que el Lumia 900, gracias a su atractivo precio, puede ser un buen dispositivo para los usuarios inexpertos que deseen entrar al mundo de los teléfonos inteligentes y que tengan expectativas bajas. Y me parece que esta pudiera ser la jugada de Microsoft, que está desesperado por conseguir cualquier participación de mercado por encima del raquítico 1.5% global que tiene hoy en día, buscar atraer cualquier consumidor. Microsoft pudiera conformarse con formar un mercado de consumidores de bajo ingreso y sobre este ir creciendo su participación mediante mejoras sucesivas. Este escenario no es nada bueno para Nokia, pero esa ya es harina de otro costal.

Si nos atenemos a la historia, en realidad Microsoft nunca ha tenido un producto innovador y sus productos más exitosos han sido resultado de copiar la idea de alguien más e irla mejorando con el tiempo. Esta paciencia, está financiada por sus productos exitosos y podemos hacer un poco de historia:

  • El primer producto de Microsoft fue su lenguaje de programación Basic, desarrollado por Bill Gates y Paul Allen, que era tan bueno que inclusive la Apple II les licenció la biblioteca de aritmética de punto flotante. Los fondos de los lenguajes de programación, les permitieron comprar el sistema operativo que, después de algo de maquillaje, lanzaron con la computadora personal de IBM.
  • El exitoso Windows, les funcionó hasta la tercera iteración, aunque existamos algunos que todavía lo consideramos un producto no terminado, sin embargo mientras el sistema operativo MS-DOS era el estándar en las computadoras personales, no existían muchas presiones para desarrollar rápido y había mucho dinero para aguantar.
  • Las aplicaciones para procesamiento de texto, hoja de cálculo y presentaciones ejecutivas, en realidad funcionaron hasta la aparición de la tercera versión de Windows y aún así fue solo con ayuda, ya que Microsoft no compartió todos los detalles de las herramientas de programación para Windows con sus posibles competidores.
  • Sus aplicaciones para centros de datos corporativos, Windows Server y SQL Server, fueron el hazmerreír de la industria en su primera versión, pero hoy tienen una respetable participación de mercado y son rentables.
  • Hoy en día XBOX es el líder en el área de las consolas de juegos y es una de las promesas para Microsoft, ya que les da una cabeza de playa en el control de la sala de estar. Les tomó aproximadamente 10 años alcanzar esta posición, después de varias iteraciones y adquisiciones de compañías. De hecho si se toma la historia financiera de esta unidad de negocios, todavía están a 4 billones de dólares de llegar a punto de equilibrio. Sin duda ha sido un desarrollo costoso, que sin embargo ya está empezando a pagar. 
  • El caso de XBOX me parece emblemático para el de los teléfonos inteligentes. El primer XBOX simplemente no tenía forma de competir con el Sony Playstation, pero con paciencia y mucha ayuda de Sony, hoy la historia es otra. 
  • Con mucha paciencia, la unidad de negocios en línea de Microsoft está perdiendo más de un billón de dólares por año, esperando la oportunidad de ganarle participación de mercado a Google.
  • Simplemente para Microsoft el esquema de copiar, mejorar y aguantar ha sido muy rentable y pudieran estar apostando por este modelo en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Después de este recuento no me suena descabellada la idea de que Microsoft está en un proceso de iteraciones sucesivas para su ambiente de teléfonos inteligentes, y simplemente busca adquirir participación de mercado para estar listos a una disrupción tecnológica. Algunas reflexiones:


  • Esta forma de pensar no debe ser compartida por Nokia, ni ningún fabricante de dispositivos ya que ellos necesitan ser rentables y desplazar el mayor número de unidades posible. El negocio de fabricar dispositivos electrónicos es rentable a través de economías de escala y si estas no se alcanzan queda en entredicho la viabilidad del fabricante. Sin embargo me parece que Microsoft está utilizando a Nokia y que esta última tiene más que perder ante una eventual recepción fría del Lumia 900 en el mercado.
  • Aunque la postura formal de Microsoft es la de alardear en público,  sus ejecutivos saben que están muy atrás en participación de mercado y en tecnología. Por lo que pueden pensar en alardear en público y desplazar un número creciente de unidades de forma discreta. Hoy en día Microsoft tiene una participación de 4.4% en el mercado de sistemas operativos para teléfonos inteligentes, si consideramos Estados Unidos. Si esta participación creciera al 10% gracias al Lumia 900, sería un triunfo desde el punto de vista estratégico, ya que simplemente seguirían en el mapa y la verdad hoy su primera preocupación debe ser seguir siendo visibles.
  • El bajo precio y la próxima desaparición de RIM y sus Blackberry, hace que esa meta de tener una participación de mercado de 10% no sea inalcanzable. De hecho para una primera iteración, el doblar la penetración se puede considerar un gran éxito.
  • El único pero que le encuentro a esta estrategia es que los productos más exitosos de Microsoft, Windows y Office, están en un mercado maduro y saturado con bajos niveles de crecimiento. Ya se venden más teléfonos inteligentes y tablets que computadoras personales, por lo que sus ingresos son decrecientes con el tiempo.
  • También está en juego la santa paciencia de los inversionistas y de los mercados bursátiles, quienes ya están nerviosos con las pérdidas provocadas por la unidad de negocios en línea. Pudieran tomar muy mal una segunda iniciativa perdedora.
  • El mercado de los dispositivos móviles también está cambiando muy rápidamente y pudiera negarle a Microsoft el tiempo que necesita para perfeccionar su producto con iteraciones sucesivas. En estricto sentido la nueva versión de Windows para teléfonos inteligentes, llega 5 años después del anuncio del primer iPhone.

Es mucho lo que hay en juego con el lanzamiento del teléfono Lumia 900, pero en esta sociedad Microsoft puede ganar en el plano estratégico, aunque pierda en el corto plazo y el número de unidades desplazadas se vea raquítico. Microsoft va a cacarear cualquier crecimiento de participación de mercado aunque de cualquier forma se ve extraña la recién adquirida humildad por este antiguo monopolista. Ya estaré comentando la recepción del Lumia 900 por parte de los consumidores norteamericanos.

0 comments:

Publicar un comentario